Mundo

EEUU lanza sobre Afganistán la bomba no nuclear más potente jamás creada

La bomba de 10.000 kilos de peso -de los cuales el 80% son explosivos de alta potencia-, fue arrojada, según afirma el Pentágono, contra "túneles y personal" del Daesh en la localidad de Achin, en el este del país y cerca de la frontera con Pakistán
| 13 abril, 2017 19.04 | Última modificación: 20.38 horas
EEUU lanza sobre Afganistán la bomba no nuclear más potente jamás creada

El Ejército estadounidense ha lanzado sobre el este de Afganistán la bomba no nuclear más potente de su arsenal, la GBU-43/B Massive Ordnance Air Blast Bomb (MOAB), de 10.000 kilos de peso -de los cuales el 80% son explosivos de alta potencia-, según han confirmado este jueves el Pentágono.

La bomba, según afirma el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, fue arrojada en torno a las 19.00 horas (las 16.00 de la tarde en Aragón) contra “túneles y personal” del Daesh en la localidad de Achin -provincia de Nangarhar, en el este del país, y cerca de la frontera con Pakistán- desde un avión MC-130 comandado por un cuerpo de operaciones especiales de la Fuerza Aérea.

“EEUU se toma la lucha contra Estado Islámico muy en serio” y, por ello, quiere reducir al máximo su “espacio operativo” para “reducir la amenaza que representa en Afganistán tanto para las fuerzas norteamericanas como para las locales”, ha añadido Spicer.

Se trata de la primera vez que este artefacto, ideado durante la guerra de Irak y conocido como “la madre de todas las bombas”, ha sido empleado en operaciones de combate.

El Ejército estadounidense se encuentra evaluando en estos momentos el impacto de la bomba, cuyo lanzamiento fue ordenado directamente por el comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, el general John Nicholson. Hace unos días hubo un enfrentamiento entre EEUU y el Daesh en el lugar del lanzamiento.

Por su parte, el Gobierno de Afganistán ha confirmado el lanzamiento. “Esta operación llevaba meses en preparación y no tenemos constancia de víctimas civiles”, ha declarado el portavoz del Gobierno, Sediq Sediqqi.

36 militantes de Daesh muertos, pero no hay datos de civiles

Hasta 36 presuntos militantes del Estado Islámico han fallecido en Afganistán tras la explosión de la “madre de todas las bombas”, como se apoda en el ejército norteamericano a la bomba arrojada este jueves, según ha informado el Ministerio de Defensa afgano.

Un residente local de Asadkhel en Achin, aseguraba a The Guardian que “fue la explosión más grande que he escuchado”, en una zona acostumbrada tristemente a las explosiones de todo tipo y añadió que el área objetivo había sido recientemente ocupada por los combatientes del Estado Islámico. “No hay manera de que los civiles todavía vivan allí”, aseguraba.

El ex-analista de la CIA, Eduard Snowden publicaba en su cuenta de twitter que la bomba arrojada sobre la localidad de Achin habría tenido un coste de fabricación de 314 millones de dólares, y recordaba que el complejo atacado por Estados Unidos, habría sido financiado también por el país norteamericano en los años ochenta, como apoyo a los muyahidines en su lucha contra el ejército soviético, y apoyaba su mensaje con una información del Mew York Times fechada en 2005.

La realidad hace inverosímil la ausencia de bajas civiles tras este ataque con una bomba que arrasa lo que encuentra en 3 kilómetros de radio. Sin embargo, en la zona las conexiones telefónicas se interrumpen regularmente, lo que hace muy díficil conocer el número de víctimas reales.

 

 

 

 

13 abril, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR