Altavoz

Cómo entender una nómina

Las dudas con respecto a una nómina suelen ser generalizadas. Y esto ocurre porque la mayoría de las veces nadie nos ha explicado ni en qué consiste ni cómo se calcula nuestra nómina. Siendo algo tan importante en nuestra vida, es interesante al menos tener unas nociones claras y básicas sobre nuestro salario. Conocer qué...
| 29 junio, 2017 07.06
Cómo entender una nómina

Las dudas con respecto a una nómina suelen ser generalizadas. Y esto ocurre porque la mayoría de las veces nadie nos ha explicado ni en qué consiste ni cómo se calcula nuestra nómina. Siendo algo tan importante en nuestra vida, es interesante al menos tener unas nociones claras y básicas sobre nuestro salario. Conocer qué convenio marca el salario y complementos salariales, o saber cuánto me pueden descontar de IRPF, por poner dos ejemplos, nos ayudará a entender el por qué de nuestro salario, y a actuar en consecuencia.

Aspectos básicos de la nómina: devengos y deducciones

Nuestra nómina recoge todos aquellos conceptos que son tenidos en cuenta para calcular cuál debe ser nuestra remuneración por el trabajo que realizamos. Es importante tener en cuenta que las nóminas no son documentos fácilmente entendibles y que para un puesto de trabajo semejante el salario puede diferir de manera importante a causa de varios factores, como complementos, jornadas, etc. Por ello, lo primero que deberemos conocer es el convenio de referencia que se nos aplica. En nuestro contrato se indica ese convenio marco, para conocer las especificidades de cada uno podemos consultar la web del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

En el convenio podemos conocer, de acuerdo a  nuestro puesto o categoría profesional (recogido en nuestro contrato), la cuantía del salario base que nos corresponde. En este punto entran muchos factores a tener en cuenta: pluses, dietas, incentivos, prorrateos… Puede que no sea fácil de calcular de manera concreta el salario de cada uno pero sí que deberemos conocer y tener presentes esos conceptos que nos suman y que afectan a nuestro salario de manera directa. El plus de transporte o productividad, las horas extras, el plus de nocturnidad, si nos pagan las extras prorrateadas en nómina o no… la suma de todos estos conceptos es lo que va a marcar nuestro salario bruto.

Si nos fijamos bien cada nómina tiene dos bloques, devengos y deducciones. Lo visto hasta ahora eran devengos, esto es, lo que me suma, y ahora veremos las deducciones, que son lo que me resta.  Las deducciones varían pero hay tres fijas: por contingencias comunes, por desempleo y por formación profesional. La primera y últimas son fijas, 4.7% y  0.10% respectivamente. La contingencia por desempleo varía si es un contrato temporal (1.6%) o indefinido (1.55%). A esto hay que sumarle la retención del IRPF, que es lo que se queda de nuestra nómina para la cotización de la Renta. Este porcentaje varía según la cuantía de nuestro salario, circunstancias personales, etc. El mínimo que se debe retener es un 2% pero se puede ajustar.

¿Bruto o neto?

El salario bruto es el total devengado y lo que vamos a cobrar se calcula restando del total devengado el total a deducir.  Esta cuantía se denomina salario neto. Si en una oferta o entrevista te indican el salario bruto ten en cuenta que de ahí deberás descontar los porcentajes comentados de contingencias comunes, desempleo y formación profesional, junto con  IRPF y el resto de componentes. No te dejes guiar por esa cuantía como lo que vas a cobrar limpio para ti, cuenta que siempre será inferior y que al menos ese porcentaje a descontar será de un 8.5% aproximadamente.

En general, la obligación de la empresa es que preparare dos copias de cada nómina, una para el trabajador/a y otra debe guardarse en la empresa firmada por el trabajador/a, como justificante de que esa persona ha recibido ese salario y está de acuerdo. En muchas ocasiones esto no se cumple a rajatabla, sobre todo cuando se instauran procedimientos telemáticos (como Portales del empleado) en los que se hace todo vía web. Independientemente, es interesante que cada uno nos guardemos una copia, bien sea en papel bien sea en formato online, a modo de justificación del salario percibido.

Como señalamos, cada nómina se hace de acuerdo al convenio, categoría, tipo de contrato, situación personal… Por eso cualquier duda deberás consultarla siempre a tu departamento de recursos humanos. La web citapreviainem.es y el blog Laboro pueden serte de mucha utilidad para conocer más en profundidad estos conceptos de una manera clara y asequible.

29 junio, 2017

Autor/Autora

@ElenaArino // Orientadora laboral, formadora y blogger especializada en el ámbito del empleo, la formación y las redes sociales. Para ver todo lo que hago, consulta mi perfil del LinkedIn: https://es.linkedin.com/in/elenaarinolecina


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR