Culturas

El público inunda Valljunquera en la VI edición del Festival ‘Matarranya Íntim’

Tras el buen resultado de esta VI edición, el director del festival Jacobo Roger anunció oficialmente que “la próxima edición tendrá lugar el año que viene en Arens de Lledó”.
| 6 agosto, 2018 12.08
El público inunda Valljunquera en la VI edición del Festival ‘Matarranya Íntim’
Foto: Festival Matarranya Intim

La VI edición del Festival ‘Matarranya Íntim’ ha cumplido las expectativas previstas. Desde la inauguración de la cita, que tuvo lugar el viernes por la noche con ‘La Chamana’, de Cristina Blasco, el público ha abarrotado la gran mayoría de las representaciones programadas durante los tres días de la cita. Tanto es así, que el sábado a media mañana ya se había colgado el cartel de completo para todas las acciones de artes escénicas programadas para toda la jornada, y el domingo la situación casi fue la misma a partir de media tarde.

“Las entradas para las piezas programadas durante la jornada del sábado se vendieron muy rápidamente. De hecho, al final de la mañana ya teníamos el aforo completo. Hoy domingo ha costado un poquito más, pero a media tarde también lo teníamos casi todo vendido”, explicó Jacobo Roger, director del Festival ‘Matarranya Íntim’, que añadió que “calculamos que al final se han vendido más de 2.500 entradas de las más de 60 representaciones que se han programado a lo largo de los tres días. Que en un pueblo como Valjunquera (400 habitantes), se vendan este número de entradas, para nosotros es un gran éxito”.

Tras la inauguración del viernes, en la que participaron unas 400 personas, durante el sábado el público disfrutó piezas teatrales muy variadas. En la ‘Paella dramática’ el público participó cortando cebollas y recitando versos dramáticos mientras las lagrimas recorrían sus mejillas. ‘Clavileño e Hijo’ de Territorio Violeta fue una inyección de adrenalina en la que las personas que montaron en la caravana no cesaron de reírse ni un sólo segundo. Daniel Esteban, con ‘Agro­danza’, sorprendió a los asistentes con su homenaje a la agricultura en forma de danza contemporánea, Edu Borja, consiguió unir melancolía, ternura y sonrisas con los títeres de ‘Iaios’ y una piedra solitaria dialogó con Paco Zarzoso en ‘Piedra y encrucijada’. uno de los textos más brillantes de esta edición.

Grandes y no tan grandes viajaron a través de un mundo fantástico de luces y sonido gracias a ‘El viaje de Molokai’, y más de una persona no pudo contener las lágrimas con el viaje personal e histórico de ‘Yo no puedo olvidarla’ de A. Angela Bermúdez.

El día terminó de la forma más loca, gamberra, divertida y reivindicativa posible con ‘Penkoletas Sister Feminista Show’ de Kankaneo Teatro que consiguió hacer penar, bailar y reír, a ritmo de tecno pop-punk, a las, más o menos, 250 personas reunidas en el Centro Social de Valjunquera.

El domingo el espectáculo no cesó, y además de las antes citadas, el público también disfrutó de ‘Nada es verdad ni es mentira’ de Lü de Lourdes. Una obra en la que se acercó el concepto de memoria histórica a los y las más pequeñas. Para finalizar, la puesta de sol se vistió de poesía musicada con el concierto ‘Gràcies Ovidi’ de Arturo Gaya que tuvo lugar en la ermita de Santa Bárbara. “Como siempre, hemos intentado que hubiera mucha variedad, tanto en el tipo de piezas, como en el formato de los espectáculos”, dijo el director del festival.

Foto: Festival Matarranya Intim

Foto: Festival Matarranya Intim

Una novedad bien recibida

La principal novedad de este año, las piezas de más de 60 minutos, ‘La capilla de los niños’, ‘Maldito otoño’ y ‘Los ni­ños oscuros de Morelia’, tuvieron un gran aceptación. De hecho, según dijo Roger, “este año queríamos probar este formato de obras porque el público del Matarraña nos ha demostrado siempre que es muy abierto a todo tipo de propuesta. Y, la verdad, es que han funcionado muy bien, han estado casi todos los pases llenos, y la gente creo que ha salido muy satisfecha. También debe decirse que las tres son obras muy potentes y de un alto nivel. De hecho, dos de ellas han estado nominadas en a los premios Max de Artes Escénicas”.

Más de 2.500 asistentes

Edición tras edición, el ‘Matarraña Íntim’ ha ido creciendo en número de espectadores. Desde las primeras ediciones en las que la asistencia rondaba las 500 personas se ha llegado a esta VI edición en la que se han superado de 2.500 espectadores. “Estamos muy satisfechos porque cada año se acerca más gente al festival, y muchos, una vez que vienen se enganchan y suelen repetir en los años posteriores. De hecho, hay personas que nos acompañan desde la primera edición y también hay muchos que empezaron a seguirnos cuando lo hicimos en su pueblo, y ahora ya son incondicionales del festival”, defendió Roger.

Respecto a la procedencia de los espectadores, cabe señalar que junto a un gran número de vecinos de los diferentes pueblos de la Comarca del Matarranya y territorios vecinos, cada año se nota una mayor presencia de personas llegadas de diferentes ciudades y pueblos de Aragón, Catalunya y València.

“Este año quizás hemos notado una gran participación de los vecinos de Valjunquera que se han volcado en el festival, no sólo colaborando en su organización, sino también asistiendo a muchas de las obras representadas”, añade el director.

El público disfrutó pero también las compañías vivieron una experiencia única. “Nos ha parecido mágico que se pueda organizar un evento de estas características en una zona rural”, dijo Silvia Pereira de la compañía Territorio Violeta. En la misma línea, Angela Bermúdez, actriz de ‘Yo no puedo olvidarla’, destacó que “ya había estado en otras ediciones y siempre me ha parecido una iniciativa encantadora. La gente nos trata muy bien y a mi personalmente me encanta actuar en el Matarraña”.

Impacto en el territorio

Un acontecimiento de esta envergadura en un municipio de unas 400 personas tiene un gran impacto. Bares abarrotados, hoteles y casas rurales con el cartel de completo, tiendas en las que no paran de entrar clientela nueva. En la misma línea, Roger destacó que el objetivo principal del festival, además de conseguir traer artes escénicas de vanguardia al Matarranya, es conseguir poner en valor su patrimonio y luchar contra la despoblación. “Creo que seis años después de la primera edición, está claro que eso lo consigue. Muchos de los que este fin de semana ha visitado Valjunquera, ni habían oído hablar del pueblo ni de la comarca, y la gran mayoría de ellos se han sorprendido de la belleza patrimonial y natural de la zona. Y, por otro lado, no menos importante, se debe recalcar que un evento así dinamiza la economía del municipio y la comarca”.

Finalmente, tras el buen resultado de esta VI edición, Roger anunció oficialmente que “la próxima edición tendrá lugar el año que viene en Arens de Lledó”.

6 agosto, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR