Mundo #RepúblicaCAT

El juez Llarena se enfrenta a Cristóbal Montoro por sus declaraciones sobre la financiación del 1-O

El juez Llarena ha requerido al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, por sus declaraciones sobre la financiación del referéndum del 1-O. El mismo día, el juez del Tribunal Supremo ha comunicado el procesamiento de “rebelión” y “malversación” que se imputa a Jordi Turull, Dolors Bassa y Carme Forcadell.
| 18 abril, 2018 18.04
El juez Llarena se enfrenta a Cristóbal Montoro por sus declaraciones sobre la financiación del 1-O
Cristobal Montoro. Foto: Moncloa

En las últimas semanas de la saga del “procés”, los acontecimientos se han precipitado de forma drástica. Aquello que parecía claro ya no lo es tanto. ¿Está el Gobierno de Mariano Rajoy detrás de la actuación de los y las juezas? Parece que la judicatura, ese órgano que se mantuvo calcado con la muerte del dictador, empieza a actuar por su cuenta y riesgo.

El juez del Tribunal Supremo español, Pablo Llarena, ha requerido al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tras las declaraciones que el político hizo sobre la financiación del referéndum del 1-O.

Montoro afirmó tener la certeza de que no se había gastado ni un solo euro en la celebración de la consulta vinculante. Algo lógico pues desde septiembre de 2017 es él quien controla las finanzas de la Generalitat.

Ante esta afirmación, el juez Llarena se ha preguntado qué información tiene el ministro para contradecir las fuentes de prueba que figuran en la instrucción de la causa. Eso es el informe de la Guardia Civil.

Así mismo el juez ha pedido la presencia del ministro de Hacienda “a fin de que informe a la mayor brevedad posible sobre el concreto soporte objetivo de tales afirmaciones”.

Se trata del primer encontronazo evidente entre el Partido Popular y el Tribunal Supremo español. De ser ciertas las declaraciones de Montoro, el procesamiento de Llarena por “malversación” no tendría sentido.

Parece entonces, que magistratura y ejecutivo no van de la mano como tantas veces se había especulado. ¿Ha echado el freno el Gobierno a raíz del ridículo que está haciendo la justicia española en Europa?

Sigue el juicio contra las personalidades independentistas

El lunes fue el turno de Junqueras, Sànchez y Cuixart y el martes el de Rull, Romeva y Forn. Este miércoles 18 de abril han continuado las citaciones de personalidades independentistas en el Tribunal Supremo español en las que el juez Pablo Llarena ha confirmado los delitos por los que serán procesadas. Carme Forcadell, Jordi Turull y Dolors Bassa se enfrentan a una acusación de “rebelión” y “malversación de fondos públicos”.

Como ya ocurriera en las anteriores comparecencias, las y los políticos catalanes parecen haber cambiado su relato. Si ante la primera citación del juez Llarena, trataron de rebajar los ánimos afirmando que la declaración de independencia solo había sido simbólica, al descubrir que la justicia española va a imputarles los mismos delitos se retracten o no, han decidido modificar su plan.

De la renuncia a la vía unilateral se ha pasado a la denuncia de la vulneración de derechos y a la politización del procedimiento judicial. De este modo, Turull ha afirmado ante el juez que es “usted quien me ha convertido en un preso político”. “Mientras el Gobierno español nos dice cuando nos procesarán y por qué nos condenarán, el Supremo nos dice a qué presidente tenemos que votar”, ha criticado el político catalán.

A Turull se le acusa de gestionar y diseñar la publicidad del referéndum en los medios de comunicación, de coordinar las infraestructuras informáticas que permitieron la votación y de “reclutar” a los voluntarios.

Dolors Bassa, consellera de Treball, Afers Social i Família, ha considerado que el proceso que hay contra ella no es “justo” y ha añadido que dejó el acta de diputada el 23 de marzo, un día antes de ser encarcelada. Además, ha afirmado que la única violencia que se produjo el 1-O fue la “producida” por la Guardia Civil y la Policía Nacional.

A Bassa se le acusa de gestionar y conseguir los locales donde se llevó a cabo el referéndum y de elaborar el censo y organizar el personal de las mesas.

Por su parte, la presidenta de la Mesa del Parlament de Catalunya, Carme Forcadell, ha señalado que su encarcelamiento es “injusto” y que como alto cargo del Parlament, su función en la cambra es que se pueda “hablar de todo”. Según Forcadell su trabajo era tramitar iniciativas en “tiempo y forma”.

A Forcadell, Llarena la acusa de haber tenido un “papel medular” en el proceso soberanista desde su origen.

La justicia fuera del Estado español

En el proceso judicial que los miembros del Govern en el exilio están viviendo en Bélgica, este miércoles 18 de abril se ha producido un nuevo paso. La justicia belga ha determinado aplazar la vista de los consellers Toni Comín y Lluís Puig, y la consellera Meritxell Serret hasta el próximo 18 de mayo.

La Fiscalía belga así lo ha decidido porque según su parecer, necesita que la justicia española aporte más información relativa a los delitos que se imputan a la y los políticos independentistas para poder determinar si aplica la euroorden dictada por el Tribunal Supremo.

18 abril, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR