Culturas

El Festival Castillo de l’Aínsa continúa su programación de tarde con una instalación, títeres y las canciones de la guerra que llegaron desde Francia

Las calles de L'Aínsa se han llenado de público familiar que ha podido descubrir la importancia del agua de la mano de Nati García, viajar hasta el desierto con los títeres de tela y madera de María Parrato o recuperar la historia de 1939 sin salir del Sobrarbe
| 7 julio, 2018 10.07
El Festival Castillo de l’Aínsa continúa su programación de tarde con una instalación, títeres y las canciones de  la guerra que llegaron desde Francia
Foto: Festival Castillo de Aínsa

Un niño sordo y su camello, el agua y su enemigo el plástico y las canciones que salieron de los campos de concentración franceses han llegado a los espacios de la L’Aínsa para hacer disfrutar a niños, niñas y mayores.

“El mar del Sobrarbe” cubrió el viernes los jardines del Castillo. Esta instalación artística de la maestra de Educación Infantil y facilitadora de lenguajes expresivos Nati Castillo se creó de forma colaborativa con la participación de decenas de niños y niñas. A lo largo de dos horas, las y los pequeños artistas rellenaron de agua teñida de azul 400 botellas de plástico procedentes de restaurantes y establecimientos de la comarca y las colocaron en la instalación.

Con esta intervención de corte medioambiental que permanecerá todo el fin de semana, “quería que todos tomáramos conciencia sobre la importancia del agua en el Pirineo y en todo el planeta Tierra y de cómo está afectando el plástico en los entornos naturales”, apuntaba la artista. Colaboraron niñas y niños de todas las edades y procedencias: “los más mayores son conscientes del problema que genera el plástico, porque lo han visto en televisión”, explicaba y añadía que muchos adultos también participaron en la instalación.

Al finalizar esta instalación el público se dirigió hacia la Sala de Exposiciones del Ayuntamiento donde descubrieron el significado de la amistad de la mano de Kori, un niño sordo, y su camello Caramelo. Tal fue la afluencia que diez minutos después de que comenzara la venta de entradas la organización ya había colgado el “sold out” en la cristalera de entrada y la compañía volvió a hacer otra función a las 20.45 horas para que nadie se quedara sin verla.

La fusión entre las telas, la madera, la arena, e incluso una rueda de algún camión de juguete consiguieron que junto a la expresividad de la artista el público pudiera viajar al Sáhara sin salir del Sobrarbe.

La compañía de María Parrato consiguió el Premio FETEN al Mejor Espectáculo y el Premio a la mejor propuesta Plástica y Dramatúrgica en la 27ª Mostra Internacional de Titelles a la Vall d’Albaida por su trabajo en esta obra.

Antes de que dieran comienzo los conciertos en el Castillo de Aínsa, Luisa y Cuco Pérez llegaron con sus melodías el Patio del Museo. Estos dos hermanos han recogido la historia de su madre y las canciones que compusieron los refugiados y refugiadas españolas que fueron trasladadas a los campos de concentración franceses durante la ocupación francesa de 1939 a 1942.

Junto con la delicada voz de Luisa y el acordeón de Cuco, enseñaron a quienes se acercaron al concierto algunos objetos que su propia familia trajo de los campos de concentración, así como algunas fotografías de 1939.

Noche de conciertos

El espectacular escenario del Castillo de Aínsa volvió a destacar esta noche de festival con una serie de conciertos gratuitos. Abrieron los aragoneses Zicután que con sus sonidos tradicionales y didácticos conciertos repletos de mazurcas, polcas, chotis, agarraos y rondas. Después, tomaron el Castillo The Bad Fathers, grupo sobrarbense creado, de forma literal, a las puertas de un colegio, por unos padres amantes del rock’n roll y que decidieron dar el salto a los escenarios para ofrecer grandes versiones, clásicas y no tan clásicas.

La madrugada corrió a cargo de los jóvenes zaragozanos The Poncho’s y su música años 50’ y 60’: swing, twist, boogie, soul y rock’n roll. La noche del viernes finalizó con los sonidos electrónicos del barbastrense Alex Curreya DJ.

Programación para este sábado

Este 7 de julio, las actividades del festival comienzan ya por la mañana, con la instalación de la PAI “La Ferieta Pirata” en el Foso del Castillo. La compañía ha preparado varios juegos y pruebas tanto tradicionales como plásticas que harán disfrutar a los más pequeños y pequeñas. Todo ello ambientado con la estética pirata que permanecerá abierta desde las 11.00 horas hasta las 14.00 horas y desde las 17.00 horas hasta las 19.00 horas.

A la misma hora que comienza esta instalación arranca en las calles del Casco Viejo de L’Aínsa la banda-charanga los Artistas del Gremio.

También a las 11.00 horas la Sala de Exposiciones del Ayuntamiento acogerá el espectáculo “Figúrate” de Ultramarinos de Lucas. Una obra que acerca el teatro a los niños y niñas más pequeñas con un lenguaje divertido y sencillo que estimula el desarrollo de su intuición artística, despertando su curiosidad.

Ya por la tarde, a partir de las 19.00 horas llegará la Orquestina del Fabirol con su concierto “Suda, suda, Saputo!!” que traerá a la Plaza Mayor sus sonidos más arraigados en la tradición aragonesa.

La noche ainsetana comenzará con el concierto de Pecker en el Patio del Museo a las 20.00 horas y que hará bailar al público con su pop energético y electrónico. Más tarde la caravana del Pirineos Sur llegará directa al Castillo de Aínsa con La Plantación, Jenny and The Méxicans y Coque Malla para continuar esta fiesta musical.

7 julio, 2018

Autor/Autora

Redacción de AraInfo en Sobrarbe.


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR