Entrevistas Economía

David contra Goliat en Inditex

Hablamos con representantes de La Unión, sindicato que ha conseguido ser mayoría en el comité de empresa de Inditex en Plaza defendiendo unas condiciones dignas y luchando contra la explotación laboral. El sábado 9 de junio, a las 19.00 horas, han convocado, junto a CGT una concentración en Zaragoza, frente a la tienda Zara en la Glorieta Sasera junto a Paseo las Damas.
| 31 mayo, 2018 08.05
David contra Goliat en Inditex
Foto: La Unión

¿Qué es La Unión? Y ¿cómo surge?

El sindicato La Unión nace como respuesta a la inacción de las y los compañeros del anterior comité en la empresa de Inditex situada en Plaza, frente a decisiones impuestas que creemos que ha supuesto un error para los intereses de la clase trabajadora, como fue la puesta en marcha de una doble escala salarial (salario de entrada inferior a compañeros que llevan más de 10 meses) como una medida inexplicable ya que no se sustenta de una situación de contingencia ni de crisis, así como la precarización de muchos años sosteniendo muchos contratos eventuales, y la puesta en marcha de un 4º turno (trabajadores de fin de semana) con unas condiciones precarias que han tenido un coste social muy elevado impidiendo el desarrollo a una conciliación plena.

Bajo ese contexto, y la poca empatía de quienes se deben a las y los trabajadores decidimos después de visitar algún que otro sindicato sin “deudas empresariales”, empezar de cero, con lo que conlleva, tanto por inexperiencia como medios.

Y el resultado ha dado la razón a la idea de que algo no estaba funcionando lo suficientemente bien consiguiendo el 40% del voto en las elecciones. Y eso es algo que nos enorgullece, por que recuerda un poco la historia de David contra Goliat… las y los trabajadores autorganizados podemos competir con los grandes cocos del sindicalismo.

Más tarde, en medio de este peregrinar en medio del desierto, llegó el momento dado la ingente cantidad de trabajo de buscar aliados que permitan en una comunión intereses para defender la dignidad de la clase trabajadora, y en ello nos hemos encontrado con la CGT que nos ha prestado su estructura jurídica, además de apoyo en base a futuras movilizaciones, en tanto en cuanto, tenemos un diagnóstico y análisis laboral-social muy próximo.

Desde aquí debemos dar las gracias también a otros pequeños sindicatos, pero de enorme corazón como la CUT o el SOA con quienes hemos y tenemos buena sintonía.

Para el que no sepa que existe una empresa logística de Inditex en Zaragoza, ¿a qué os dedicáis?

La sociedad Plataforma Europa situada en Plaza tiene unos 1.700 trabajadores y trabajadoras pudiendo ser más de dos millares en temporada de verano y nos dedicamos al almacenamiento, transporte y distribución de ropa del grupo consolidado Inditex, y muy particularmente de la principal enseña conocida: Zara.

Zara es el principal motor de Inditex ya que representa un 66% de las ventas, y nosotros, Plataforma Europa los principales distribuidores de la emblemática enseña.

Somos responsables de enviar a las tiendas de todo el mundo más de trescientos millones de prendas al año, y copartícipes de conseguir que el aeropuerto de Zaragoza se situé entre los tres primeros aeropuertos de la red Aena en cuanto a carga de mercancías.

La Union Inditex cgt

Cartel de La Unión y CGT.

¿Qué condiciones laborales se respiran en vuestra empresa logística en Plaza?

La responsabilidad de Inditex es hacer cumplir sus máximas en relación a que sus trabajadores, las personas, están el centro. Por ello pedimos coherencia en consonancia con lo que predican en los medios como nuestra propia responsabilidad corporativa.

La realidad del crecimiento de Inditex se sustenta en las personas que trabajan todos los días para llevar a nuestras tiendas productos de “moda responsable”, pero no es coherente cuando se muestra a la hora de la verdad como una industria de precarización con una altísima tasa de eventualidad (en nuestro centro de un 31% de media anual) y como trituradora de la dignidad de las personas que se dejan la piel para conseguir ser lo que realmente es Inidtex: una empresa que gana cuando todo el mundo pierde, que gana cuando hay crisis, que gana cuando las empresas se hunden en la miseria, que abre tiendas a lo largo del mundo cuando los demás cierra.

Es una deuda histórica que debe corregirse, eliminando ese concepto tan arraigado de la moda rápida, como es el concepto del asalario de usar y tirar y esa rueda perversa de unos salen para que entren otros en un claro fraude legal de concatenación de contratos. Así que el resultado final tanto en contenido como en las formas no llega a la altura del concepto de unas condicionales laborables y salario digno.

Tampoco puede entenderse que después de inversión y mejoras en relación al sistema de trabajo, 15 años después de abrir las puertas en Aragón, los actuales estudios ergonómicos en nuestra empresa logística dictan un sistema laboral inaceptable que ha mermado y ha puesto en peligro la salud de las y los trabajadores alejándose de los mínimos en cuestión de eficiencia, seguridad y salud como se requiere.

Somos una fuente y epidemia de trastornos muscoesqueléticos debido a una presión laboral que nos castiga a posturas inadecuadas, movimientos repetitivos, cargas físicas acumulativas, y tensiones nerviosas sin descarga prevista. Ello no es motivo de orgullo, sino de profunda preocupación porque nos aleja del papel de excelencia con el que debemos partir como empresa espejo y ejemplo.

¿No tienen un salario digno? ¿Ustedes cobran por encima de la media de las empresas en Aragón, cierto?

El mayor peligro es cosificar un salario como un contrato sin garantías en el que uno vende su dignidad a costa de dejar la salud y la vida. ¿Cuál es el valor por no ver a tus hijos e hijas crecer por estar en turnos asociales? ¿Cuál es el valor de dejarte la piel a riesgo de enfermedades crónicas debido a la presión laboral?

Nosotras entendemos la dignidad, no tanto en el término anglosajón de “sueldo digno” o “salario de subsistencia” (“living wage”, en inglés) para describir la cantidad real que debe pagarse a un trabajador por hora (frente al salario mínimo legal) para que este pueda lograr un nivel de vida decente para él mismo y su familia. Según el organismo internacional “Wage Indicator Foundation” ha cuantificado en España como costos de vida necesarios de un individuo o de una familia estándar de cuatro personas, siendo uno el que trabaja entre 1.340€ y 1.870€ brutos.

Esto es algo que afortunadamente superamos, pero si nos centramos más en el término aristotélico de entender la dignidad en el reconocimiento de merecer lo que tenemos o aportamos teniendo en cuenta el aspecto coyuntural de esperar un nivel adquisitivo a la altura que se espera de Inditex como referente dada la capitalización, recursos propios y patrimonio neto, es ahí, donde tenemos un profundo debe a las y los trabajadores en Zaragoza. Eso es lo que nosotras llamamos la deuda.

Esa relación asimétrica con situaciones con un alto coste de personal ante un trabajo que ha puesto en riesgo la salud de las y los trabajadores, unas condiciones de enorme flexibilidad a favor de la empresa pero totalmente dañinos para las personas como el cuarto turno firmado por el anterior comité, donde las personas quedan relegadas a unas vacaciones en mayo, descansos semanales insuficientes con hasta cuatro cambios horarios en días sucesivos, con complementarias (horas extras pagadas como ordinarias) dado que están contratados a tiempo parcial, rotando en tres turnos y con la penosidad de ser trabajadores nocturnos además de trabajar en fines de semana, eso es algo que la empresa debe rectificar porque ha sido un profundo error.

La dirección en Zaragoza debe despertar recordando nuestra valía, fortaleza, y también el derecho a tener una vida digna que permita el desarrollo de las personas, y debemos buscar el equilibrio entre las necesidades operativas y la dignidad de las y los trabajadores acabando con las situaciones precarias.

Repiten mucho el término de la deuda, y me llama la atención, ¿qué es exactamente?

La deuda la explicamos cómo los hacedores no sólo bajo el actual paradigma, también en nuestro recorrido histórico puesto que hemos hecho posible en todo momento lo que nos han pedido manteniendo el compromiso de poner en cada tienda lo que ha necesitado en el plazo que nos han pedido, con demandas que nosotros, y sólo nosotros hemos sido capaces de asumir.

Esa respuesta inmediata es fruto de la eficacia, eficiencia y capacidad de respuesta inmediata a cualesquiera de las demandas de nuestro cliente virtual, las tiendas de Zara. Recordando que todo esto ha supuesto y supone un alto coste social en nuestra plataforma basado en la disponibilidad permanente y absoluta de la plantilla con su flexibilidad laboral y con la enorme jornada anual más la suma de horas extras y complementarias en comparación con otros centros.

La clave del éxito de Zara está basada en la renovación constante de las referencias, cada vez más, dos días por semana en las tiendas. Ese engranaje logístico facilita sin lugar a dudas la actual fidelización de los clientes, la cual es muy alta. Y es por ello que reclamamos que ahí hay una parte de ese beneficio de venta en caja que nos corresponde, a nosotros, los currelas.

De ahí nuestra autoestima y el valor y respeto por nosotros mismos, ya que somos los “hacedores” únicos de que salga adelante la facturación y sea posible el éxito de nuestra empresa. Y nuestro espejo y reivindicación se encuentra en otro centro de distribución de la marca Zara, Arteixo, bajo el prisma de igual trabajo, igual salario, donde nos encontramos con diferencias salariales a día de hoy de más de 10.000€ entre trabajadores además de una jornada anual de más de 100 y 200 horas entre colectivos de la tarde y la noche.

Es cierto que las ventas como el beneficio ha crecido de forma más ralentizada en el último ejercicio respecto a la norma de estos años donde encontrábamos crecimientos de dos dígitos interanuales. Y eso, a pesar de un contexto negativo ante la volatilidad de las divisas y un otoño muy cálido en el que nuestra competencia directa retrocedió en ventas. Seguimos consolidando un crecimiento impresionante.

Por eso hay que recordar, por ejemplo, desde el año 2012 Inditex ha acumulado un crecimiento del negocio del 59% mientras los salarios en nuestra plataforma casi un 21%… y el mayor desasosiego a pesar del magnífico trabajo que estamos desempeñando donde 1/5 parte de la distribución de las prendas se envía a través de nuestra plataforma por todo el mundo, con una ratio de productividad superior al 25% de la media de los demás almacenes de Inditex en España. Y esa deuda, el valor de lo que hemos generado, y el déficit respecto a lo aportado se debe revertir.

Cartel de La Unión.

Cartel de La Unión.

¿Qué líneas fundamentales reclaman en la negociación de este nuevo acuerdo de empresa?

Es difícil resumir un trabajo de 56 páginas que pusimos a disposición de las y los trabajadores y la empresa como plataforma reivindicativa además de un decálogo público que marca nuestras líneas esenciales y que se pueden consultar en nuestras redes sociales como el Facebook de La Unión o el canal público del Telegram, pero si tuviéramos que definir algunas pinceladas esenciales podrían ser:

Eliminar los contratos en fraude de ley apostando por la calidad en el empleo convirtiendo aquel que es temporal, inestable e involuntario en estable indefinido, además de empleo a tiempo parcial involuntario a tiempo completo, considerando la necesidad de realizar al menos 300 conversiones a indefinidos.

Erradicar cualquier discriminación entre trabajadores y trabajadoras del mismo centro, supresión de la doble escala salarial, disfrute efectivo de vacaciones estivales dentro de los periodos de mayor conciliación aceptados socialmente (de junio a septiembre) para los trabajadores del cuarto turno, reducir la brecha salarial frente a otros centros del mismo grupo como en Arteixo, implantar un sistema de trabajo rediseñado eficiente, seguro y saludable como sería deseable con rotaciones y tiempo de exposición adecuados, primas de vinculación y/o antigüedad, reducción incremental de las horas laborales para permitir vivir de forma más sostenible y plena, mejorando las relaciones de género y la calidad de la vida familiar y crear un plan de formación con bolsa de hora al año.

¿Y cómo va la negociación? ¿Qué esperan?

Pues después de más de una veintena de reuniones consideramos que estamos llegando al principio de la negociación. Y eso cómo es posible, pues sencillamente porque vislumbramos después de tanto tiempo la propuesta real de la empresa a nuestras reivindicaciones después del teatrillo para ver hasta cuanto estamos dispuestos a ceder. Aun así, para nosotros que somos la fuerza mayoritaria en el comité de empresa, consideramos que estamos alejados en puntos que consideramos fundamentales.

Esperamos que reaccione la dirección y plantee cuestiones esenciales como acabar con el fraude en la contratación laboral y condiciones a la altura de lo que nos merecemos y representamos intentando a través del dialogo llegar a buen puerto… que, de no ser posible, advertimos que no pararemos en nuestro empeño por luchar por nuestra dignidad y por unas condiciones ligadas a la altura que se espera de Inditex como referente.

Esto es fundamental ya que debemos liderar y ser punta de lanza para contribuir en la recuperación de este país a través de la mejora del poder adquisitivo de los salarios de la clase trabajadora, con el propósito de ser una fuente de ingresos para el estado que garantice el sistema público de pensiones, sanidad, educación…

31 mayo, 2018

Autor/Autora

Gladys Sendic. Colaboradora de AraInfo.


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR