Mundo #juicioAltsasu

Euskal Herria se echa a la calle en protesta por la detención de los cuatro jóvenes de Altsasu

Se producen manifestaciones en todo el país tras conocerse la detención e ingreso en prisión de cuatro jóvenes por el caso Altsasu. La jueza de la Audiencia Nacional determina el encarcelamiento inmediato por “riesgo de fuga” pese a considerar que los jóvenes tienen arraigo a su localidad.
| 6 junio, 2018 11.06
Euskal Herria se echa a la calle en protesta por la detención de los cuatro jóvenes de Altsasu
Manifestación en Altsasu Foto: @Altsasugurasoak

Numerosas manifestaciones espontánea recorrieron las calles de Euskal Herria la tarde de este martes día 5 de junio. El motivo: la detención y prisión incondicional para Iñaki Abad, Jon Ander Cob, Julen Goikoetxea y Aratz Urrizola, cuatro jóvenes de Altsasu sentenciados por una presunta pelea de bar con dos guardias civiles y sus parejas a entre 9 y 13 años de prisión.

A las 16.00 horas los cuatro detenidos eran llevados ante la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares para una visitilla que terminaría con su encarcelamiento. Se suman a Adur Ramírez de Alda, Oihan Arnanz y Jokin Unamuno que llevan año y medio en prisión.

El operativo de la Guardia Civil desplegado por la mañana en la localidad de Altsasu, según la organización de madres y padres de las personas sentenciadas, dejaría además otras escenas de represión. “No solo han detenido a 4 jóvenes, también les ha dado tiempo para retener, identificar, insultar y denunciar a numerosas vecinas y vecinos”, afirmaba Altsasu Gurasoak en un tuit. “Codazos en detenciones por pedir que un joven tenga la posibilidad de despedirse de su madre. Prepotencia y venganza, no han demostrado más”, sentenciaba el mismo texto de la organización.

En la misma línea, el diario vasco Gara afirmaba que “un vecino de Altsasu que se encontraba trabajando en su bajera, cercana al domicilio de uno de los detenidos, fue denunciado por ‘desacato’ por no responder al saludo de los guardias civiles”.

A las 20.00 horas, miles de personas se concentraron en las calles de Altsasu para condenar la actuación de la Guardia Civil y la desproporcionalidad de las detenciones de los cuatro jóvenes. Tal y como pedía la fiscalía, tras la visitilla, Abad, Cob, Goikoetxea y Urrizola fueron encarcelados de inmediato por la “existencia de riesgo de fuga”. Algo que según Altsasu Gurasoak carece de todo fundamento pues los cuatro se entregaron de forma voluntaria a las autoridades y la misma jueza que los ha sentenciado, Concepción Espejel, reconocía en el auto de ingreso de prisión, el arraigo de los jóvenes a la localidad de Altsasu.

Ante lo que ha sido considerado un atropello de libertades, una de las madres de los detenidos, Edurne Goikoetxea consideraba tras las detenciones que “no se puede tolerar una vulneración de derechos tras otra y que la gente se queda en sus casas. Nos están haciendo un daño continuado. Estamos dando unas respuestas que para nada son equiparables a su forma de actuar. Nosotros estamos en una fase de personas civilizadas y no vemos en la otra parte lo mismo”

En la concentración que, según datos de Altsasu Gurasoak, reunió a 10.000 personas -en una localidad de algo más de 7.000 habitantes- participó el alcalde Javier Ollo. Además de esta manifestación también se produjeron otros actos similares en Iruñea donde se reunieron 2.000 personas, o en otras ciudades como Zarautz, Donostia, Urnieta, Lizarra, Hernani, Tutera, Astigarraga, Erandio, Larrabetzu, Urduña o Sestao.

Para el próximo 16 de junio se ha convocado una manifestación en toda Euskal Herria para mostrar el rechazo masivo ante la sentencia de la Audiencia Nacional.

Justicia comparada

Casualmente estos días se han producido numerosas sentencias que han captado la atención de los medios de comunicación y que han puesto de relieve las distintas varas de medir de la justicia española.

Arnaldo Otegui citaba en un tuit a la mujer de Bárcenas:

Por otro lado, el periodista de Gara, Iñaki Iriondo, comparaba la sentencia de Altsasu con otra agresión sufrida por guardias civiles, en este caso en Algeciras, y cuya instrucción se conocía la tarde de este martes y divergía mucho del trato recibido por la y los jóvenes de la población navarra.

6 junio, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR