Subportada Economía #FueNoticia2016 #conflictoFCC

El Ayuntamiento de Zaragoza detecta pagos de 194.000 euros de más a FCC por las certificaciones de Parques y Jardines

La revisión de la certificación de 2014 ha permitido comprobar, de momento, que se pagó dos veces la instalación del Belén (25.278 euros,) y por otro lado se dedujeron como consecuencia de la huelga 168.762,12 euros menos de lo debido. El Ayuntamiento ha solicitado a FCC la deducción de estas cantidades en próximas certificaciones de mutuo acuerdo y está a la espera de una respuesta.
| 7 diciembre, 2016 13.12
El Ayuntamiento de Zaragoza detecta pagos de 194.000 euros de más a FCC por las certificaciones de Parques y Jardines
El consejero Alberto Cubero durante la rueda de prensa ofrecida esta mañana. Foto: AraInfo.

El 9 de junio de 2015, tres días antes de la investidura de Pedro Santisteve como alcalde del Ayuntamiento de Zaragoza, el anterior consejero responsable de parques y jardines, Jerónimo Blasco, firmó la certificación de diciembre de 2014 que ajustaba todo el año. En el decreto que aprobaba dicha certificación, se recogía también que los posibles incumplimientos de la empresa respecto a las actuaciones que exigía el pliego serían motivo de sanción sino que simplemente se deducían en el pago final.

La fecha del decreto, la urgencia de su tramitación y las polémicas existentes en torno a las certificaciones de 2014 levantaron la sospecha del nuevo consejero Alberto Cubero, quien ordenó revisar esa certificación. En esta revisión, se ha detectado el pago por duplicado del Belén por un importe de 25.278,61 euros. Un error que cometió FCC al presentar los datos de facturación y que en su momento el servicio de parques y jardines no detectó pero que tras la posterior revisión sí que ha detectado.

Por otro lado, una primera revisión de la certificación de 2014 mostró que la huelga y paros parciales realizados durante la primavera de ese año, por parte de la plantilla de FCC, se había descontado en base al porcentaje de trabajadores que había secundado la huelga y no en base a los servicios efectivamente prestados por la empresa. “Hemos consultado y solo se tiene que pagar por lo realizado durante los servicios mínimos, que son los servicios más básicos y más baratos”, ha reconocido Cubero.

Esta curiosa forma de deducir los efectos de la huelga también levantó las sospechas, por lo que el Gobierno elevó a la Junta Consultiva de la Contratación la pregunta de cómo había que descontar los efectos de la huelgas. Como era previsible, este órgano respondió que el Ayuntamiento debía pagar los servicios recibidos, con independencia del porcentaje de seguimiento de la huelga. Tras la respuesta de la Junta Consultiva, Cubero ordenó al servicio de Parques y Jardines recalcular los meses afectados por la huelga y este nuevo cálculo ha permitido detectar que se pagó indebidamente a FCC 168.762,12 euros.

La revisión de las certificaciones de 2014 por tanto ya han permitido revelar que se certificó a FCC 194.040,73 euros de más y da la razón a quien ya en 2014 cuestionó la forma de pagar los meses de huelga. En este sentido, cabe recodar que el concejal de Izquierda Unida, Raúl Ariza, preguntó a Jerónimo Blasco por este asunto y denunció el trato de favor a FCC que se estaba realizando.

Cubero ha explicado que una vez identificadas estas cantidades incorrectamente certificadas se habían comunicado a FCC la voluntad del consistorio de acordar con la empresa la deducción de mutuo acuerdo en próximas certificaciones. De momento se está a la espera de una respuesta por parte de la empresa.

El consejero de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, ha comparecido hoy en rueda de prensa para dar cuenta de esta información y ha declarado lo siguiente: “El tiempo ha dado la razón a quienes siempre hemos defendido que las certificaciones de FCC arrojaban serias dudas y poco a poco se van despejando”.

Y se cuestionaba el consejero, “alguien del anterior gobierno tendría que explicar cómo en el duro año de 2014, con recortes en los servicios públicos y en el empleo municipal, el Ayuntamiento se permitía pagar a FCC casi 200.000 euros de más”. “Pero por desgracia –añadía Cubero-, esto no es un caso aislado y el trato de favor de las administraciones con las multinacionales es generalizado y responde a un modelo económico y político totalmente atravesado por la corrupción”.

Al mismo tiempo, el consejero ha asegurado que la investigación continuará durante las próximas fechas para comprobar si continúan existiendo “irregularidades y engaños” en la facturación durante otros periodos. Asimismo, ha anunciado la creación de una auditoría, si los presupuestos municipales lo permiten, que incluya el control y la fiscalización que las grandes contratas tienen con el Ayuntamiento de Zaragoza. Concretamente en este caso, la empresa FCC tiene un contrato anual con el Consistorio de la capital aragonesa por valor de 13 millones de euros.

En este sentido, cabe recordar que en las últimas fechas, ayuntamientos como el de Barcelona y Badalona han detectado irregularidades en los pagos de facturas presentadas por FCC. En el Consistorio barcelonés, la empresa falseó datos de la basura para defraudar hasta 800.000 euros durante el año 2014. Y en Badalona, el Ayuntamiento acusó a FCC de cobrarle 12,8 millones de más por el servicio de recogida de basura y limpieza viaria entre mayo de 2010 y diciembre de 2015.

7 diciembre, 2016

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR