Economía

CGT responde ante la exigencia de PSA de abaratar costes en la planta de Opel Figueruelas

La planta de Opel en Figueruelas ha pasado de ser comparada con sus homólogas alemanas a serlo con las fábricas del grupo PSA, un 15% más baratas según la multinacional, lo que ha enquistado las negociaciones del nuevo convenio colectivo, para el que la empresa impone menos sueldo y mayor flexibilidad a sus empleados en Aragón
| 19 enero, 2018 16.01
CGT responde ante la exigencia de PSA de abaratar costes en la planta de Opel Figueruelas

Desde la Confederación General del Trabajo (CGT) han lanzado un comunicado en el que se muestran conocedores de que los gastos en personal disminuyen y que con cada vez menos mano de obra la planta de Opel en Figueruelas y que cada día –gracias a la flexibilidad exigida por las sucesivas direcciones– su jornada de trabajo está más desregulada, suponiendo en muchos casos una agresión a la conciliación de vida laboral y familiar.

Advierten que un trabajador puede llegar a cobrar 7.491,8 € (28,8%) menos que el compañero de al lado por hacer lo mismo y además tardaría aproximadamente siete años en cobrar lo mismo. Una situación que contrasta con las subidas de honorarios de la directiva que según afirman “hasta pueden doblar sus generosos sueldos con variables, lo hicieron en el pasado cuando han gestionado mal, lo hacen actualmente y casi seguro que lo seguirán haciendo”.

Recuerdan a la directiva de PSA que la negociación “debe tener la única finalidad de llegar a acuerdos que satisfagan a ambas partes, si de verdad tienen prisa ya tardan en ser conscientes de lo que esta plantilla merece y demanda en este momento”, dejando abierta la puerta a movilizaciones que ayuden a “hacérselo saber”.

“GM, PSA o la multinacional que sea decidirá el que se hace y donde, no podemos entrar en sus competencias porque nunca nos garantizaran nada, se le hagan las concesiones que se le hagan, de eso sí que tenemos que estar seguros”, recuerdan desde el sindicato, en referencia a la comparativa que ha realizado la empresa entre los costes de elaboración del Opel Corsa y el Citroën C3, que en la actualidad comparten estructuras.

Así, la planta de Figueruelas ha pasado de ser una planta económica en el entramado Opel, donde se había de comparar con plantas como las alemanas, a ser una fábrica deficitaria en su comparativa con Citroën en Vigo, saliéndole a PSA un 15% más cara la fabricación de un vehículo.

“Hoy nos comparan con Vigo, ayer con Polonia y mañana con África. Desde CGT, entendemos que ya es suficiente, ya vale de recortes, ya vale de esfuerzos, ofrecimientos en vano, basta ya de amenazas, sus pretensiones son insultantes y su codicia no tiene fin”, aseguran desde el sindicato.

Los representantes de los trabajadores mantenían este martes una  reunión con la dirección de la empresa para intentar avanzar en las negociaciones. En este encuentro, los sindicatos presentaban una contraoferta a la última propuesta de convenio colectivo que realizó el grupo PSA, si bien la reunión fue calificada como “bastante negativa”.

De momento, CGT habrá de esperar hasta el jueves, día en que se produzca una nueva reunión en la que no se prevén avances, para, a partir de entonces, tratar de hacer un frente común con el objetivo de “frenar las pretensiones de la Dirección, si no se puede, plantearemos al resto de Sindicatos y a la Plantilla planes de movilización y protesta contra la Multinacional, para proteger nuestro salario, nuestras pausas y nuestro empleo con las mejores condiciones”.

19 enero, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR