Mundo

El Congreso inicia el camino para acabar con la noción patológica de la transexualidad

La Propuesta de Ley presentada por el PSOE permitirá a las personas trans no tener que presentar informes médicos para modificar sus registros civiles. Unidos Podemos afirma que la despatologización de la transexualidad ya está recogida en su ley LGTBI que PP, PSOE y Ciudadanos han enemendado seis veces.
| 30 noviembre, 2017 18.11
El Congreso inicia el camino para acabar con la noción patológica de la transexualidad
Concentración en Zaragoza de la Plataforma 28J. Foto: @arainfonoticias

Con 200 votos a favor y 128 en contra de PP, UPN (1) y Foro Asturias, este jueves el Congreso español ha aprobado una Preposición de Ley para la modificación de la Ley 3/2007. La proposición tiene como objetivo que en el futuro se eliminen los requisitos médicos que pesan sobre las personas trans que quieren cambiar de nombre. Así mismo, la Preposición de Ley quiere que las personas mayores de 16 años también puedan hacerlo a través de sus progenitores.

Se trata de una medida que busca la despatologización de la transexualidad cuando las personas trans tratan de hacer modificaciones en sus documentos oficiales de identidad. A día de hoy, cuando una persona trans quiere, por ejemplo cambiar su nombre, tiene que aportar un diagnóstico médico o psicológico que acredite que “padece de disforia de género” desde hace al menos de dos años. Durante esos mismos dos años, la persona para poder efectuar el cambio de nombre, tiene que haber sido tratada médica y psicológicamente. Es decir, se asimila la transexualidad a una enfermedad.

Esta proposición de ley, impulsada por el PSOE, permitirá que las personas trans no tengan que aportar más registros que “la declaración expresa de la persona interesada del nombre propio y sexo registral con los que se siente identificado/a”.

Por otro lado, la nueva redacción de la Ley 3/2007 considera que “el reconocimiento de la identidad sexual y/o expresión de género (…) no se podrá condicionar, en ningún caso, a la acreditación de haberse sometido a ningún tipo de cirugías, a terapias hormonales o a tratamientos psicológicos, psiquiátricos o médicos de cualquier tipo”.

Según explican las personas impulsoras de la Proposición de Ley, con ella se pretende “superar de una vez por todas una legislación que conceptúa la identidad sexual y/o la expresión de género como una enfermedad, como un trastorno y como un problema individual”.

Pese a que Unidos Podemos ha votado a favor de la Proposición de Ley y ha celebrado que “la voz de las personas trans haya llegado al Congreso”, ha manifestado su malestar “compartido con el activísimo trans” con relación a la aprobación. Según argumenta el grupo de izquierdas, la despatologización de las personas trans ya está contemplada en la ley LGTBI que ha presentado la formación y que en seis ocasiones ha sido enmendada por PP, PSOE y Ciudadanos. Además de esto Unidos Podemos ha asegurado que, pese a la ley, el Estado español tiene muchos retos que afrontar en este campo, pues ha caído hasta el noveno puesto en el ranking del informe anual de la situación de los derechos de las personas LGTBI en Europa. En 2010,  ocupaba la segunda posición de esta lista.

30 noviembre, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR