Mundo

Estados Unidos activa el bloqueo contra Irán y da apoyo a las protestas contra el gobierno de Rohaní

Donald Trump hace efectivas las sanciones que finalmente entierra el legado de Obama en Irán y que lo distancian aún más de la Unión Europea. El magnate afirma que está dispuesto a sentarse para negociar con Irán nuevas medidas del pacto nuclear.
| 7 agosto, 2018 13.08
Estados Unidos activa el bloqueo contra Irán y da apoyo a las protestas contra el gobierno de Rohaní
Foto: @realDonaldTrump

Estados Unidos reimponía la medianoche del 6 de agosto las sanciones contra Irán. Tras enterrar el acuerdo nuclear se han cumplido los peores pronósticos ya anunciados por Donald Trump el 8 de mayo. Se pone fin a una relación compleja que daba comienzo en julio de 2015 en Viena entre Teherán y la administración Obama.

Automáticamente, la emisión de deuda de Irán se ha disparado al mismo tiempo que el comercio de metales o las transacciones con riales -moneda que ha perdido la mitad de su valor desde abril- y dólares se han visto golpeados. Trump ha anunciado este lunes que este es el inicio de una política con la que espera asfixiar económicamente al país asiático y en el que cualquier estado que negocie con Irán no podrá hacerlo con Estados Unidos.

El republicano no ha hecho otra cosa que hacer efectivas sus promesas que tienen una doble intención: poner tierra de por medio entre su administración y la llevada a cabo por Obama y ahondar un poco más la brecha que existe entre la primera potencia mundial y Europa. Con todo ello, se prioriza la agenda estadounidense con China que tiene en los tratados con Corea del Norte -de la misma índole nuclear pero netamente endebles- su elemento más evidente.

“El régimen iraní afronta una elección: cambia su comportamiento amenazante y desestabilizador y se reintegra en la economía global, o bien continúa por una senda de aislamiento económico”, ha señalado triunfante Trump. “Mientras continuamos aplicando máxima presión económica al régimen iraní, sigo abierto a alcanzar un acuerdo más completo que aborde el rango completo de las actividades malignas del régimen, incluyendo su programa de misiles balísticos y su apoyo al terrorismo”, ha añadido el presidente magnate.

Trump, por lo tanto, no renuncia a sentarse con el presidente iraní Hasan Rohaní, pero con unas duras condiciones de salida. Por su parte Rohaní ya ha expresado este lunes su falta de confianza con Estados Unidos y ha añadido que no tiene nada que hablar con Donald Trump.

En lo que a la situación en Irán se refiere, desde que se conociera el fin del pacto nuclear, han aumentado -aunque siguen siendo esporádicas- las manifestaciones tanto contra el régimen de liderado por Donald Trump como el que encarna Rohaní. Dicha situación ha sido celebrada por los Estados Unidos. “Nuestra política no busca un cambio de régimen sino de comportamiento (…) “Washington apoya las demandas y el derecho a protestar contra la corrupción y la opresión”, ha afirmado un alto cargo de la administración de Trump.

Todavía pesan en la memoria de las y los iranís los ciclos de pobreza que las sanciones internacionales les hicieron sufrir. Según relata el corresponsal Juan Carlos Sanz para el País, “Los iraníes acaparan comida y compran todo el oro disponible en los bazares en previsión de una nueva era de privaciones”.

Con todo, las voces disconformes con la política de tensión de la primera potencia mundial también han surgido desde los propios Estados Unidos. Brett Bruen, diplomático responsable de comunicación de la Casa Blanca en la era Obama, consideraba que la senda tomada por Trump supone la pérdida de credibilidad de los Estados Unidos y puede acarrear un aumento de la ofensiva cibernética desde Irán contra la nación americana. Asimismo, mentaba la posible desestabilización de una zona ya de por sí muy endeble diplomáticamente.

En Europa, pese a que la noticia no ha gustado a países que por otro lado firmaron el pacto de Viena, se ha prohibido que cualquier empresa negocie con Irán. Así lo hacía efectivo la Comisión Europea que añadía que las compañías que mantuvieran relaciones comerciales con Irán serían sancionadas.

7 agosto, 2018

Autor/Autora

Integrante del Consello d'AraInfo. @AlbertAlexan


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR