Política

Aragón y València reclaman más inversiones del Gobierno español en el ramal Sagunt-Teruel-Zaragoza

Lambán y Puig piden la reunión de la Comisión de seguimiento del Corredor Cantábrico-Mediterráneo y la adaptación al ancho europeo para que Bruselas contemple su viabilidad
| 6 julio, 2018 13.07
Aragón y València reclaman más inversiones del Gobierno español en el ramal Sagunt-Teruel-Zaragoza
Puig y Lambán durante su encuentro. Foto: DGA

Los presidentes de Aragón y del País Valencià, Javier Lambán y Ximo Puig, respectivamente, han celebrado un encuentro en Teruel, al que han asistido con sendas delegaciones compuestas por representantes de organizaciones empresariales y sindicales, además de otros miembros institucionales. Con el apoyo de todos, harán un frente común ante el Gobierno español y la Unión Europea.

Lambán y Puig responsabilizan de esta “exclusión” a la falta de apoyo del anterior gobierno y piden la colaboración del actual gabinete, porque o “van juntos de la mano”, o la iniciativa de Aragón y País Valencià “estará condenada al fracaso”.

“Para llevar los deberes hechos y que Bruselas contemple la viabilidad del eje Cantábrico-Mediterráneo en el ramal Sagunt-Teruel-Zaragoza, es necesario contar con la colaboración del Gobierno de España”, han afirmado mostrando su optimismo ante el hecho de que el propio ministro de Fomento, José Luis Ábalos, sea “firme defensor de la línea por su origen valenciano”.

Por ello, han pedido la inmediata reunión de la Comisión de Seguimiento del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, de la que forman parte, además de ADIF, RENFE, Puertos, CEOE…, los gobiernos valencianos y aragonés, que ya ha celebrado dos reuniones y que la tercera se truncó por los acontecimientos políticos que acabaron con la presentación de la moción de censura. Lambán ha recordado que se habían dado pasos adelante y está sobre la mesa la presentación de un Plan Director en el que se reflejen obras, presupuestos y plazos.

Lambán y Puig reclaman una mayor inversión que la prevista por el anterior gobierno español, de 300 millones de euros y volver a la propuesta presentada en su día por el ministro José Blanco. A juicios de los presidentes, esta cifra es manifiestamente “insuficiente” si se trata de adecuar una infraestructura del siglo XXI, “adaptándola al ancho de vía europeo, suprimiendo limitaciones de velocidad, aumentando apartaderos en las plataformas de Calamocha y Platea y habilitando dobles vías que posibiliten el tráfico de personas y mercancías, además de contemplar que las traviesas y otro tipo de electrificación tenga un horizonte europeo”.

Creen que llevar estas actuaciones actualizadas, “ofreciendo solvencia y eficiencia”, será más fácil convencer a Bruselas, donde Lambán viaja el próximo lunes y ya tiene cerrada una entrevista con el comisario de Transportes. Cuenta con el apoyo de europarlamentarias socialistas, como la aragonesa Inés Ayala, que es ponente en esta comisión y trabajará para la inclusión del eje en el periodo 2021-2027.

La exclusión del eje Sagunt-Teruel-Zaragoza en la financiación de nuevos ejes transeuropeos “ha sido un varapalo pero también un reto con fecha 13 de septiembre, para la presentación de alegaciones, aunque el Parlamento lo aprobará definitivamente entre finales de octubre y noviembre en pleno”, han precisado.

Por ello, “constituyen un lobby y presentan una oferta que Bruselas no pueda rechazar pero no será en contra nadie, sino en convencer a la Comisión Europea de que esta línea tiene un valor añadido europeo”.

En su opinión, los datos que demuestran que la línea es “rentable, eficiente y racional” para “llevar a cabo la inversión demandada son determinantes”. Lambán ha dejado claro que la importancia de este eje “trasciende la repercusión local”; es “estratégica para todo Aragón, para España y para Europa. En este cuadrante noreste se concentra el 70% del PIB”.

Ximo Puig, por su parte, ha recordado que algunos de los nuevos ejes aceptados por la UE no alcanzan ni la tercera parte del corredor Cantábrico-Mediterráneo, donde el tráfico portuario supera tres veces la de los otros trazados y que el tráfico de contenedores del puerto de València es cuarenta veces superior al de todos los puertos atlánticos incluidos, que solo alcanzan el 20% del PIB, mientras que la conexión de este tramo ferroviario llega al el 22% del PIB.

Además, pone en valor la inversión realizada por el propio Puerto de València, que ha invertido 84,6 millones de euros de su superávit en la mejora de la línea y “los frutos ya se ven: de los primeros diez millones invertidos se ha aumentado el tráfico de vehículos en un 166%”.

6 julio, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR