ALBERTO ALCAINE

Altavoz

Una capital para un país

Una capital para un país

Hace diez años tenía un discurso muy pesimista al respecto de la ciudad de Zaragoza, un discurso basado en su ruralidad y en la conciencia de que, como diría Labordeta, “este poblachón monegrino” no es más que una inútil madrastra sobrada de prejuicios y complejos, un reducto de baturrismo donde la fila de la charcutería…

Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR