Mundo #RepúblicaCAT

El independentismo abre la puerta a la “agrupación electoral” tras descartar la posibilidad de una lista unitaria

ERC, PDeCAT y la CUP descartan la posibilidad de una lista unitaria, la apuesta de la ANC y Carles Puigdemont, y abren la puerta a presentarse como una “agrupación electoral”. Podem Catalunya, tras la dimisión de Albano Dante Fachín, da por buena su alianza con los “comuns”, el partido de Ada Colau.
| 8 noviembre, 2017 11.11
El independentismo abre la puerta a la “agrupación electoral” tras descartar la posibilidad de una lista unitaria
Puigdemont. Foto: Govern

Poco a poco se van cerrando incógnitas sobre la composición de las listas para las próximas elecciones catalanas del día 21 de diciembre impuestas desde el Gobierno español tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Mientras PP, PSOE y Ciutadans no alterarán sus candidaturas más allá de algunos nombres, la izquierda y los partidos independentistas acaban de pincelar sus estrategias.

Podem y En Comúm y la presión de Pablo Iglesias

Tras la dimisión de Albano Dante Fachín y 8 dirigentes de Podem Catalunya en protesta por el trato recibido desde la Secretaría General de Podemos estatal, parece que la tranquilidad -tensa- vuelve a instalarse en el partido de izquierdas no independentista. Finalmente, Podem Catalunya se presentará a las elecciones del 21 de diciembre formando coalición con los “comuns” bajo el nombre de En Comú Podem – Catalunya en Comú.

El acuerdo entre el partido de Ada Colau y Xavier Domenech con la marca de Podemos en Catalunya, ha llegado el día 7 de noviembre después de que Pablo Iglesias impulsara una consulta en Podem Catalunya para saber si la militancia quería ir de la mano de los “comuns”. El resultado de la votación que ha tenido una participación del 60%, ha sido de un 70% a favor para la propuesta de Iglesias. El domingo 12, en asamblea, Podem Catalunya tendrá que ratificar si aprueba la propuesta de una lista unitaria liderada por Xavier Doménech.

La CUP y las cuatro fórmulas posibles

Mucho se ha especulado sobre qué haría la formación anticapitalista en estos comicios de marcada esencia represiva y autonomista. Pese a que se saben algunas de las posturas de las caras más visibles de la candidatura, lo cierto es que, hasta que no se celebre la asamblea convocada para el domingo 12 de noviembre, no se dilucidará la postura de la CUP. Algunas fuentes hablan de cuatro fórmulas posibles.

La primera sería no presentarse a las elecciones para denunciar el carácter represivo de los comicios. No es nada nuevo dentro de la CUP, pues antes de presentarse a las primeras elecciones de Catalunya, tuvo un fuerte debate en el que ponía en cuestión si abandonaba su estrategia municipalista.

La segunda fórmula es no presentarse como tal, pero dar su apoyo a una candidatura civil. Se trataría de una lista sin políticos y pese a que el día 7 de noviembre se cerró el plazo para registrar coaliciones electorales, la opción de presentar una candidatura como agrupación de electores es viable hasta el 17 de noviembre.

La tercera de las propuestas de la CUP se encontraría en la izquierda. El objetivo sería crear un frente de izquierdas que no tendría carácter de coalición y que por lo tanto también tendría una semana más de margen. En este caso, los contactos se producirían entre el partido instrumental anunciado por el exsecretario general de Podem, Albano-Dante Fachin, Procés Constituent, otros partidos minoritarios de izquierdas y ERC.

Por último, quedaría la opción de que la candidatura anticapitalista se presentara de forma solitaria.

PDeCAT, ERC y la gran coalición que no será

Desde Bruselas, Carles Puigdemont ha sido muy insistente en aunar en una misma candidatura todas las fuerzas del independentismo, sumando partidos y organizaciones civiles. El president afirmaba en una entrevista a Catalunya Radio que “no tenemos otra alternativa que ir todos juntos (…) Mi ideal personal es que haya una lista de país amplísima en la que esté todo el Govern y toda la gente que está defendiendo la democracia”. Puigdemont añadía que “desde el PDECat hasta sectores de la CUP y cercanos a Podem” debían ir en esa lista conjunta.

Desde la ANC, el día 7 de noviembre se publicaba un comunicado en el que se exigía a los partidos políticos independentistas que llegaran a un acuerdo. La misma presión era ejercida por los militantes de ERC y el PDeCAT, pero los cuadros de mando de las formaciones no llegaban a un acuerdo.

¿Cuánto electoralismo -autonomista- ha habido en la decisión de no presentarse en una misma candidatura? Lo cierto es que la encuestas determinan que ERC será la nueva formación alfa de la política catalana. Podría ser entonces que no vieran sus expectativas electorales suficientemente representadas en una lista única encabezada por Carles Puigdemont. A nadie se le escapa que la estrategia de JxSí de crear una lista conjunta en la que Artur Mas iba de cabeza de lista velado en el quinto lugar, no acabó de sentar demasiado bien en la formación de izquierdas.

Así queda todo, de momento

El 7 de noviembre la Junta Electoral Central que supervisará las elecciones catalanas y que fue constituida el 2 de noviembre, ha registrado un total de cuatro coaliciones: En Comú Podem-Catalunya en Comú (ECP-CatComú), Esquerra Republicana-Catalunya Sí, con las siglas ERC-CatSí, Partit Demòcrata-Pacte Democràtic (PDeCAT-PACTE), y Recortes Cero-Grupo Verde.

Todavía queda margen para la maniobra independentista. Pese a haberse registrado por separado, ERC, PDeCAT y CUP, aún pueden presentarse como una agrupación electoral. Según la legislación electoral española, la agrupación de electores es un conjunto de ciudadanos que se asocia temporalmente con el único fin de presentar una candidatura a unas determinadas elecciones.

8 noviembre, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR