Subportada Economía

‘Aura’ se enfrenta al cierre del complejo si no modifica las instalaciones adaptándolas al uso establecido

El Servicio Técnico del Ayuntamiento de Zaragoza se encuentra analizando la documentación entregada por la propiedad para comprobar si, efectivamente, se han modificado las instalaciones para adaptarlas al uso establecido en el convenio
| 2 junio, 2017 17.06
‘Aura’ se enfrenta al cierre del complejo si no modifica las instalaciones adaptándolas al uso establecido
Edificio Aura. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

En diciembre del año 2006, y bajo la alcaldía de Juan Alberto Belloch, el Ayuntamiento de Zaragoza firmó un convenio con el Centro Natación Helios para la cesión de un espacio público (7.092 metros cuadrados) situado a orillas del río Ebro (Avenida Ranillas) por una duración de 50 años, que más tarde pasó a 75. Este espacio público hubo que adquirirlo mediante una expropiación parcial y se pagó alrededor de medio millón de euros por él.

El planteamiento inicial del Ayuntamiento consistía en la recuperación de las riberas y la construcción de un equipamiento público, un espacio abierto a la ciudad, con la creación de un centro de actividades náuticas, con hangares y actividades complementarias que fueran de carácter deportivo, y que además iba a gestionar un club como Helios.

En dicho lugar se construyó el edificio ‘Aura’, propiedad de los hermanos Acedo, y que cuenta en sus instalaciones con grandes salones –uno de ellos de 900 metros cuadrados para acoger entre 700 y 1.000 personas-, un restaurante de alta gastronomía, brasería, huerto urbano ecológico, amplias terrazas y jardines, y una discoteca que tiene incluso palcos.

El complejo está destinado a la organización de “eventos a medida”, es decir, bodas, comuniones, bautizos y cenas de empresa, entre otros. Todo ello, tal y como se puede observar, nada tiene que ver con el uso de carácter deportivo -como centro de actividades náuticas- establecido en dicho convenio.

Pasaron los años y fue en marzo de este año 2017, cuando el Servicio de Inspección del Ayuntamiento de Zaragoza acompañado por la Unidad Jurídica de Control de Actividades, y una vez analizada la documentación entregada por la propiedad en enero de este mismo año, visitó las instalaciones para comprobar ‘in situ’ dichas modificaciones en el uso respecto de la licencia concedida.

Entonces se observó que en la planta sótano, las zonas denominadas como zona deportiva exterior y terraza ajardinada se utilizaban para la realización de eventos relacionados con el Restaurante ‘Aura’. En dicha planta, los almacenes guardaban elementos y enseres (sillas, mesas, aparatos de cocción, etcétera) relacionados con la restauración, no para actividades de carácter deportivo.

En la entreplanta, el espacio denominado como vestuario club (23,54 metros cuadrados) se utilizaba como almacén de la lavandería. En la terraza de la planta primera existía un escenario con un equipo de música que no constaba en la licencia, además de elementos de cocción móviles en la propia terraza.

Asimismo, en la sala denominada como ‘social’, el servicio de inspección pudo comprobar que se utilizaba como discoteca, a la que además se habían añadido varias barras que no figuraban en el plano de fin de obra y una zona ‘VIP’ cerrada por medio de mamparas.

En la planta segunda, se habían ubicado dos barras que no figuraban en el plano de fin de obra y se había levantado un muro cuya sujeción se había realizado de forma que no cumplía con la altura mínima de paso que exige la normativa.

En la terraza exterior de la planta tercera se había cubierto y cerrado una zona de 85 metros cuadrados. Y en la cuarta planta, los almacenes de habían reconvertido en dos habitaciones con baño y una sala de reuniones.

Ante tal situación, desde el actual Gobierno municipal recuerdan que llevan casi un año pidiéndole a ‘Aura’ que modifique las instalaciones para adaptarlas al uso establecido en el convenio, tanto en lo que respecta a la construcción como a los usos, pero en todo este tiempo no ha obtenido “una respuesta satisfactoria”, apuntan.

“Ahora, casi ocho años después, lo que vemos en la ribera, en terrenos de titularidad pública, es un impresionante edificio cuyo uso principal es la restauración y el ocio, contado con restaurante y discoteca, e incluso habitaciones, y donde lo anecdótico –que debería de ser la actividad principal según refleja el convenio- es el uso deportivo”, señalan fuentes del Consistorio zaragozano.

“El sometimiento a la ley debe ser igual para todos y todos tienen que cumplir la normativa urbanística, sobre todo cuando se habla de suelo público, de cesiones y de las riberas del Ebro”, subrayan fuentes del Consistorio.

“Durante cinco años la concesión ha incumplido este precepto de manera flagrante y ya es hora de restablecerlo. Creemos que la regularización de la actual situación será beneficiosa para el propio Centro Natación Helios, para los intereses de los vecinos y vecinas, y para la propia empresa concesionaria”, añaden.

Por otro lado, el pasado 21 de abril, el Pleno de la Junta de Distrito Actur-Rey Fernando aprobó una moción presentada por Zaragoza en Común en la que se instaba al Pleno del Ayuntamiento a “iniciar los procedimientos administrativos oportunos, así como la adopción de las medidas necesarias, para impedir que se consoliden situaciones contrarias al ordenamiento jurídico y planteamiento urbanístico, prestando especial atención a los usos previstos de equipamientos y suelos públicos”.

Asimismo exigían que “los usos y actividades que se implementen en dicho edificio sean conformes al convenio que se firmó con el Centro Natación Helios para proceder a la explotación de terrenos sobre los que se edificó el complejo ‘Aura’ y el respeto a las condiciones y límites de derecho de superficie concedido a dicha entidad por un plazo de 75 años”.

Por otro lado, cabe recordar que en el momento en el que se llevó este caso al Consejo de Gerencia de Urbanismo del pasado 5 de abril, donde se debía denegar la licencia, los grupos del Partido Popular, PSOE y Ciudadanos rechazaron con sus votos el asunto solicitando la retirada de este punto del orden del día. Al mismo tiempo, lograron que la propiedad del edificio contara con un mes más de plazo para redefinir los usos del complejo y de esta forma adaptarse al convenio firmado con el Ayuntamiento.

Ahora, una vez cumplido los 30 días de plazo (expiró el pasado 5 de mayo), y según fuentes consultadas por AraInfo, el Servicio Técnico del Ayuntamiento de Zaragoza se encuentra analizando la documentación entregada por la propiedad para comprobar si, efectivamente, se han modificado las instalaciones para adaptarlas al uso establecido en el convenio. De no ser así, el complejo ‘Aura’ se enfrenta a un posible cierre de sus instalaciones siempre y cuando se cuente con la mayoría del Pleno municipal.

2 junio, 2017

Autor/Autora

Miembro del Consello d'AraInfo. @mr_belbedere


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR