Subportada Economía

La Expo del Agua, un legado de deudas sin responsabilidades

El último informe de fiscalización de la empresa pública Expo Zaragoza Empresarial, S.A. desvela una deuda de 114 millones de euros, que sumados a los más de 200 millones de deudas que arrastra el Ayuntamiento de Zaragoza, muestran el verdadero legado de la Expo, sin que se vayan a pedir responsabilidades políticas al respecto
| 19 febrero, 2017 15.02
La Expo del Agua, un legado de deudas sin responsabilidades
Parque Empresarial Dinamiza, propiedad de Expo Zaragoza Empresarial S.A.

Esta semana la Cámara de Cuentas aprobaba y enviaba a las Cortes de Aragón el informe relativo a la fiscalización de Expo Zaragoza Empresarial, S.A. para verificar la adecuación de las actuaciones de la sociedad a la normativa vigente y a los principios de buena gestión, sin embargo, la gestión de la sociedad en el ejercicio fiscalizado 2015 se encuentra condicionada y marcada por un elevado endeudamiento, con el Gobierno de Aragón y con Corporación Empresarial Pública de Aragón, S.L.U., debido esencialmente a la incapacidad para dar salida a la mayoría de los inmuebles del antiguo recinto Expo.

Las cuentas anuales de la sociedad reflejaban en balance un endeudamiento con el Gobierno de Aragón que ascienden a 114 millones de euros. Este endeudamiento trae causa de la reestructuración de su deuda que ha realizado la sociedad a finales del ejercicio 2015 mediante la cancelación anticipada de la totalidad de la deuda bancaria y su sustitución por deuda con el Gobierno de Aragón y con Corporación Empresarial Pública de Aragón, S.L.U., sociedad participada al 100% por el Gobierno de Aragón.

114 millones de deuda para Aragón que pueden unirse a los más de 200 millones de deuda que acumula el Ayuntamiento de Zaragoza, y que suponen el tercio de la deuda que el consistorio arrastra como una pesada bola al final de una cadena. Todavía cerca de 350 millones de deuda pública en el año que se cumplirán nueve desde el cierre de la muestra, y sin visos de poder ser devueltos en un plazo razonable.

La reestructuración en el caso de Expo Zaragoza Empresarial S.A., pese ha que ha permitido reducir los gastos financieros, pone de manifiesto la elevada dependencia que la sociedad tiene de las administraciones públicas. En este sentido, el informe precisa que el 50 % de los contratos de arrendamiento (16 de ellos) se celebraron con la Comunidad Autónoma de Aragón y con los entes que de ella dependen. Así, el Gobierno de Aragón se convierte en arrendador y arrendatario de muchos de estos inmuebles, lo que no contribuye a aligerar la deuda con rapidez.

Estos alquileres representaron el 96 % de los ingresos por los servicios de alquiler y generaron unos ingresos de 10 millones de euros. En el informe se analiza la “Infraestructura”, que es la totalidad del parque empresarial de la Expo, y que representa una superficie bruta construida de 181.134 metros cuadrados, encontrándose disponibles 85.645 metros cuadrados a 31 de diciembre de 2015. El informe desglosa las distintas situaciones en las que se encuentran los bienes.

El documento también cuantifica el “coste inicial” de los instalaciones que habían sido sede de la Exposición Internacional de Zaragoza 2008, y que fueron transferidas a la Comunidad Autónoma, en 197 millones de euros. Además, se realiza una cuantificación de las inversiones ejecutadas para la reconversión de dichas instalaciones que asciende a 122 millones de euros. El importe de las ventas ascendió a 32 millones. El valor contable de la infraestructura asociada al negocio de la sociedad ascendía a finales de 2015 a 286 millones de euros. En materia de personal, en continuidad con el informe de los ejercicios 2013 y 2014, se analiza la evolución de la vinculación laboral de los trabajadores con la empresa, sus retribuciones y su litigiosidad, y se pone de manifiesto que la política de personal, heredada de una situación anterior muy diferente como fue la organización de la Exposición Internacional, resulta inadecuada en determinados aspectos expuestos en el informe, con el actual objeto, actividad y circunstancias de la sociedad.

Por último, el informe realiza un exhaustivo análisis de la actividad contractual tanto de la mayor como de la menor. El trabajo tiene una muestra de cobertura 16 contratos que se cuantifican en 821 miles de euros, y un estudio de la contratación menor de una muestra de 26 contratos con un coste de 26 miles de euros. Adicionalmente, se realiza un estudio del fraccionamiento según el gasto corriente agrupado por proveedor, así como de la actividad contractual de las comunidades de propietarios cuyo gasto ascendió a casi un millón y medio de euros.

Lo realmente sorprendente de este, como de otros informes similares, no son los nada despreciables datos que arrojan en cuanto a nivel de deuda, sino la irresponsabilidad de aquellos que convencieron de la utilidad de una Expo que ha supuesto el mayor de los males económicos tanto para el Ayuntamiento de Zaragoza, como para el territorio aragonés, sin que nadie parezca vaya a pedir responsabilidades políticas por unas acciones que muestran claramente que no se calculó debidamente la ausencia de músculo de las instituciones aragonesas para hacer frente al endeudamiento que suponía esta muestra.

19 febrero, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR