zECOLOGIA LISTA Ecología

Ecologistas en Acción lleva la falta de planes de calidad del aire sobre ozono al Parlamento Europeo

La organización ambiental presenta también una demanda en la Audiencia Nacional para que el Gobierno español cumpla con su obligación de elaborar un plan estatal de reducción del ozono
| 9 octubre, 2018 07.10
Ecologistas en Acción lleva la falta de planes de calidad del aire sobre ozono al Parlamento Europeo
Foto: Contaminación Madrid

Ecologistas en Acción intervendrá este martes ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo para intentar que las instituciones comunitarias insten al Estado español a que adopte de manera urgente los Planes de mejora de la calidad del aire previstos en la normativa para las zonas afectadas de Andalucía, Aragón, Illes Balears, Castilla, Catalunya, País Valencià, Extremadura, Murcia y Euskal Herria.

Dicha petición ante el Parlamento Europeo responde al archivo el año pasado de la denuncia presentada por el incumplimiento sistemático en el Estado español de la Directiva comunitaria de calidad del aire, denuncia que la Comisión Europea rechazó alegando que “el cumplimiento de los valores objetivo para el ozono resulta complejo” por su carácter de contaminante secundario formado por reacciones químicas de otros contaminantes.

Ante la dejación de funciones de la Comisión, la organización ambiental se dirigió al Parlamento Europeo, que el pasado 17 de noviembre admitió a trámite la petición de elaboración de los planes de contaminación por ozono en el Estado español y requirió información a la Comisión Europea.

En su respuesta de abril de este año, el Comisario de Medio Ambiente, Ion Codescu, señala que “la Comisión ha decidido centrar sus esfuerzos en materia del cumplimiento de las normas de calidad del aire, por ahora y de forma prioritaria, en la superación actual y persistente de los valores límite de partículas en suspensión (PM10) y dióxido de nitrógeno (NO2)”, esfuerzos que espera “tengan un impacto significativo a largo plazo en las concentraciones de ozono también”.

Finalmente, la Comisión elude su responsabilidad indicando “que los tribunales nacionales son los principales responsables de aplicar el Derecho de la Unión. Por lo tanto, se invita a los peticionarios a emplear los mecanismos de recurso de los que disponen a nivel nacional para obtener una solución más inmediata a la cuestión sobre la que versa la petición”.

Ecologistas en Acción considera “impresentable” esta dejación de funciones de la Comisión Europea en el control del cumplimiento de las obligaciones establecidas en la normativa europea de calidad del aire, “que está perjudicando la salud de decenas de millones de europeos del sur, entre ellos los veinte millones de españoles que habitan en el medio centenar de zonas que en los últimos años han superado los objetivos legales para la protección de la salud y de la vegetación”.

Por ello espera que, por la gravedad de la situación en buena parte del Estado español, el Parlamento Europeo inste a la Comisión a que cumpla con su obligación de controlar el cumplimiento de la normativa comunitaria de calidad del aire, adoptando las medidas coercitivas previstas en el Tratado de la Unión para conseguir una rebaja de la contaminación por ozono en el plazo más breve posible, siguiendo así la reciente recomendación al respecto del Tribunal de Cuentas Europeo.

No obstante, aceptando el consejo del Comisario de Medio Ambiente, Ecologistas en Acción va a presentar esta semana una demanda en la Audiencia Nacional para que este Tribunal obligue al Gobierno español a que cumpla con su obligación legal de elaborar un plan nacional de mejora de la calidad del aire que proponga medidas concretas y presupuestadas para atajar el problema de elevada contaminación por ozono troposférico que sufre la mitad del territorio del Estado español, y que sirva de marco para la redacción de los planes territoriales de calidad del aire.

Esta demanda, concretando el recurso contencioso-administrativo admitido a trámite por la Audiencia Nacional el pasado mes de marzo, recordará que la Ley española de calidad del aire obliga a que los territorios elaboren estos planes de mejora de la calidad del aire cuando se incumplan en su territorio los valores límite u objetivo establecidos para cualquier contaminante regulado, sin perjuicio de la adopción concertada con el Gobierno español de un plan estatal cuando el incumplimiento afecte a varios territorios, como es el caso del ozono.

Ecologistas en Acción aportará las respuestas recibidas de los Gobiernos territoriales a las peticiones de cumplimiento de esta obligación legal, excusando su inactividad por el carácter transfronterizo de la contaminación atmosférica por ozono y trasladando la responsabilidad al Gobierno español a través de un plan estatal de ozono que nunca ha llegado a elaborarse. En opinión de Ecologistas en Acción, se trata de una grave negligencia administrativa que está perjudicando la salud de millones de personas, y también la de numerosos cultivos, bosques y espacios naturales protegidos en cientos de miles de hectáreas afectadas.

“El motivo de fondo que explica esta desidia de las autoridades estatales y territoriales no es otro que la resistencia a modificar las nefastas políticas energética y de transporte responsables de los elevados niveles de ozono, y también de otros contaminantes como el dióxido de nitrógeno o las partículas por los que la Comisión Europea instruye desde hace años sendos expedientes de infracción contra el Estado español. Sin medidas drásticas sobre el tráfico urbano e interurbano y sobre las centrales térmicas, especialmente las de carbón, no es posible mejorar la calidad del aire”.

Por ello, y siguiendo la senda de recientes pronunciamientos de los tribunales de justicia de países europeos como Alemania, Bélgica, Holanda, Polonia, Reino Unido o República Checa, la organización ecologista traslada la inactividad del Gobierno español a la Audiencia Nacional. Al tiempo que está a la espera de sentencia en el primer tribunal territorial de justicia donde ha denunciado la pasividad de un Gobierno, en este caso la Junta de Castilla y León.

La contaminación por ozono troposférico u “ozono malo” causó en el año 2014 más de 14.000 muertes prematuras en Europa, 1.600 de ellas en el Estado español, las mismas que los accidentes de tráfico. Dos terceras partes de los cultivos y buena parte de nuestros bosques y espacios naturales soportan niveles de ozono que dañan la vegetación y es uno de los Estados europeos más afectados por este contaminante, especialmente en el centro y sur y en el litoral mediterráneo.

El ozono troposférico, también conocido como ozono “malo” por contraposición al de la capa de ozono de la estratosfera, es un contaminante secundario producido por la reacción entre el dióxido de nitrógeno y los hidrocarburos emitidos por los automóviles y algunas industrias, en presencia de radiación solar. Por inhalación, provoca irritación de los ojos y vías respiratorias superiores, un incremento del riesgo de enfermedades respiratorias agudas y reducción de la función pulmonar, así como el agravamiento de patologías cardiovasculares. Además de para las personas, es también tóxico para la vegetación, dañando los bosques y reduciendo la productividad de los cultivos.

9 octubre, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR