Mundo #RepúblicaCAT

El Gobierno español se escuda en la Constitución para no convocar el referéndum

Primer encuentro del president de Catalunya y el presidente del Gobierno español tras más de dos años de distanciamiento institucional. Pese al buen tono de la reunión entre Torra y Sánchez, el referéndum sigue siendo una línea roja para ambos políticos.
| 9 julio, 2018 18.07
El Gobierno español se escuda en la Constitución para no convocar el referéndum
Quim Torra y Pedro Sànchez. Foto: @desdelamoncloa

Dos horas y cuarto ha durado la reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra. Dos horas y cuarto que han sido lo más cerca que han estado los Gobiernos catalán y español en los últimos siete años; desde que Mariano Rajoy alcanzara la Moncloa. Dos horas y cuarto que han servido para constatar que el autonomismo, esa pantalla que el soberanismo había superado hacía tempo, amenaza con volver de nuevo.

A las 11.30 horas Torra y Sánchez se han encontrado en las escaleras de la Moncloa. La última vez que esas escaleras vieron una reunión entre dos mandatarios de las mismas instituciones fue en un contexto y unos personajes muy distintos. Carles Puigdemont se reunión con Mariano Rajoy en abril de 2016. Hoy día uno está en el exilio y otro ha sido el primer presidente del Estado español defenestrado mediante una moción de censura.

Pese a lo extraordinario del encuentro, lo cierto es que esta reunión se enmarca en los cara a cara que Sánchez mantendrá con todas y todos los presidentes de las distintas “Comunidades Autónomas”.

Carmen Calvo: “La Constitución no da para eso”

A las 14.18 horas la reunión ha terminado y ha llegado el momento de las valoraciones. La primera en comparecer ha sido la vicepresidenta del Gobierno español, Carmen Calvo, que ha asegurado que el encuentro ha sido de “cortesía y fluidez”. Asimismo, la política del PSOE ha explicado que el Gobierno ha fijado como línea roja el referéndum de autodeterminación. Según la vicepresidenta, para “Sánchez la autodeterminación queda fuera de la Constitución” porque es un derecho que “no existe en ninguna democracia del mundo”.

Calvo tampoco ha querido entrar en la posibilidad de una reforma constitucional que permita ejercer el derecho a decidir de la población de Catalunya. “La Constitución no da para eso”, ha dicho.

Si que se ha producido cierta apertura en otros aspectos. El Gobierno español ha accedido a reactivar la comisión bilateral Estado-Generalitat que el Gobierno de Rajoy dejó sin efectos en 2011. Las encargadas de ejercer el papel de comunicación entre las dos instituciones serán la ministra de Administraciones Territoriales del ejecutivo de Sánchez, Meritxell Batet, y la portavoz del Govern de Catalunya, Elsa Artadi.

Además de esto, Carmen Calvo ha anunciado que el Gobierno se ha fijado como objetivo recuperar las leyes sociales aprobadas por el Parlament de Catalunya, pero suspendidas por el Tribunal Constitucional. “Queremos hablar de pobreza energética, cambio climático y la ley de sanidad universal”, ha dicho la vicepresidenta.

Al tiempo en que Calvo comparecía ante los medios de comunicación, Pedro Sánchez publicaba el siguiente mensaje en Twitter:

Torra: “Se ha podido hablar de todo”

El president de la Generalitat ha comparecido a las 16.00 horas desde el Centre Cultural Blanquerna; famoso centro por ser atacado por un grupo fascista en 2013.

Torra ha calificado la reunión como “larga, sincera y de trabajo”, al tiempo que se ha alegrado por haber podido “hablar de todo” sin líneas rojas.

“Le he dicho al presidente Sánchez que no renunciaremos a ninguna de las fórmulas para llegar a la independencia”, ha señalado el político al tiempo que añadía que “la única solución” pasa por ejercer el derecho a la autodeterminación “pacíficamente”.

Según ha afirmado Torra, pese a la buena sintonía durante el encuentro, existen dos cuestiones fundamentales en las que ambos gobiernos no ha podido llegar a un acuerdo. La primera se refiere a la convocatoria de un referéndum que Torra ha apuntado que tiene un “apoyo del 80%” en Catalunya, y la segunda tiene relación con la consideración de las personas independentistas presas como reas y reos políticos.

Con todo, Torra ha valorado muy positivamente la reunión que supone un “reconocimiento mutuo” de ambos proyectos, y ha afirmado que pese a que de momento el referéndum parece imposible aún hay caminos para el entendimiento en ese aspecto.

Nada nuevo en el Gobierno español

La respuesta de las formaciones independentistas tras la reunión de Quim Torra y Pedro Sánchez ha sido muy distinta a la valoración que han hecho formaciones como el PDeCAT o los comunes.

Para la CUP, el PSOE “no reconoce la existencia de presos políticos y exiliados y no reconoce el derecho a la autodeterminación”. La formación anticapitalista ha criticado duramente una reunión que tiene la “voluntad de cerrar por arriba aquello que la gente abrió por abajo el 1-O y el 3-O”.

“Quim Torra habla de diálogo, pero han sido dos monólogos. Sin reconocimiento del derecho de autodeterminación no puede existir un diálogo entre iguales”, ha criticado la CUP.

En la misma línea se ha expresado ERC. Pese a que la formación ha valorado positivamente el tono cordial y las buenas palabras del encuentro, ha afirmado que el “Estado niega” a las y los catalanes “un derecho que es universal” al no contemplar la celebración de un referéndum.

9 julio, 2018

Autor/Autora

Integrante del Consello d'AraInfo. @AlbertAlexan


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR