Economía

CNT Uesca pretende “sacar a la calle” su conflicto con el bar Sunset Boulevard

Por un piquete ante el bar la acusación pide 6 años de cárcel para cuatro personas, y 35.000 euros de indemnización por los perjuicios morales y económicos causados a la empresa. El Ministerio Fiscal, por su parte, pide 2 años de prisión para cada una de ellas.
| 21 diciembre, 2017 17.12
CNT Uesca pretende “sacar a la calle” su conflicto con el bar Sunset Boulevard
Presentación de la campaña solidaria de CNT-Uesca.

CNT llamó este miércoles a “sacar a la calle” el conflicto que mantienen con el bar Sunset Boulevard de Uesca, que según advierten desde el sindicato, “empezó siendo sindical”, pero  entienden que “actualmente ha rebasado con mucho los límites del susodicho centro de trabajo”.

Y es que tres miembros de un piquete, y el propio sindicato CNT como responsable civil, se enfrentan a penas de prisión y a pagar fuertes indemnizaciones acusados de calumnias, injurias, amenazas y desordenes públicos, a raíz del conflicto laboral mantenido contra los propietarios de dicho bar en Uesca. A las mismas penas se enfrenta una cuarta persona que no pertenece al sindicato, y que pasando por allí el día del piquete quiso grabar los hechos con su teléfono móvil.  El juicio ya tiene fecha, y se celebrará en Uesca el 28 de Mayo de 2018 en el Juzgado de lo Penal nº 2.

En la presentación pública de la campaña solidaria con las cuatro personas acusadas a raíz del conflicto laboral, estuvieron presentes las ex-trabajadoras de este bar, el sindicato CNT y varias personas solidarias con la causa, que se congregaron en Las Pajaritas del Parque Miguel Servet con un doble objetivo: informar de que el conflicto sindical y presentar la campaña “Solidaridad con lxs tres del Sunset Boulevard y una que pasaba por allí”.

La protesta de CNT tuvo lugar después de que dos trabajadoras del bar Sunset Boulevard formaran una sección sindical para reivindicar sus derechos laborales, entre otros la cotización de todas las horas, cobro del plus de nocturnidad y de las horas extras o el conocimiento de los cuadrantes horarios con suficiente antelación. Tras no llegar a un acuerdo con los propietarios decidieron denunciar los hechos a través del sindicato CNT del que son miembros. Las dos trabajadoras acabaron despedidas. Se inició una campaña de difusión del conflicto y tuvo lugar el correspondiente juicio, tras el cual uno de los despidos fue declarado improcedente.

Dos de las acusadas son las trabajadoras que fueron despedidas.  Para ellas la fiscalía pide penas de dos años de prisión. Para otro miembro del piquete –que portaba el megáfono– y para la persona ajena a la acción, la fiscalía pide penas de prisión de un año y medio. Por su parte, los dueños de la empresa piden seis años de prisión para cada una de las acusadas e indemnizaciones por daños y perjuicios de casi 35.000 euros, haciendo responsable civil subsidiario al sindicato CNT. También pide que se condene al sindicato CNT a pagar la publicación de la sentencia, que presume favorable, en los diarios locales.

Por todo esto, el sindicato CNT llama a la solidaridad de la ciudadanía y a participar en los eventos y acciones que se van a organizar para difundir  el conflicto y apoyar a las encausadas.  Desde CNT Uesca aseguran que estas acusaciones son “totalmente desproporcionadas, aparte de ser un ataque directo al sindicato CNT y, de manera indirecta, a cualquier persona que quiera mejorar legítimamente sus condiciones de trabajo o decida apoyar a quien lo hace”.

21 diciembre, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR