Movimientos

El ratio de habitante/bombero del Bajo Aragón se multiplicó por 22 en nochevieja

La recomendación europa es que debe haber un bombero por cada 1.000 habitantes, mientras que el pasado 31 de enero había un bombero por cada 22.593 habitantes. En la actualidad las intervenciones se pueden demorar hasta una hora y media en algunos municipios cuando lo recomendable es que no supere los 35 minutos.
| 8 enero, 2018 18.01
El ratio de habitante/bombero del Bajo Aragón se multiplicó por 22 en nochevieja

El pasado 31 de diciembre el servicio de bomberos de la Diputación de Teruel tan solo contó con un total de seis bomberos para cubrir todas las comarcas del Bajo Aragón, tres en el parque de Teruel, 2 en el de Alcanyiz y uno en Calamocha. Datos más que preocupantes no solo por la gran afluencia de personas que existe durante estas fechas tan señaladas sino también porque el ratio de habitante/bombero se multiplicó por 22 respecto a la recomendación europea vigente en la materia, han trasladado desde la Asociación de Bomberos Profesionales de Aragón (ABPA-CUBP).

Dicha recomendación establece que la relación adecuada para le prestación de un servicio profesional es de un bombero por cada 1.000 habitantes “mientras que en el Bajo Aragón la pasada nochevieja, con seis bomberos de guardia, dicha relación supuso que a cada bombero le correspondiese un total de 22.593 habitantes”, ha aclarado la asociación.

Asimismo, denuncia que a esta situación “se debe añadir que existe un incumpliendo sistemático por parte de la DPT, desde ya hace casi cinco años, de la actual ley del fuego 1/2013”. En ella se estipula que en un parque principal ya debería haber seis profesionales de guardias las 24h, caso del parque de Teruel y Alcanyiz, y plantillas de 4 bomberos profesionales en los parques secundarios, como es el caso de Calamocha, así pues, según la ley, “tendría que haber en la provincia de Teruel 16 bomberos y no solo seis como está sucediendo habitualmente”, han añadido.

Según la ABPA-CUBP, en la actualidad se dan ratios de intervención de hasta una hora y media en algunos municipios, como por ejemplo, Cantavieja, cuando la garantía de asistencia no debe superar los 35 minutos.

“La actual situación es todavía más incongruente si tenemos en cuenta que el Ayto. de Teruel, tal y como le obliga la actual legislación (LBRL, Ley 1/2013), no ha asumido nunca la competencia en materia de prevención, extinción de incendios y salvamento” y añade que su condición de municipio de más de 20.000 habitantes le obliga a la prestación de un servicio propio en la ciudad, sin embargo, “lejos de ello no solo no desempeña una competencia propia sino que no aporta ningún tipo de compensación económica a la DPT la cual presta el servicio también dentro de la capital de la provincia sin tener obligación y competencia alguna en la ciudad”. Esta situación crea un servicio de bomberos precario, con profesionales bajo mínimos y “con ciudadanos absolutamente desprotegidos y abandonados a su suerte”.

Esta asociación de bomberos advierte que a pesar de que el Gobierno de Aragón no tiene la responsabilidad directa de garantizar la prestación de los SPEIS en el territorio aragonés, “continua consintiendo esta situación e incumpliendo sistemáticamente la ley 1/2013 desde ya hace casi 5 años”.

8 enero, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR