Mundo

La joven ratifica ante el juez que fue víctima de la violación grupal durante los sanfermines de 2016

La Fiscalía ha pedido que la denunciante no viera los vídeos grabados por los agresores del momento de la violación y, a pesar de que el Tribunal no ha aceptado la petición, ninguna de las partes, incluso la defensa que los considera la prueba de que fueron relaciones consentidas, lo ha pedido
| 14 noviembre, 2017 17.11
La joven ratifica ante el juez que fue víctima de la violación grupal durante los sanfermines de 2016
Foto: Nafarroako Gobernua

La joven, que tenía 18 años cuando tuvo lugar la violación, ha sido la primera persona citada para declarar en la segunda sesión del juicio. Una declaración que ha durado más de lo previsto, un total de cuatro horas, en la que ha contestado a todas las partes ya que ha sido citada como denunciante y como testigo.

Los cinco imputados han escuchado el testimonio de la joven en una sala distinta, como había establecido la sala. En su declaración confirmó que los acusados actuaron “valiéndose de su superioridad física y numérica” y de la “imposibilidad” de la joven de “ejercer la más mínima resistencia”.

Pocos minutos después de comenzar la vista el tribunal ha decidido hacer un receso para deliberar sobre la conveniencia de que la joven viera durante su comparecencia los vídeos grabados por los agresores del momento de la violación a petición de la Fiscalía.

Unos vídeos que para la defensa de los acusados son la prueba de que las relaciones fueron consentidas y para las distintas acusaciones avalan la agresión sexual en grupo. Al final, a pesar de que el tribunal ha decidido que los vídeos se podían ver, ni una parte ni la otra han solicitado el visionado.

Como decidió el tribunal a petición de la Fiscalía, la acusación de la denunciante y la popular, la sesión se ha celebrado a puerta cerrada por lo que no se ha podido ni escuchar ni ver a la denunciante.

Por otro lado, el tribunal ha admitido como prueba el espionaje realizado a la víctima por detectives privados contratados por el abogado de tres de los acusados. Los detectives privados espiaron sus redes sociales e incluso llegaron a llevar a cabo seguimientos en persona.

Aunque en el proceso judicial no se juzga a la víctima, sino a sus cinco presuntos violadores, el tribunal, el mismo que rechazó admitir como prueba los antecedentes del grupo de acusados -autollamados ‘La Manada’- relacionados con otra agresión sexual, ha aceptado esta estrategia de defensa de sus abogados.

También han declarado dos testigos que se encontraron a la joven en un banco cerca del portal donde ocurrieron los hechos y dieron el aviso a SOS Nafarroa.

Para este miércoles, en la tercera sesión del juicio, están citados a declarar cuatro agentes de la Policía Municipal de Iruñea, cuerpo que identificó a los imputados pocas horas después por las cámaras instaladas en el recorrido del encierro, y tres miembros de la Policía Foral, que practicó las detenciones cuando llegaron a la plaza de toros.

14 noviembre, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR