Mundo

El Partido Demócrata frena a Trump recuperando la mayoría en la Cámara de Representantes pero los republicanos mantienen el Senado

El Partido Demócrata ha logrado recuperar la mayoría a los republicanos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, una victoria que adelantaban las encuestas y que, a falta de conocer su holgura, supondrá un freno al presidente, Donald Trump, para avanzar su agenda en el Congreso. Sin embargo, el Partido Republicano conserva su mayoría en el Senado y estaría al frente de la carrera a las gobernaciones.
| 7 noviembre, 2018 10.11
El Partido Demócrata frena a Trump recuperando la mayoría en la Cámara de Representantes pero los republicanos mantienen el Senado
Nancy Pelosi será a partir de enero la presidenta de la Cámara Baja después de ocho años en manos republicanas. Foto: Gage Skidmore (CC BY-SA 2.0)

La proyección de las cifras de recuento de la CNN, a falta de la mayoría de estados de la costa oeste, apuntan a que los demócratas han vencido en la Cámara Baja logrando al menos los 23 asientos que necesitaban arrebatar a los conservadores para hacerse con la mayoría, un número que podría ampliarse hasta en otros diez escaños.

Según estas estimaciones, el Partido Demócrata se hará con 221 escaños, el Partido Republicano obtendrá 199 y 16 quedarían aún sin decidir. Ambas formaciones necesitan un total de 218 asientos para hacerse con el control. Una victoria que adelantaban las encuestas y que supondría un freno al presidente, Donald Trump, para avanzar su agenda en el Congreso.

Durante su discurso de victoria, la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha asegurado que “mañana será un nuevo día” para el país y ha insistido en que servirá para poner fin a la división que vive EEUU.

Pelosi, quien será a partir de enero la presidenta de la Cámara Baja después de ocho años en manos republicanas, ha dicho que el logro de los demócratas de esta noche no tiene que ver con las diferencias partidistas, sino con “conservar los valores constitucionales”.

“Con esta nueva mayoría demócrata vamos a honrar los valores de nuestros padres fundadores”, ha remarcado la congresista por California, al subrayar la necesidad de “restaurar el control y la división de poderes” en EEUU, tras dos años de control absoluto republicano en la Casa Blanca y las dos cámaras del Congreso. “Todos hemos tenido suficiente división. El pueblo estadounidense quiere la paz. Quieren resultados”, ha reiterado.

Aunque los demócratas no comiencen un juicio político contra Trump, como se ha especulado casi desde que llegara a la Casa Blanca, sí podrán tener el control de las comisiones de control de la Cámara Baja, impulsar leyes y abrir procesos de investigación y control de poder.

Las mujeres, hasta el momento, parecen liderar las victorias para el giro demócrata de la Cámara de Representantes, donde hasta hoy los republicanos gozaban de una ventaja de 235 escaños por 193 de la oposición, más siete asientos vacantes.

El Partido Republicano mantiene el control en el Senado

Sin embargo, la gran “ola azul” que esperaba el Partido Demócrata no ha sido tal ya que los republicanos mantendrán el control del Senado, donde los demócratas tendrían que arrebatar dos escaños al Partido Republicano para hacerse con la mayoría. En los estados de Indiana, Virginia Occidental, Florida, Texas y Tennessee el escenario se ha tornado significativamente competitivo.

Según los resultados preliminares, los republicanos cuentan con 51 escaños, mientras que los demócratas se han hecho hasta el momento con 45 -de un total de 100-. En caso de empate, el vicepresidente, el republicano Mike Pence, ejercerá el voto, lo que beneficiaría a la formación de Trump.

El presidente estadounidense, Donald Trump, que ha felicitado a Pelosi por su victoria en la Cámara de Representantes, no ha tardado en celebrar el resultado y, antes de irse a dormir, ha subrayado en su cuenta de Twitter que “esta noche ha sido un éxito tremendo”.

Las mujeres y los colectivos minorizados hacen historia

Un total de 227 mujeres, la gran mayoría demócratas, han competido en estas elecciones, 115 han sido elegidas: 95 en la Cámara de Representantes, 11 en el Senado y 9 gobernadoras. Sin embargo, los más de 100 escaños en la Cámara Baja para mujeres apenas representan un 25% del total.

Sharis Davids y Deb Haaland, son las primeras mujeres nativo americanas que llegan al Congreso de Estados Unidos y Rashida Tlaib (nacida en Detroit e hija de migrantes palestinos) e Ilhan Omar (somalí-estadounidense), se convierten en la primeras congresistas musulmanas. Davids será, además, la primera persona abiertamente LGTBQ de la delegación de Kansas en el Congreso.

Alexandria Ocasio-Cortez es la mujer más joven en ser elegida representante con solo 29 años y Lou Leon Guerrero será la primera gobernadora de Guam. Verónica Escobar y Silvia Garcia, serán las primeras congresistas latinas por Texas. Ayanna Pressley, primera congresista afroamericana en el estado de Massachussets.

Christine Hallquist podría haberse convertido en la primera gobernadora trans de Estados Unidos, pero ha perdido las elecciones contra el candidato republicano por un 55,4% frente a un 40,5%. En el estado de Colorado, el demócrata Jared Polis se hará con la victoria, lo que lo convertirá en el primer gobernador estadounidense abiertamente homosexual. Polis, demócrata, ha llevado con orgullo su orientación sexual durante la campaña electoral y ha llegado a decir que su victoria permitiría “meterle un dedo en el ojo” al conservador vicepresidente estadounidense, “Mike Pence, que tiene una idea muy poco incluyente de EEUU”.

En Kansas, Laura Kelly, demócrata, se convertirá en la nueva gobernadora frente al republicano Kris Kobach, lo que supone un duro golpe para los republicanos, que no han perdido unas elecciones a la gobernación del estado en una década. Esto también constituirá un revés para Trump, que otorgó a Kobach un papel relevante tras las elecciones presidenciales celebradas en 2016.

Asimismo, la CNN estima que el senador demócrata Bernie Sanders logrará la reelección para conservar su escaño por Vermont. El demócrata Sherrod Brown continuará en su escaño por Ohio, mientras que Mitt Romney, exgobernador de Massachusetts, se hará con un escaño por Utah.

A ellos se han sumado Deb Fischer (Nebraska), John Barrasso (Wyoming) y Roger Wicker (Misisipi) y Ted Cruz (Texas), que lograrán hacerse con un escaño en la Cámara Alta. El estado de Misisipi tendrá que celebrar una segunda vuelta electoral dado que ninguno de los dos candidatos al Senado -Cindy Hyde Smith y Mike Espy- ha obtenido la mayoría de los votos.

 

7 noviembre, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR