Altavoz #8MHuelgaFeminista

Empecemos a ser parte de la solución

¿Por qué demonios nos cuesta tanto a los tíos asumir que, por muy feministas que nos consideremos (o aliados, o lo que sea…) somos parte del problema?
| 4 marzo, 2018 07.03
Empecemos a ser parte de la solución

El catálogo de “buenas prácticas” para hombres que quieren apoyar la huelga feminista que circula por la red, debería resultar ofensivo por obvio, pero no. No lo es. Acaparamos el debate; nos situamos (otra vez) en primera línea; conseguimos que nos digan qué tenemos que hacer y, oye, que nos viene de pistón: ego alimentado, conciencia tranquila y hasta el año que viene.

El heteropatriarcado está grabado a fuego en nuestro ADN. Renegar a nivel teórico de él (con mucho aspaviento, eso sí) o participar en una movilización en la que, asumámoslo, ni nos necesitan ni nos quieren, no evitará que seamos lo que somos.

Asume los cuidados, ve a trabajar, no vayas, apoya la huelga, declárate a voz en grito feminista, haz lo que necesites para sentirte coherente y satisfecho contigo mismo, haz lo que quieras… Las mujeres no lo necesitan, tú y tu ego sí. Ellas llevan años pidiendo que empecemos a hablar. A hablar entre nosotros, a hablar de cómo nos sentimos, de qué significa ser hombre, de cómo el heteropatriarcado nos ha convertido en analfabetos emocionales incapaces de dar y de pedir lo que necesitamos y de reconocer que, ¡joder!, perder los privilegios, mostrarnos desnudos, con las defensas abajo y vulnerables da mucho miedo. Seguramente será duro, pero es la única manera de que realmente empecemos a ser parte de la solución.

4 marzo, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR