Altavoz

El 3 de marzo de 1938 hubo asesinos, responsables y víctimas

| 5 marzo, 2018 14.03

He tenido la oportunidad de acudir este sábado, junto a otras compañeras y compañeros al acto de conmemoración del 80 aniversario del bombardeo de Alcañiz. Es difícil expresar lo que se siente en un acto que recuerda uno de los peores bombardeos sobre civiles durante la Guerra Civil. Posiblemente el segundo más mortífero después del ocurrido en Barcelona, en la calle Urgel, 15 días después y que produjo más de un millar de muertes.

Escribo este artículo porque es importante dejar algunas cosas claras. Durante el acto del homenaje, cuando yo estaba con una bandera republicana se ha acercado hasta mí una concejala del Ayuntamiento de Alcañiz. Sin mediar más palabra me ha recriminado que llevara dicha bandera reprochándome que estaba estropeando un acto que ella misma había trabajado mucho para que se pudiera realizar. Mi intención llevando una bandera de la II República española, en este acto, no era reventar el mismo sino señalar una serie de cuestiones que a continuación me gustaría explicar.

El bombardeo de Alcañiz tuvo asesinos. Cuando algunos hablan sobre esta masacre, hablan del mismo como se habla del sexo de los ángeles. Como si fuera algo que ocurrió sin responsables. Y sí los hubo. Fueron las tropas de Mussolini. La aviación fascista italiana fue la que ejecutó esta auténtica barbarie. Murieron y quedaron malheridos cientos de alcañizanos. Inocentes que murieron sin ningún motivo y que 80 años después por fin se empieza a recuperar su memoria y su dignidad.

El bombardeo de Alcañiz tuvo responsables. Franco, el vanagloriado Franco por algunos. Él fue el principal responsable y cómplice de los 500 muertos que se produjeron en Alcañiz aquella tarde del 3 de marzo. Y es muy importante que esto quede muy claro. Que nadie piense que este acto de terrorismo fue idea de los italianos. Franco y su estado mayor fue el que diseñó los bombardeos a civiles en las principales ciudades republicanas. El mismo que luego se encargó de silenciar esta matanza durante los 40 años de dictadura que mantuvo al país.

El bombardeo de Alcañiz tuvo cientos de víctimas. Puede que los fallecidos llegaran hasta los 500. Pero nunca sabremos las cifras exactas. Algo aterrador. Inhumano. Alcañizanas y alcañizanos indefensos que fueron asesinados sin más razón que la de estar tras las líneas del bando republicano.

Durante aquella tarde del 3 de marzo, en Alcañiz la bandera oficial y legal era la bandera tricolor, por mucho que les pese a algunos. La bandera que llevábamos durante el acto del bombardeo era la bandera que intentaron aniquilar los mismos que tiraban las bombas y los responsables del acto. Aquella bandera que fue humillada durante la funesta tarde del 3 marzo en Alcañiz era la que llevábamos con honor y también con emoción en recuerdo de las víctimas. Y nadie nos volverá a quitar el derecho a ondear con orgullo una bandera que sigue representando la dignidad frente a la barbarie, la democracia frente a la dictadura. Si se realiza un acto de homenaje lo que no puede ocultarse es la verdad de los hechos y de la realidad histórica de aquel momento.

5 marzo, 2018

Autor/Autora

Miembro de la Plataforma para la Defensa de los Servicios Públicos del Bajo Aragón Histórico.


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR