SUBPORTADA Mundo #Refugees

Cien muertes más en el Mediterráneo, la fosa común más grande del mundo

Estas muertes se suman a las 635 contabilizadas en 2018 por la Organización Internacional para las Migraciones en la denominada ruta central mediterránea. En todo el Mar Mediterráneo la cifra se acerca a las 1.000 personas desaparecidas en lo que va de año.
| 30 junio, 2018 18.06
Cien muertes más en el Mediterráneo, la fosa común más grande del mundo
Migrantes tratan de cruzar el Mediterráneo a bordo de una patera.

Un centenar de personas han fallecido o desaparecido en aguas del Mediterráneo central este viernes al naufragar el bote neumático con la que trataban de viajar Europa desde las playas de Libia.

Según fuentes locales el naufragio se produjo a unas 25 millas náuticas de la ciudad de Qarabuli, lugar de partida de la embarcación, al parecer a causa de un incendio que se desató después de que produjera un fallo en el motor.

Un superviviente yemení aseguró a la guardia costera libia que en la embarcación navegaban unas 120 mujeres, hombres y niños, la mayoría de nacionalidad subsahariana, pero también marroquíes y yemeníes. Hasta el momento se han recuperado los cadáveres de tres bebés.

Otras 15 personas fueron rescatas con vida. Todas ellas son hombres jóvenes que han sido trasladados a un centro de detención en la zona de Al Hamdiya, a unos 25 kilómetros al este de Trípoli, donde están siendo tratados de diversas heridas.

El director de la ONG catalana Pro Activa Open Arms, Oscar Camps, ha denunciado que Italia no ha contado con los barcos de salvamento de esta entidad para socorrer al centenar de inmigrantes ahogados, a pesar de que las naves estaban “a pocas millas”. “Lo que realmente nos indigna, no es sólo la pérdida de la vida de estas personas, sino que no se haya contado con los dos barcos de salvamento, con el barco medicalizado de Open Arms, que está aquí desde hace muchos días”, ha lamentado Camps.

Según el director de la ONG, a pesar de que han trabajado en “muchas ocasiones coordinados por la Guardia Costera Italiana”, ahora Italia “no cuenta” con la “capacidad de Open Arms de intervenir”. “De repente, nos omiten, nos ignoran y no nos llaman; siguen muriendo y mueren a pocas millas de donde estamos nosotros”, ha asegurado Camps, que ha destacado que su trabajo, no es “entorpecer las labores de la Guardia Costera”, sino “colaborar para que no se pierdan más vidas en el mar”.

Las playas que se extienden entre Trípoli y la frontera con Túnez se han convertido los últimos dos años en el principal bastión de las mafias que trafican con seres humanos y un auténtico mercado de esclavos en pleno siglo XXI, pese a la presencia de patrulleras europeas.

Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones, más de 171.635 inmigrantes irregulares lograron cruzar a Europa en 2017, mientras que 3.116 desaparecieron en el mar.

La misma organización, vinculada a la ONU, afirma que a lo largo del presente año otras 16.394 personas han conseguido cruzar solo por la llamada “ruta central”, que parte de Libia y 635 han muerto ahogadas.

30 junio, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR