Portada Movimientos

El Movimiento de Pensionistas y Jubiladas Indignadas de Zaragoza exige salvar las pensiones públicas

“El sistema público costó a la clase trabajadora despidos, cárceles, listas negras y asesinatos. No olvidemos que los derechos se consiguen luchando y se mantienen a través del tiempo con la vigilancia activa de los y las trabajadoras, para evitar que nos hunda la codicia del capital”, recuerdan desde este colectivo
| 30 noviembre, 2016 07.11
El Movimiento de Pensionistas y Jubiladas Indignadas de Zaragoza exige salvar las pensiones públicas

En el Estado español, las pensiones de las personas mayores dependen de las cotizaciones de los y las trabajadoras en activo. De hecho, la edad de jubilación se ha ido retrasando legalmente y con ello, las pensiones ya no se actualizan según la evolución de los precios.

A esto hay que sumar, dado el momento actual en el que nos encontramos, un panorama laboral desastroso que se traduce en altas cifras de paro y con un aumento de la temporalidad en los contratos de las más altas de Europa y del mundo, según la Organización Internacional del Trabajo. Todo esto provoca que el Sistema Público de Pensiones se encuentren bajo un riesgo permanente de cataclismo.

Para Miren Etxezarreta, Catedrática Emérita de Economía Aplicada en la UAB, el problema fundamental reside en las políticas que el Banco Mundial lleva dictando desde 1994. “En aquel año se hizo un primer informe que significó el pistoletazo de salida para que se planteara el tema de las pensiones como se está planteando en estos momentos”.

Es decir, “este no es un tema del Estado español, ni tiene que ver con la crisis ni con la falta de dinero, es algo que tiene que ver con las estrategias que establecen los grandes poderes financieros y cuyo objetivo es la implantación de los planes de pensiones privados”, asegura Etxezarreta.

Así pues, este no es un problema de escasez de capital, es un problema de cómo distribuir dicho capital. En los años 2007-2008, con el principio de la crisis debido a la caída de Lehman Brothers, nos encontramos con una situación en el que las entidades financieras del Estado español se hundieron, y entonces se sacó dinero para su rescate porque se consideró que era un problema colectivo que afectaba a la mayor parte de la sociedad.

¿Qué sucede ahora? Pues ni más ni menos que las personas mayores, colectivo que está sirviendo como ‘amortiguador’ de la crisis económica por la que atraviesan las familias, bien por la utilización de sus pensiones o bien por el papel que desarrollan con el mantenimiento de los hijos e hijas que no tienen trabajo y carecen de ingresos, se han convertido en uno de los colectivos más vulnerables. Además, este problema no termina aquí. Nos encontramos con que dicho problema afectará por ende a las generaciones venideras más pronto que tarde.

Por todos estos motivos, las personas mayores en el Estado español se están movilizando cada vez con más frecuencia y uno de esos colectivos es el denominado Movimiento de Pensionistas y Jubiladas Indignadas.

En Zaragoza, así pues, este Movimiento se une a la lucha emprendidad por las Mareas de Pensionistas de Madrid y de otros lugares del Estado español, y plantean las siguientes reivindicaciones:

“Exigimos que las pensiones se contemplen en los Presupuestos Generales del Estado como un gasto más, recuperando las cuotas del trabajo perdidas y el Fondo de Reserva de la Seguridad Social; la reimplantación de un modelo de revalorización automática de las pensiones en relación al IPC para asegurar el mantenimiento de nuestro poder adquisitivo, empezando por el 1,9 % perdido en 2012”.

Además, reivindican “el mantenimiento de la edad de jubilación en los 65 años; la exigencia del derecho a tener garantizados los suministros básicos (agua, luz, gas); la eliminación de todo tipo de copago o repago en materia de pensiones; oposición a la privatización de todos los servicios públicos, en especial los dirigidos a las personas mayores; y la defensa absoluta del Sistema Público de Pensiones, mejorándolo para llegar a una pensión y salario mínimo por encima de los 1.000 euros”.

“Y no nos llamemos a engaño: el gran descenso de la hucha de nuestras pensiones solo demuestra que las contrarreformas del PP y el PSOE, al dictado de la Troika, son su gran fracaso”, recuerdan desde este colectivo. “Fracaso en el que también estamos implicados los y las pensionistas de hoy y del futuro, pues les hemos dejado hacer sin enfrentarnos a este robo del derecho fundamental que poseemos a una pensión digna”, lamentan.

Desde el Movimiento de Pensionistas y Jubiladas Indignadas inciden en este sentido.Tenemos que combatir con decisión la campaña de las entidades financieras contra el Sistema Público de Pensiones porque si para la banca, el capital, ha habido en el Estado español 64.000 millones de euros que los gobiernos PSOE y PP han inyectado en el sistema financiero desde el año 2009, tiene que quedarnos bien claro que para las pensiones actuales y del futuro no puede faltar ni un céntimo”, advierten.

Por otro lado, “la UE –señalan- ya está presionando a la clase política para que los y las ciudadanas sigamos pagando esa deuda ilegal, ilegítima y odiosa que, intereses sobre intereses y, si se lo permitimos, no terminaríamos de pagar ni cuando las ranas críen pelo”. “Hoy las personas jubiladas y pensionistas tenemos que defender nuestras pensiones. Todas las personas de cualquier edad deben defender el Sistema Público de Pensiones para no estar desamparados en el futuro”, aseveran.

Y concluyen recordando, “el sistema público costó a la clase trabajadora despidos, cárceles, listas negras y asesinatos. No olvidemos que los derechos se consiguen luchando y se mantienen a través del tiempo con la vigilancia activa de los y las trabajadoras, para evitar que nos hunda la codicia del capital”.

30 noviembre, 2016

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR