zECOLOGIA LISTA Ecología

El río Manubles nuevamente baja turbio por presuntos vertidos mineros

Ecologistas en Acción denuncia que "de forma inexplicable" el río Manubles ha bajado con una gran turbidez blanquecina, existiendo el antecedente de un vertido similar e ilegal en febrero de 2017 de la mina de magnesita, que le conllevó una sanción de sólo 6.000€
| 12 noviembre, 2018 11.11
El río Manubles nuevamente baja turbio por presuntos vertidos mineros
Río Manubles a su paso por Bijuesca.

El lunes, 5 de noviembre de 2018, el río Manubles (Borobia -Soria-) bajaba turbio, “con un color verdoso blanquecino que no se corresponde con la tierra rojo que arrastra el agua de un fuerte chaparrón; que no ha sido el caso porque han caído menos de 5 litros en forma de calabobos. Todo ello induce a pensar que ha sido el vertido de la única actividad que tiene agua y sustancias de ese color: la mina de magnesita”, denuncia la organización ecologista.

En espera de lo que investiguen y digan las autoridades competentes -Alcalde, Junta de Castilla León, CHE y Delegación del Gobierno español en Soria-, Ecologistas en Acción recuerda que el 23 de febrero de 2017 el río Manubles presentó una turbidez semejante a la actual que en un primer momento pasó desapercibida para las autoridades, y que cinco meses después “supimos que de forma presunta la empresa Magnesitas y Dolomías de Soria fue el autor de los vertidos“.

Según consta en el expediente, Magnesitas no había avisado a las autoridades como tenía obligación, ni adoptado medidas para minimizar el daño y además había comenzado la actividad de excavación careciendo de las infraestructuras impuestas en la autorización de vertido para prevenir y controlar tales vertidos.

En diciembre de 2017, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) emitió resolución del expediente sancionador, en el cual detallaba los hechos y las irregularidades cometidas por el ahora sí infractor y culpable de los vertidos, que asumía los hechos: Magnesitas y Dolomías de Soria.

“En el expediente consta que la pluviometría del día del vertido y de anteriores fue escasa, y que no se podía achacar el vertido a un episodio extraordinario de lluvias, para los cuales también deberían haber estado preparados. Curiosamente ahora las lluvias también han sido escasas”, advierte Ecologistas en Acción.

A esto, la organización ecologista añade que Magnesitas, en febrero de 2017, “no tenía instalados los elementos de análisis continuo de calidad del río receptor de sus vertidos, ni había realizado hasta la fecha tales análisis. Es decir que nadie podía garantizar la calidad del agua del Manubles, ni tampoco la CHE ni la Junta de CyL se preocuparon por controlar una actividad minera que potencialmente podía tener y tiene graves afecciones para el medioambiente”.

Para Ecologistas en Acción, “todos estos hechos dieron fe del funcionamiento e interés de la empresa por cumplir con sus publicitados compromisos para con la salud del medioambiente y de los vecinos de Borobia y demás pueblos ribereños”. En todo caso “no se pudieron comprobar daños al río porque los técnicos de la CHE hicieron la inspección con escasa diligencia, 22 días después del vertido”.

Aquellas infracciones que inicialmente iban a conllevar una sanción (leve) de 10.000€ se quedaron en 6.000€ por pronto pago y aceptación de la culpabilidad, sin que se adoptará ninguna medida cautelar para evitar nuevos vertidos en tanto no se ejecutaran las infraestructuras necesarias.

“Recientemente hemos sabido que la empresa minera terminó de realizar muchas de las obras relativas a balsas y desvío de cauces en fecha de 2 de agosto de 2017. Eso sí, incumpliendo las características de la obras previamente autorizadas en el 2016”, critican.

“Es decir que a pesar del vertido, estuvo funcionado durante cinco meses sin haber ejecutado las obras, y luego hasta de mayo de 2018 incumpliendo las condiciones de la CHE, que es cuando legalizó esas modificaciones mediante una nueva resolución (Resolución del Presidente de la CHE de 30 de mayo de 2018)”, añaden.

“Tras todo este extraño proceso administrativo; en el que parece que es más barato contaminar que prevenir; la turbidez observada ahora debe ser investigada con mayor diligencia y rigor, y las medidas cautelares y sancionadoras deben ser mucho más estrictas si se comprueba que el causante es la empresa minera”, concluye Ecologistas en Acción.

12 noviembre, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR