zLISTA Culturas Culturas

‘El Palao’ de Alcanyiz será Bien de Interés Cultural del Patrimonio Aragonés

Situado en un cerro amesetado a 5 kilómetros al suroeste de la ciudad de Alcanyiz, ‘El Palao’ ha sido objeto de diversas campañas de excavación desde comienzos del siglo XX que han revelado su indudable importancia arqueológica e histórica
| 8 agosto, 2018 10.08
‘El Palao’ de Alcanyiz será Bien de Interés Cultural del Patrimonio Aragonés
Foto: Josep Puche (Ayuntamiento de Alcanyiz)

Alcanyiz, uno de los municipios con mayor riqueza histórica y cultural de Aragón, ha empezado a añadir a la extensa lista de su patrimonio protegido el yacimiento íbero-romano de ‘El Palao’, uno de los más emblemáticos del Baixo Aragón y su protohistoria.

El pasado viernes 27 de julio, el Boletín Oficial de Aragón (BOA) publicó la Resolución del director general de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón, Ignacio Escuín, “por la que se inicia el expediente para la declaración del yacimiento arqueológico denominado ‘El Palao’, sito en Alcañiz (Teruel), como Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de Conjunto de Interés Cultural, Zona Arqueológica, y se abre un período de información pública por el plazo de un mes”.

La incoación de este expediente “conlleva la aplicación inmediata y provisional del régimen de protección establecido para los Bienes de Interés Cultural del Patrimonio Cultural Aragonés” y “la suspensión de las licencias municipales relativas a todo tipo de obras o actividades en la zona afectada”.

Situado en un cerro amesetado a 5 kilómetros al suroeste de la ciudad de Alcanyiz, ‘El Palao’ ha sido objeto de diversas campañas de excavación desde comienzos del siglo XX que han revelado su indudable importancia arqueológica e histórica; las más recientes las han llevado a cabo el Consorcio Patrimonio Ibérico de Aragón, el Ayuntamiento de la localidad e Instituto Aragonés de Empleo –conjuntamente, mediante programas de Escuelas-Taller y Talleres de Empleo-, el Taller de Arqueología de Alcanyiz –entidad cultural alcañizana sin ánimo de lucro-, las Universidades de Zaragoza y Burdeos, la Casa de Velázquez de Madrid y el CNRS de Touluse, todas ellas bajo la supervisión y control de la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón y la colaboración y trabajo de otras instituciones, entidades y personas.

Entre los arqueólogos y arqueólogas que han dirigido, supervisado y trabajado en las excavaciones de los últimos 15 años figuran investigadores, investigadoras, historiadores e historiadoras de gran relevancia como José Antonio Benavente –actual gerente del Consorcio Patrimonio Ibérico de Aragón-, Francisco Marco, Pierre Moret, Luis Fatás, Salvador Melguizo, Eduardo Díez de Pinos, Silvia Alfayé, Santiago Martínez, Raúl López o Alexis Gorgues, entre otros.

El anexo descriptivo que acompaña a la Resolución del ejecutivo aragonés publicada el pasado viernes define ‘El Palao’ como “la aglomeración más importante de la parte central del Bajo Aragón, entre los valles del Martín, el Guadalope y el Matarraña”, y especifica que, salvo el Cabezo de Alcalá de Azaila, “ningún otro yacimiento ibero-romano del Bajo Aragón dispone de tales medios, tanto desde el punto de vista de la implantación, como de las comunicaciones y el control del territorio”.

Con los resultados de las sucesivas prospecciones y análisis arqueológicos, el informe relativo al inicio de expediente BIC explica que la ocupación humana del yacimiento “comienza en un momento indeterminado de los siglos VII-VI a.C. y se prolonga hasta los finales del siglo I o comienzos del II d.C.”; además, tras su abandono, fue utilizado esporádicamente como lugar de enterramiento al menos hasta época bajo imperial romana (siglo IV d.C).

El propio cerro de ‘El Palao’ destila una magia especial, acaso por su condición de privilegiada atalaya desde la que se divisa un vastísimo territorio repartido por las comarcas bajoaragonesas de las zonas de Teruel y Zaragoza.

El horizonte del yacimiento regala una sucesión casi interminable de zonas agropecuarias, núcleos de población, montes y valles, y permite a quien lo contempla hacerse una idea fiel de la realidad y actividad humana en el Baixo Aragón del siglo XXI y enlazar en su imaginación épocas y sociedades que distan entre sí dos milenios.

Desde 2007, ‘El Palao’ forma parte de los yacimientos incluidos en la Ruta Iberos en el Baixo Aragón, creada por el citado Consorcio para proteger, conservar y poner en valor una parte singular de nuestro patrimonio histórico y cultural.

8 agosto, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR