Altavoz

Bienvenido Mr. Trump… junior

| 10 abril, 2018 17.04
Bienvenido Mr. Trump… junior
Donald John Trump Jr.

A veces uno se siente en una película de Berlanga que nunca acaba. Es así. Triste. La visita del hijo del actual presidente de los Estados Unidos a Teruel, ha hecho correr ríos de tinta, en medios locales y estatales, como si conociéramos quien es Donald John Trump Jr. Y aún diría más, como si nos importara.

El tipo, es el vicepresidente heredero de The Trump Organization, el emporio que se dedica a gestionar una inmensa cantidad de propiedades y hoteles en diferentes países del mundo, bajo la atenta mirada de su padre, Donald Trump, Director Ejecutivo de la empresa.

Pero repasemos un poquito el viaje de Mr. Trump Jr. Cuentan algunas notas de prensa que tamaña visita fue precedida por el contacto de la embajada de Estados Unidos con el establecimiento donde se alojó Trump, para la organización del viaje bajo la dirección del Servicio Secreto de los Estados Unidos y el servicio especial de la Guardia Civil.

Un dispositivo que no ha debido ser pequeño, porque terminó por llamar la atención de los vecinos y vecinas, que, viendo el tratamiento mediático que se le ha dado al asunto y a la vez volviendo al temario berlanguiano, pareciera que tenían que haber salido a la plaza del pueblo, charanga afinada y balcones engalanados a cantarle aquello de: “viva el tronío y viva un pueblo con poderío, olé Virginia y Michigan y viva Texas que no está mal…”

Basta con leer el tuit de Aragón Televisión, esa televisión pública que pagamos entre todos y todas, pero de la que gestiona casi su totalidad de contenidos el Grupo Henneo –Heraldo de Aragón– para ver el nivel:

Vamos que Mr. Trump Jr. es un campechano de tomo y lomo y que los demás debemos rendirnos a sus pies, tan solo por la cuna económica de la que procede. ¡Claro! ¡Pero si ya es como de Aragón! ¡Qué ha comido borraja y todo!

Pero no todo es borraja. Prosiguen las notas de prensa, que durante su estancia, Trump y sus acompañantes practicaron turismo cinegético –lo que Aragón se ha venido llamando históricamente cazar– y también se interesaron por otros productos gastronómicos de la zona, como la Trufa Negra, el Jamón de Teruel o el Ternasco de Aragón. ¡Que lo empadronen!

Pues eso, que los medios se rinden –no todos–  a la visita del señorito Trump y olvidan que es hijo del mismo que dijo: “Cuando eres una estrella puedes hacer cualquier cosa. Agarrarlas por el coño, lo que quieras”, o “podría disparar a gente en la Quinta Avenida y no perdería votos”.

Disfrazado de periodismo rosa, la prensa ríe las gracias al hijo de Donald Trump, un presidente que está más cerca del fascismo de lo que nadie hubiera imaginado. Un señor que vomita odio y que vende una imagen de recién llegado a la política que nos va a salvar, sin duda, gracias a su dinero.

Al primogénito de ese Trump es al que han rendido pleitesía, hay que decir que más los medios que los pueblos, evitando contar que a lo que ha venido únicamente es a cazar, de la mano de la empresa Wild Hunting Spain, y con el único objetivo de matar un macho de cabra hispánica. Algo por lo que se puede llegar a pagar 12.000 euros.

Pero aún se oye a los medios con su cantinela: “Americanos, vienen a España gordos y sanos, Olé mi madre, olé mi suegra y olé mi tííííaaaaa”.

10 abril, 2018

Autor/Autora

Miembro del Consello d'AraInfo. @maconejos


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR