Economía #JuevesNegrosATV

CARTV coacciona a la plantilla para que acepte un convenio que no recoge las demandas fundamentales

Tras apenas tres reuniones de negociación en el presente mes, este mismo lunes la Dirección de Aragón TV y Aragón Radio ha enviado a la representación un último texto y asegura que “si no se firma esta misma semana, la negociación empieza de cero y el actual convenio se prorroga un año y medio más”
| 27 septiembre, 2018 10.09

La Dirección de la CARTV ha dado un ultimátum al comité de la plantilla para que acepte esta semana su propuesta del II Convenio Colectivo de sus tres empresas (CARTV, Aragón TV y Aragón Radio). Ésta ha sido presentada a la representación de los y las trabajadoras este mismo lunes día 24, en la misma semana que vence la “ultraactividad” del actual convenio.

Tras dos años desde la denuncia del convenio, se fuerza a aceptar un texto en el que no se han atendido las reivindicaciones fundamentales de la plantilla. “Todo ello tras un proceso negociación que ha hecho aflorar las debilidades de un modelo de radio y televisión que siempre se ha puesto como ejemplo”, comentan desde este comité.

Desde que empezaron las negociaciones, según ha trasladado la plantilla, estas se han visto lastradas por la aplicación de la Ley 1/2017 del 8 de febrero de 2017, una fallida reclasificación de puestos de trabajo, la salida del director de Aragón TV y el relevo en la dirección general de CARTV entre otros factores. En el mes de mayo, la nueva directora general, Teresa Azcona, destacó como una de sus principales prioridades, la firma del nuevo convenio.

En este contexto, el pasado junio se amplió por última vez la ultraactividad del actual convenio hasta el 30 de septiembre, sin dar opción a un horizonte mayor.

En el mismo mes de junio, la representación de los y las trabajadoras presentó a la Dirección un amplio listado de los puntos a resolver en el convenio, que el 30 de agosto se tradujo en un texto alternativo al inicialmente presentado por la Dirección, junto a una propuesta de calendario intensivo de negociación a partir del 3 de septiembre. La dirección contestó el día 5, después del envío de convocatoria de una asamblea de trabajadores.

Tras apenas tres reuniones de negociación en el presente mes, este mismo lunes la Dirección envía a la representación un último texto que no recoge ninguna de las demandas fundamentales planteadas. La plantilla asegura que el miércoles “se coaccionó” a los y las representantes diciendo que “si no se firma esta misma semana, la negociación empieza de cero y el actual convenio se prorroga un año y medio más, contradiciendo así la voluntad manifestada en mayo por la Dirección de tratar el asunto del convenio como prioritario”.

El actual y primer convenio se denunció en septiembre de 2016, tras cinco años de prórroga en los que los salarios permanecieron congelados, e incluso se redujeron al 5% en el caso de los y las trabajadoras de CARTV, al entrar en vigor el Real Decreto Ley 8/2010.

Para la plantilla el principal problema, no obstante, parte desde la propia creación de CARTV y sus sociedades en 2005, al crear una estructura de puestos de trabajo que no se corresponden con el mercado audiovisual y que adolece de una gran fragmentación de categorías (33 para una plantilla de 120 personas, cuando lo habitual en otras estructuras públicas y privadas es entre 7 y 10) que pone de manifiesto una gran diversidad de salarios, con grandes brechas entre categorías que deberían ser análogas.

En los trece años de funcionamiento de la CARTV y sus sociedades, la plantilla no se ha ampliado desde 2010, “teniendo que asumir los trabajadores cada vez más funciones, derivadas de la propia evolución de los medios y un planteamiento de estructura claramente deficitario”, comentan.

Además, la propuesta del convenio que ahora se fuerza a firmar, “no da respuesta a las múltiples reclamaciones interpuestas por los trabajadores de las tres empresas a raíz de la homologación retributiva”. “Esta puso de manifiesto aspectos poco claros en las convocatorias de algunas plazas, generando además conflictos entre los trabajadores” y añaden, “en general, la propuesta de homologación ajustaba los puestos a las categorías que ya existían, en lugar de adaptarse verdaderamente al marco de la homologación”.

Con todo esto, para la plantilla se pone de manifiesto que, en los dos años transcurridos desde la denuncia del convenio, “se han sumado una serie de obstáculos externos para avanzar en el nuevo convenio, pero, sobre todo, la ausencia de una verdadera voluntad negociadora de la empresa, que nunca se ha movido de su postura inicial, sin entrar en el fondo de los problemas fundamentales que afectan a la plantilla”, concluyen.

27 septiembre, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR