Movimientos

CGT se moviliza en Zaragoza para reclamar un ferrocarril público y social

La concentración ha tenido lugar en el marco de la huelga de 23 horas -desde las 0.00 horas hasta las 23.00 horas- convocada por el sindicato este viernes 28 de julio. Asimismo, CGT también ha denunciado los servicios mínimos que la autoridad gubernativa ha impuesto por considerarlos abusivos.
| 28 julio, 2017 15.07
CGT se moviliza en Zaragoza para reclamar un ferrocarril público y social
Foto: AraInfo

Este viernes, el Sector Ferroviario de CGT se ha concentrado a las puertas de la Estación Delicias de Zaragoza para reclamar un ferrocarril público y social para todos y todas. El acto se ha llevado a cabo en el marco de la huelga de 23 horas -desde las 0.00 hasta las 23.00 horas- convocada por dicho sindicato este viernes 28 de julio.

El último intento que se realizó para desconvocar la huelga se dio este pasado miércoles mediante una reunión celebrada entre la dirección de Renfe y miembros del Comité de huelga de CGT, pero finalmente no fue posible alcanzar ningún acuerdo entre las partes y la jornada de paro de 23 horas quedó ratificada.

“Principalmente –recalcan desde el sindicato-, porque por parte de la empresa no se puso encima de la mesa ningún tipo de solución potencial que nos permitiera evitar la conflictividad, más bien su objetivo era intentar por la vía de la presión, llegando en algunos momentos al amedrentamiento, que nuestros representantes desconvocaran la movilización, objetivo que por supuesto no consiguieron”.

Al mismo tiempo, CGT ha denunciado los servicios mínimos que la autoridad gubernativa ha impuesto por considerarlos abusivos. Así como la falta de información “por parte de las empresas a las que la Ley les obliga y los usuarios se merecen”, en cuanto a que se realice una convocatoria de huelga en las empresas que prestan un servicio público.

Para el Coordinador Territorial del Sector Ferroviario de CGT, Miguel Martínez Laguna, las reivindicaciones colectivas que demandan y que han motivado esta jornada de paro “no son nuevas”. “La primera es una defensa a ultranza de lo que nosotros defendemos que tiene que ser un ferrocarril público y social”, para que éste se convierta en un instrumento “vertebrador de los territorios”.

De la misma forma, desde el sindicato reclaman inversiones mucho mayores para este sector, “porque estamos observando que mientras alrededor del 77% se destina al AVE, únicamente el 23% va al ferrocarril convencional. Lo que significa que a medio y largo plazo el ferrocarril público y social, tal y como lo conocemos, puede resultar inviable”, subraya Martínez Laguna.

Otro de los problemas que generan incertidumbre dentro del colectivo ferroviario tiene que ver con la salida laboral de los y las trabajadoras del sector, ya que la media de edad se encuentra en estos momentos por encima de los 50 años.

“No puede ser que se haga mediante Expedientes de Regulación de Empleo o a través de pactos de desvinculaciones, tiene que ser mediante prejubilaciones con contratos de relevo, porque es mejor para las personas que nos vamos, y a su vez, contempla que quienes van a entrar en el ferrocarril, sustituyéndonos, lo hagan con un trabajo de garantías y con derechos”, asegura el Coordinador Territorial del Sector Ferroviario de CGT.

De esta forma, para garantizar el futuro y la viabilidad del ferrocarril público, hay que añadir, a su juicio, “unas ofertas de empleo público que propicien el mérito y la capacidad de quienes concursen, no con el enchufismo que ha existido aquí toda la vida”, ya que dichas ofertas conllevarían que “el ferrocarril sea viable y tenga futuro”.

“Esto también nos permitirá detener las externalizaciones a las que nos están sometiendo las empresas ferroviarias, que aprovechan para lucrarse con empleos precarios, abandonando a su suerte muchas veces a los trabajadores e incluso dejándoles a deber hasta los salarios”, reconoce.

Por otro lado, las distintas direcciones de RENFE y ADIF, y según reconocen desde el sindicato, no están por la labor de negociar demanda alguna. “Llevamos más de ocho meses demandándole a la empresa nuestras reivindicaciones”, concretamente “desde la firma del convenio en el que nosotros no fuimos firmantes porque ya veíamos venir todas estas problemáticas”.

“Les hemos presentado una enorme cantidad de propuestas, de iniciativas, intentando dejarnos parte de la negociación en el camino y abrir una puerta al acuerdo, pero la respuesta siempre ha sido que no”, apunta.

“Esperamos, porque nos hemos dirigido al Comité General de empresa y al resto de sindicatos que a día de hoy no han querido saber nada, que más pronto que tarde la unidad sindical de los trabajadores se dé, y posiblemente a final de verano todo el Comité General de empresa, y sobre todo aquellos sindicatos que llamamos de clase, nos movilicemos para solventar todas estas cuestiones que impiden que el ferrocarril tenga viabilidad en el futuro como servicio público, y que las condiciones de trabajo sean las requeridas para los trabajadores y trabajadoras del ferrocarril”, sentencia Martínez Laguna.

28 julio, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR