Ecología

Ecologistas en Acción cierra su VII Congreso Confederal con una marcha por la calidad del aire en Valladolid

En su VII Congreso Confederal Ecologistas en Acción fija las principales líneas estratégicas de la organización para el trienio 2018-2020 y presenta a su nueva coordinación confederal, compuesta por Lola Yllescas, Luis Rico y Paco Segura
| 11 diciembre, 2017 12.12
Ecologistas en Acción cierra su VII Congreso Confederal con una marcha por la calidad del aire en Valladolid
Foto: Ecologistas en Acción (Twitter)

Desde hace décadas muchas ciudades del centro y norte de Europa, pero también de países del sur como Italia y más recientemente en el Estado español (Pontevedra o Vitoria), están adoptando medidas permanentes de limitación de la circulación de automóviles en sus centros urbanos, restringiendo su uso a residentes, transporte público, carga y descarga y emergencias. Estas medidas, según afirma Ecologistas en Acción, están resultando muy positivas para la salubridad y la seguridad urbana, beneficiando en primer lugar a las personas residentes yen segundo lugar a las actividades económicas del centro, y por tanto al conjunto de la ciudad.

Ecologistas en Acción considera que ha llegado el momento de adoptar esas medidas también en Valladolid, ciudad donde este año se ha celebrado el VII Congreso Confederal de Ecologistas en Acción. Por ello, la organización ecologista llevó a cabo el domingo 10 de diciembre a las 12.00 horas la marcha “Menos coches, más salud”. Más de 200 activistas recorrieron el centro de la ciudad.

La marcha reclamó el cierre permanente del centro al tráfico privado, salvo para residentes y carga y descarga, y la reconversión de los estacionamientos de Plaza Mayor, Plaza de Portugalete o Plaza de España en aparcamientos solo de residentes.

En el arranque de la marcha desde la Plaza del Poniente se pidió la recuperación íntegra del parque tras la retirada del edificio del mercado provisional instalado hace tres años y medio, y la mejora de su salubridad y conexión con la ciudad mediante la supresión del tráfico de paso. Según señala Ecologistas en Acción, “las niñas y los niños que utilizan este y otros parques urbanos son el principal colectivo afectado por la contaminación que emiten los automóviles”.

En la Plaza Mayor se reivindicó el destino del actual aparcamiento rotatorio de residentes, ahora que ha expirado la concesión de la primera de sus plantas, así como el mantenimiento y una mayor estabilidad para la circulación de autobuses por el carril adoquinado que discurre entre las calles Ferrari y Pasión por uno de los bordes de la Plaza Mayor. “El objetivo es que el autobús pueda seguir entrando hasta el corazón de la ciudad, evitando perjudicar a los miles de usuarios diarios de las líneas 1, 3, 6 y 8 sacando la parada de Ferrari a la periferia”, afirma la organización ecologista.

Durante el recorrido por los soportales de la Plaza de la Rinconada y las calles Cebadería y Vicente Moliner, según Ecologistas en Acción, “seguramente el área con más contaminación atmosférica de toda la ciudad”, se hizo una parada en la histórica Plaza del Ochavo para denunciar, por un lado, los daños que ocasiona el tráfico a la conservación y disfrute del patrimonio monumental, y por otro lado, poner en valor “lo acertado de intervenciones como la peatonalización de la calle Platerías, joya del renacimiento español por donde circulaban los coches hasta hace poco”.

Tras recorrer la Bajada de la Libertad, en la Plaza de Portugalete la movilización llevó a cabo un cierre simbólico del aparcamiento rotatorio para reclamar su conversión en aparcamiento exclusivo de residentes.

La marcha finalizó en la Plaza de la Antigua, conmemorando el éxito de la movilización social que hace unos años evitó la construcción de un nuevo aparcamiento subterráneo que habría destruido el yacimiento arqueológico de la Plaza, en beneficio de la constructora Isolux Corsan, concesionaria del vecino aparcamiento de Portugalete y que en la actualidad exige una indemnización millonaria al Ayuntamiento de Valladolid.

Con esta marcha Ecologistas en Acción dio por finalizado su VII Congreso Confederal. En el encuentro se debatió sobre ecologismo y desigualdad, se hizo un balance de la actividad ecologista de la organización durante 2017, se presentaron las campañas y el presupuesto para 2018 y se fijaron las principales líneas estratégicas de Ecologistas en Acción para el trienio 2018-2020.

Por último, se aprobó la lista de personas que participarán en la secretaría confederal de Ecologistas en Acción para el próximo trienio y el relevo de dos de las coordinadoras estatales de la organización. El salón de actos del Centro Cívico Bailarín Vicente Escudero despidió a Elvira Cámara y Nerea Ramírez y dio la bienvenida a la nueva coordinación confederal de Ecologistas en Acción, formada por Lola Yllescas, Luis Rico y Paco Segura.

11 diciembre, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR