zECOLOGIA LISTA Ecología #COP23

El “insuficiente” Acuerdo de París sigue bloqueado en Bonn

Este jueves, se puso fin en la ciudad de Bonn al encuentro intersesional que reúne a representantes de los países para hablar sobre la puesta en marcha del Acuerdo de París. Para Ecologistas en Acción, se trata de unas conversaciones que nuevamente concluyen sin definir una ruta clara sobre cómo abordar los instrumentos legislativos que deberían aprobarse en la próxima COP24.
| 11 mayo, 2018 07.05
El “insuficiente” Acuerdo de París sigue bloqueado en Bonn
Entrega del premio fósil del día a Trump. Foto: @Ecologistas

“Tampoco se define con claridad el proceso que debería obligar a ajustar los compromisos de los países a las indicaciones de la ciencia, ni los mecanismos adecuados para una correcta financiación de esta lucha climática” explica Javier Andaluz, portavoz de la organización ecologista.

Las reuniones intersesionales son fundamentales para establecer los textos y las opciones que finalmente deberán discutirse y aprobarse para poder poner en marcha el Acuerdo de París. Hasta la aprobación y ratificación de estos textos este compromiso global no podrá ser efectivo.

Ecologistas en Acción ya señaló al finalizar la anterior cumbre del clima la lentitud con la que se estaban llevando a cabo estas negociaciones. “Una vez más se comprueba cómo los textos publicados hasta ahora son meras notas no oficiales ni vinculantes que recogen diversas opiniones de los distintos intereses”, lamentan.

“Las posturas recogidas en los textos son diversas e incluso opuestas, lo que podría hacer improbable cumplir el calendario marcado. Cabe recordar que el Acuerdo de París tardó varios años en concluir este proceso de negociación que se acaba de reiniciar con los textos de esta reunión intersesional. Además, este acuerdo evitó abordar cuestiones espinosas que ahora deben concretarse”, recalca Andaluz.

La propia Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC) acaba de hacer oficial un nuevo encuentro preparatorio previo a la cumbre de noviembre en Katowice (Polonia). Esta reunión tendrá lugar la primera semana de septiembre en Bangkok y costará 3 millones de dólares.

La cumbre de Bonn comenzó con un informe de las Naciones Unidas que reconocía un retraso de casi 6 millones de dólares en el pago de las cuotas. “Lo más preocupante es que persiste el bloqueo sobre la financiación necesaria a los países más empobrecidos. Prueba de ello es cómo no se han solucionado las objeciones presentadas por el grupo africano en el final de la COP23”, advierte el portavoz de Ecologistas en Acción.

Una cumbre que postpone decisiones

La organización ecologista subraya que el análisis de los resultados disponibles hasta el momento muestra que los puntos más importantes están siendo “sistemáticamente pospuestos” a la reunión en Bangkok. Algunos temas aplazados: la financiación, la finalización del libro de reglas, o el proceso de inventario global (Global Stocktake).

Por otro lado, este encuentro ha servido para dar inicio al denominado Diálogo de Talanoa, un proceso que se concebía como “un mecanismo clave para incrementar los compromisos climáticos en 2020”. Sin embargo, “el comienzo de esta iniciativa parece un espacio de conversación más que de negociación, como ya ha ocurrido con otras plataformas desarrolladas por la CMNUCC”.

“Un ejemplo de estas plataformas- explica Andaluz- es la denominada plataforma de Acción por el Clima española, que reúne a los grandes contaminadores causantes del cambio climático. En ella, a cambio de pequeños compromisos acordes con su línea de negocio, se les otorga una etiqueta verde injustificada”.

Por todo ello, Ecologistas en Acción -junto a otras organizaciones internacionales- ha trasladado a la CMNUCC y a la UE la necesidad de elaborar un régimen de incompatibilidades que permita excluir los intereses fósiles de las negociaciones climáticas.

La respuesta a esta petición ha sido negativa. “Bajo el argumento de postponer el debate a siguientes encuentros, las empresas fósiles siguen teniendo la puerta abierta a las negociaciones climáticas, apoyándose así la continua defensa de Estados Unidos a las industrias fósiles”, añade.

A juicio de Ecologistas en Acción, este debate es fundamental en el marco de la próxima cumbre en Polonia, un país que se ha caracterizado por la defensa de los intereses fósiles. Sin ir más lejos, en la anterior cumbre hospedada por este país, el ministro polaco de medio ambiente fue sustituido a mitad de la cumbre por no ser lo suficientemente favorable al fracking.

Asimismo, la próxima presidencia polaca ha recibido fuertes críticas. A esto se suma que un grupo de expertos de Naciones Unidas comunicaron el pasado lunes al Gobierno de Polonia su preocupación por las leyes elaboradas “a medida” para la cumbre, que impedirán la libertad de trabajo de muchos de las organizaciones de la sociedad civil.

Por su parte, Ecologistas en Acción denuncia que la postura del Estado español sigue siendo insuficiente. “En nuestro país la anunciada ley de cambio climático no ha sido presentada, a pesar de que muchos países cercanos poseen leyes similares desde 2008. A finales de este mes se cumplirá un año de la celebración del encuentro para la elaboración de esta ley, sin que hayan existido avances, ni tan siquiera se haya publicado el resultado del proceso de participación que finalizó el pasado 10 de octubre”.

Las últimas informaciones contradictorias en los plazos de aprobación de la ley entre el ministro Nadal y la ministra Tejerina hacen cada vez más probable que termine la presente legislatura sin que el Estado español apruebe una normativa fundamental para ratificar el Acuerdo de París.

11 mayo, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR