Movimientos #ViolenciasMachistas #juicioLaManada

Convocan concentraciones en Uesca, Teruel y Zaragoza en apoyo a la víctima de la violación grupal de sanfermines con el lema “La manada somos nosotras”

Este jueves, a las 13.00 horas, el presidente de la Sección Segunda de la Audiencia de Nafarroa leerá el fallo de la sentencia de la violación grupal de los sanfermines de 2016. Colectivos feministas aragoneses han convocado concentraciones el mismo día en Zaragoza, Teruel y Uesca con el lema "La manada somos nosotras".
| 25 abril, 2018 19.04
Convocan concentraciones en Uesca, Teruel y Zaragoza en apoyo a la víctima de la violación grupal de sanfermines con el lema “La manada somos nosotras”
Manifestación en Zaragoza el 25N del Movimiento Feminista. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Con el lema “La manada somos nosotras”, Asamblea 8M Zaragoza, Colectivo de Mujeres Feministas de Uesca, Asamblea 8M Huelga Feminista Uesca, Asamblea 8M Teruel y Espacio Feminista convocan este jueves concentraciones para mostrar el apoyo a la víctima de la violación grupal de sanfermines y para “juntas denunciar la cultura de la violación, la justicia patriarcal, la violencia institucional y mediática”.

Las concentraciones, que tendrán lugar en Teruel -a las 17.30 horas en la plaza del Torico-, en Zaragoza -a las 18.00 horas en la Audiencia (calle Coso con avenida César Augusto)-, y en Uesca -a las 20.00 horas en la plaza Concepción Arenal-, están convocadas el mismo día que se conocerá la sentencia del juicio contra cinco hombres sevillanos juzgados en noviembre, acusados de participar en una violación grupal a una chica durante los sanfermines de 2016.

Según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Nafarroa, el jueves 26 a las 13.00 horas el presidente de la Sección Segunda de la Audiencia navarra leerá en audiencia pública el fallo de la sentencia sobre los cinco acusados, entre ellos un guardia civil y un militar, que se autodenominaban “La Manada”.

El juicio tuvo lugar el pasado mes de noviembre y se celebró a puerta cerrada salvo las dos últimas jornadas, al término de las cuales la fiscalía pidió para cada acusado una pena de 22 años y diez meses de prisión, la acusación particular reclamó 24 años y nueves meses, y las acusaciones populares ejercidas por el Ayuntamiento de Iruñea y el Gobierno navarro pidieron 25 años y nueve meses de prisión.

Comunicado:

Buenas tardes a todes/todas

Nos convocamos en este día que para nosotras /nosotres no es uno más, aunque conozcamos sobradamente la situación pues la hemos vivido desde nuestrainfancia, cientos de veces, no sólo en casos tan graves como los de Nagore o Alcasser por citar algunos ejemplos, sino en nuestro día día, todas sufrimos la violencia sexual de una u otra forma, pero sabemos que juntas somos más fuertes, que la verdadera manada somos nosotras.

Hoy es un día importante que nos llama a reflexionar sobre cómo abordamos las agresiones machistas en su amplia concepción y en toda su crudeza. Desde la Asamblea 8M Huelga Feminista de Huesca queremos mostrar nuestro apoyo y nuestro calor a la víctima y superviviente, queremos también destacar su valentía y su entereza por denunciar unos hechos brutales, y decirle que nuestra fuerza y nuestro cariño están con ella, como lo están con todas aquellas que sufren agresiones.

Nos posicionamos radicalmente en contra de los abusos judiciales del sistema patriarcal y denunciamos el cuestionamiento al que somos sometidas tanto porsu parte, como por la de los medios de comunicación. Un cuestionamiento sangrante que comienza en el mismo momento en el que denunciamos haber sido agredidas, por cuanto nos sitúa como sospechosas en lugar de hacerlo con los agresores. Cargadas de dolor y rabia por el tratamiento amarillista y morboso que los medios de comunicación vienen prestando al proceso judicial que revictimiza y culpabiliza a las víctimas, hemos querido llenar la noche y la calle para juntas decir alto y claro ‘Yo sí te creo’.

La cultura de la violación está presente de forma constante en nuestra sociedad y es una muestra más del sistema patriarcal y del engranaje que sostiene con el capitalismo. La cultura de la violación es el entorno en el cual la violencia sexual infligida contra la mujer se naturaliza y encuentra justificación tanto en los medios de comunicación como en la cultura popular. Se perpetúa mediante el uso de lenguaje misógino, la cosificación del cuerpo de la mujer y el embellecimiento de la violencia sexual, dando lugar a una sociedad despreocupada e indiferente por los derechos y la seguridad de las mujeres. Es una señal del machismo que asesina, viola, vende y compra nuestros cuerpos y los mercantiliza.

Las cifras anuales de víctimas asesinadas son apenas un reflejo de las historias personales que hay detrás. Tres mujeres denuncian cada día una violación. Sin embargo, ésta es sólo la parte visible, la cúspide de la pirámide del machismo, son los casos más graves en nuestra sociedad en la que el acoso sexual está a la orden del día. A las mujeres desde niñas se nos educa en un contexto en el que se nos considera ‘inferiores’, meros objetos de consumo para satisfacer los deseos de los hombres, sin derecho a ocupar espacios hasta hace poco prohibidos como la calle, la noche o las fiestas, donde se pone el acento en enseñarnos cómo no ser violadas en lugar de enseñar a los hombres a no violar. Se entiende perfectamente que en este contexto muchas supervivientes callen durante años, o incluso toda su vida, por temor a ser juzgadas por su entorno próximo y por la sociedad.

La ‘manada’ feminista respondió al aullido. Miles de acciones contestaron al grito común que quería transformar la indignación generalizada en refugio, en sororidad. Nos tocaron a una y respondimos todas tejiendo esa red que busca arropar a cada una de nuestras hermanas, a cada una de nosotras, cuando nos golpea la brutalidad del terrorismo machista.

Nos queremos libres, no valientes. Calle, noche, fiestas, también son nuestras, queremos movernos con libertad en todo momento y en cualquier espacio. Por todo esto y mil razones más, trabajamos por una sociedad que arroje al heteropatriarcado al vertedero de la Historia. Sabemos que queda mucho por hacer y seguimos luchando buscando construir colectivamente el mundo que queremos.

 

25 abril, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR