Mundo

El Congreso aprueba la controvertida reforma de la estiba

El gobierno del Partido Popular se beneficia de los apoyos de Ciudadanos, PNV, UPN y Foro Asturias, además de la abstención de PDECat, ante las acusaciones del resto de formaciones, patronal de la estiba y sindicatos de no haber dialogado con ellos
| 18 mayo, 2017 19.05
El Congreso aprueba la controvertida reforma de la estiba
Íñigo de la Serna.

El Congreso de los Diputados aprobaba este jueves el real decreto ley para la liberalización de la estiba en los puertos, para intentar aplicar una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, después de que el anterior proyecto del Gobierno fuera rechazado por la Cámara el pasado mes de marzo.

En esta ocasión el Ejecutivo, que no tiene mayoría suficiente en el Congreso de los Diputados, tras haber introducido algunas reformas al texto, ha contado con el apoyo de Ciudadanos,  Partido Nacionalista Vasco, Unión del Pueblo Navarro y Foro Asturias, además de la abstención del Partit Demòcrata Europeu Català, antigua Convergència Democràtica de Catalunya.

En frente el resto de fuerzas políticas que no han dudado en tachar la medida de “decretazo”. La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha asegurado que el decreto de la estiba pone en riesgo la economía estatal, asegurando que es un “pacto entre corruptos” para taparse las vergüenzas.

Oskar Matute de EH Bildu, ha asegurado que el gobierno está aprovechando la sentencia de los tribunales europeos para desregularizar todo el sector. “Esa multa –en referencia a la multa europea- tiene que ver con la transformación de los puertos, que fueron públicos, que fueron públicos porque eran un sector estratégico, para dejarlos en manos privadas. Lo que quieren hacer con este decreto es profundizar, si cabe, aún más en esa desregularización. Que paguen los trabajadores y las trabajadoras sus políticas y que las transnacionales de los puertos sigan beneficiándose de manera mayor”.

Por su parte la CUP ha acusado al PDeCAT de “aliarse” con el PP para ir en contra de los estibadores, después de que este partido haya facilitado, con su abstención, la aprobación del decreto ley de reforma de la estiba. La diputada Mireia Vehí alertaba este miércoles al presidente Carles Puigdemont que facilitar la aprobación del real decreto recordaba demasiado al “Pacto del Majestic” en el que la antigua CDC era la mano derecha del despliegue de las políticas del PP.

La patronal de empresas estibadoras ANESCO tachaba este miércoles en un comunicado de “irresponsable y extremadamente grave” el hecho de que el Gobierno no haya requerido su posicionamiento antes de la tramitación del real decreto-ley de reforma de la estiba. Además, reclamaban su participación activa en el desarrollo reglamentario que debe iniciarse, con objeto de que pueda recoger aportaciones de la patronal, así como el principio de acuerdo suscrito entre ANESCO y las organizaciones sindicales, con fecha 27 de marzo.

El Ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, no solo no ha hecho partícipe de la redacción del nuevo texto a la patronal de la estiba, si no tampoco a los trabajadores. El pasado martes, tras la aprobación del Gobierno de la reforma, los representantes sindicales aseguraban sentirse engañados, y calificaban la aprobación por el Consejo de Ministros de “postura autoritaria y abusiva que no responde al consenso que decían perseguir”.

Negociación y huelga

Al igual que ocurrió en marzo, el Decreto llegaba al Congreso con un calendario de paros convocado en los puertos por los sindicatos de estibadores, programados a partir del próximo 24 de mayo y que, tras la aprobación, todo hace prever que se extenderán durante tres semanas, pese a la disposición manifestada por Antolín Goya, representante de los y las trabajadoras de la estiba, de “dar una oportunidad a la mesa de negociación”, en futuras reuniones con la patronal, de cara a no alargar el conflicto.

Los sindicatos de los estibadores ya anunciaban el pasado viernes que si el texto no garantizaba la estabilidad en el empleo para todos los trabajadores y la profesionalidad de la estiba plantearían “acciones contundentes como el ejercicio del derecho a la huelga”.

A la puerta del Congreso de los Diputados, Antolín Goya ha recordado que pese a los avances en el nuevo texto, el mantenimiento de la totalidad de los puestos de trabajo no está garantizado, por lo que llamaba al colectivo de trabajadores de la estiba a seguir luchando. “Ahora se abre un nuevo espacio. Vamos a tener que negociar. Vamos a abrir un espacio de normalidad con las empresas para llegar a un acuerdo”, con el fin de garantizar todos los puestos de trabajo.

Por el momento, el próximo miércoles comenzarán con el calendario de ocho jornadas de huelga, aunque intentarán convocar cuanto antes a la patronal en una mesa de negociación, si es posible el próximo lunes.

18 mayo, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR