zECOLOGIA LISTA Ecología

El cambio climático debe condicionar las decisiones políticas sobre la gestión del agua

Las principales conclusiones del X Congreso Ibérico de Gestión y Planificación del Agua, organizado por la Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA) y celebrado en Coímbra (Portugal), confirma que las instituciones tienen la responsabilidad de articular marcos normativos que ayuden a gestionar el riesgo ante inundaciones y sequías, así como a reducir la vulnerabilidad y a transformar los modelos territoriales vigentes
| 9 septiembre, 2018 10.09
El cambio climático debe condicionar las decisiones políticas sobre la gestión del agua
Foto: Ecologistes en Acció

El cambio climático se afianza como un componente imprescindible de la política de aguas, por lo que debe condicionar las decisiones sobre su gestión en la península ibérica. Ésta ha sido una de las principales conclusiones del X Congreso Ibérico de Gestión y Planificación del Agua, organizado por la Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA) en Coímbra (Portugal). Y es que, el impacto del cambio climático agudiza la necesidad de reconsiderar las demandas de uso del agua.

Así, se confirma en este Congreso que las instituciones tienen la responsabilidad de articular marcos normativos que ayuden a gestionar el riesgo ante inundaciones y sequías, así como a reducir la vulnerabilidad y a transformar los modelos territoriales vigentes. Por ello, entre otras medidas, es necesario adaptar las ciudades a las alteraciones climáticas, mediante la implementación de soluciones basadas en la naturaleza, como la expansión de áreas verdes permeables, la reducción de usos de agua potable y la utilización de las aguas residuales tratadas para usos no domésticos. El caso de Lisboa es un ejemplo para otras urbes.

En el Congreso Ibérico se ha constatado que existe un conocimiento suficiente para implementar otros modelos de gestión de las aguas superficiales y subterráneas. El reto pendiente, sin embargo, es de transformación de los modelos de desarrollo actualmente vigentes. En este sentido, habría asimismo que cambiar los instrumentos de comunicación y acción, para llegar a sectores más amplios de la sociedad e incidir así en los procesos de toma de decisiones con más eficacia.

Otra de las conclusiones de la cita, durante la cual se han presentado 133 comunicaciones y pósteres, incide en la importancia de la educación para la transformación social, estimulando la reflexión crítica, fomentando valores y capacitando para la acción.

Cambio de paradigma

Foto: FNCA

Foto: FNCA

La Nueva Cultura del Agua, durante sus veinte años de vigencia, ha contribuido a alterar las percepciones sociales sobre el agua, gracias entre otros factores a la colaboración con los movimientos sociales. Sin embargo, aún no se ha logrado transformar en profundidad las estructuras de poder en torno al agua, ni tampoco el papel del sector agrícola en general, y el regadío en particular, que siguen siendo una de las principales presiones sobre el medio acuático. Consciente de que se trata de un proceso a largo plazo, la propuesta de la FNCA es un cambio de paradigma.

En Portugal, el poder de los sectores hegemónicos se refleja, por ejemplo, en la reciente construcción de grandes embalses para producción hidroeléctrica, caso de los ríos Tua y Sabor, que han tenido significativos impactos ambientales y cuyo aumento de potencia total es insignificante. En el Estado español, por su parte, se constata en el continuado dominio del sector agrícola sobre las decisiones y políticas del agua.

La influencia de estos grupos de interés y su vinculación con los usos económicos del agua ha impedido la adecuada aplicación de la Directiva Marco del Agua (DMA). A pesar de que la aprobación de esta medida europea ha supuesto una legitimación jurídica y un marco conceptual para la Nueva Cultura del Agua, la Directiva aún no se ha aplicado plenamente, por lo que hay mucho margen para conseguir avances con una implementación rigurosa y ambiciosa. A la par, hay que mejorar la conectividad de los ríos ibéricos y lograr una mayor coordinación entre el Estado español y Portugal.

Éstas son alguna de las conclusiones provisionales del X Congreso Ibérico de Gestión y Planificación del Agua, que serán ratificadas en unos días.

Alrededor de 200 investigadores e investigadoras de diferentes ámbitos académicos y sociales han participado en encuentro celebrado en la Universidad de Coímbra, coorganizadora del evento junto con la FNCA y MARE (Marine and Environmental Sciences Center, de la Universidad de Lisboa).

Además, han colaborado el Instituto Geológico y Minero del Estado español; la Universidad Complutense; Promedio; la Associação Portuguesa dos Recursos Hídricos; Águas do Centro Litoral; Águas de Coimbra; Agência Portuguesa do Ambiente; y ACIV (Associação para o Desenvolvimento da Engenharia Civil).

9 septiembre, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR