Movimientos

CGT muestra su preocupación por la “instrumentalización del terrorismo en las aulas”

Consideran que la presentación de una PNL en Las Cortes de Aragón a propuesta del PP para incluir este tema en el currículum aragonés, se traduce en un "uso partidista algo tan grave y serio como es el terrorismo"
| 17 mayo, 2018 07.05
CGT muestra su preocupación por la “instrumentalización del terrorismo en las aulas”
Imagen del ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo. Foto: La Moncloa (CC)

Tras la publicación por parte del Ministerio de Educación (MEC) y de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) de una unidad didáctica, destinada a 4º ESO, que versa sobre la historia del “terrorismo” en el Estado español, y la presentación de una Proposición No de Ley (PNL) en Las Cortes de Aragón a propuesta del Partido Popular para incluir este tema en el currículum, el sindicato CGT quiere expresar su “preocupación” ante lo que considera un “uso partidista de algo tan grave y serio como es el terrorismo”.

Una vez leído y analizado el resumen de la unidad didáctica, desde el sindicato observan “importantes lagunas desde el punto de vista histórico, ya que es evidente el tratamiento parcial y no global de un problema trágicamente presente en la historia del Estado español en las últimas décadas”.

En su opinión, todos los contenidos que se deben impartir en las aulas “deben ser tratados con el máximo rigor científico y con objetividad, y la historia del terrorismo no puede ser una excepción”.

“Para empezar, llama la atención que no se comience con una delimitación del concepto de terrorismo. Desde CGT pensamos que tal carencia puede deberse a dos motivos. Primero, a la falta de una aproximación realmente científica e histórica al estudio del terrorismo por parte del la unidad didáctica en cuestión. Y segundo, al intento de situar la práctica del terrorismo como propia únicamente de una parte de los diferentes sectores en conflicto”, explican.

Desde CGT entienden que “es una tarea complicada encontrar una definición exacta de lo que se considera terrorismo, pero una primera aproximación debería incluir que el objetivo del mismo es el de infundir el terror y el miedo entre la población para conseguir objetivos políticos. Esa violencia extrema puede ser utilizada por individuos, organizaciones o estados, y siempre que tenga objetivos políticos o religiosos debe ser considerada terrorismo”.

“Si tenemos en cuenta esta aproximación a una posible definición de terrorismo, toda historia reciente del mismo en el Estado español debe abarcar, sin animo de ser exhaustivos, el ‘pistolerismo’ tanto de grupos ácratas como el propio de la patronal y de los cuerpos policiales de finales del siglo XIX y principios del XX; los distintos grupos u organizaciones armadas de extrema izquierda, o nacionalistas de izquierdas, en el contexto de la dictadura franquista; ETA, FRAP, GRAPO, Comandos Autónomos, etcétera, así cómo el terrorismo del propio Estado franquista o los grupos de extrema derecha -como la Triple A- que intentan imponer sus objetivos en plena ‘transición a la democracia’”.

“Sin olvidarnos –añaden-, como sí silencia la unidad didáctica del MEC y la AVT, el terrorismo de estado practicado a través del GAL y la guerra sucia. Es importante, a nuestro entender, recordar la implicación del gobierno de Felipe González en la creación del GAL y hablar de nombres como José Barrionuevo, Rafael Vera y el general de la guardia civil Enrique González Galindo”, subrayan.

De la misma manera que la unidad es “parcial” en el tratamiento del terrorismo, desde CGT consideran que “también lo es en su atención a las víctimas”. “No podemos realizar valoraciones diferentes según se trate de víctimas de uno u otro bando: todas son víctimas y todas merecen ser recordadas”.

“Sin embargo, en el caso que nos ocupa se destacan unos nombres y se obvian otros. Es importante recordar, entre los cientos de víctimas de ETA, a Miguel Ángel Blanco pero también a Francisco Tomás y Valiente por ejemplo. Pero también es necesario recordar casos y sucesos igual de duros y trágicos como el asesinato de Lasa y Zabala”, apuntan.

“Tampoco parece históricamente objetivo el pasar por alto las negociaciones que con ETA llevaron a cabo los gobiernos encabezados por Felipe González, Jośe María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero”, destacan.

Por último, desde el sindicato echan de menos “un análisis más profundo del auge del terrorismo islámico en Europa y en el Estado español y denunciar lo que a nuestro entender es un silencio intencionado: no existe ninguna referencia a la guerra de Iraq y su relación con el atentado de Atocha y el auge del islamismo en el Estado español”. “Por cierto, nos sorprende no ver ninguna referencia al artículo de la Constitución que habla sobre la reinserción”, añaden.

Desde CGT creen que “los temas históricos hay que de dejarlos para los y las historiadoras y que hay que tratarlos de manera crítica y objetiva, recordando y tratando por igual a todas las víctimas y a todos los protagonistas de esta historia que, exceptuando el terrorismo islamista, parece finalizada”.

17 mayo, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR