Movimientos Entrevistas #CuerposNuestros

Alicia Orce: “Llevar un bebé con un fular es como darle un abrazo fuerte”

Alicia Orce es psicóloga y asesora de porteo. Procede de Caminreal (Jiloca) pero vive en Zaragoza. Imparte talleres y gestiona en Facebook la página “Yo Porteo Tú Porteas en Zaragoza” y el grupo “Porteo Ergonómico. Grupo de mamás canguras aragonesas”.
| 13 junio, 2017 07.06
Alicia Orce: “Llevar un bebé con un fular es como darle un abrazo fuerte”
Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Alicia Orce es psicóloga y asesora de porteo. Procede de Caminreal (Jiloca) pero vive en Zaragoza. Imparte talleres y gestiona en Facebook la página “Yo Porteo Tú Porteas en Zaragoza” y el grupo “Porteo Ergonómico. Grupo de mamás canguras aragonesas”.

Alicia está dando un taller en el sótano de La Pantera Rossa mientras Pablo y yo esperamos a que acabe en la parte de arriba. Pido una frixen y siento en los dedos el frescor y la humedad del botellín. Me gusta la luz que llena la librería y el mosaico de colores que forman los lomos de los libros en los estantes. Nos vamos al fondo y nos sentamos en unos sillones blancos.

¿Cómo empiezas a interesarte en el porteo?

Empiezo a portear mal, en el 2008, con mi primer hijo. Yo quería llevarlo cerca de mí pero los fulares los descarté porque me parecían algo de hippies y yo no me sentía hippie ni de crianza natural, no pensaba dar la teta, yo era una mujer trabajadora y que a los cuatro meses iba a volver al trabajo e iba a dar biberón. Aunque luego si dí teta más allá del tiempo que pensaba dar y no volví al trabajo, hice todo lo contrario a lo que pensaba que iba a hacer estando embarazada.

Me compré una mochila colgona y al final mi hijo iba siempre en brazos. La colgona la descarté porque se me clavaba en las cervicales y no sirve para llevar a los bebés aunque es lo que más se vende.

En el 2012 tuve a mi segundo hijo y ya entonces empecé a preguntar a mamás si alguien porteaba con un fular y una madre en el pueblo me dejó su fular. Como no sabía utilizarlo me fui a una tienda y me vendieron un fular semielástico. Con el fular semielástico ya aprendí y empecé a portear a mi hijo segundo desde que nació hasta que dejó de querer a los dos años.

Yo tampoco buscaba mi papel de asesora de porteo pero es una pasión tan intensa que lo he querido transmitir.

¿Qué ventajas tiene portear tanto para la persona que portea como para la que es porteada?

Dicen que el porteo es adictivo. Cuando me lo dijo una madre me pareció algo extraño pero es verdad que es muy placentero, se liberan unas hormonas que producen placer al llevar al bebé cerca que hacen también que nos sintamos necesitadas, y eso es un instinto que hace que el bebé sea más cuidado. Los bebés están como muy relajados, nunca lloran, están tranquilos, comen cuando quieren, tienen la mamá cerca.

Para mí ha sido como una liberación, mi segundo hijo lloraba muchísimo y es como darle un gran abrazo fuerte. Un fular es un sostén fuerte que hace que el bebé esté como amarrado. Nacemos como desparramados, y el porteo es una ayuda para contener, da como un gran abrazo, una atención que muchas veces necesitamos. Esto es una vuelta a conectar con nuestros instintos maternales, humanos. Gracias a un portabebé voy a dar teta, tengo menos grietas, sufro menos porque en el momento que sube la leche el bebé lo siente y mama, el bebé llama a la teta, hace que se produzca más leche, engordan más. Enferman menos también porque un bebé que no está estresado tiene el sistema inmunológico más alto.

Para la madre que trabaja, el poder llegar a casa y ponerse al bebé en el portabebé hace que el vínculo pueda establecerse durante el tiempo que no ha estado con él. Y tener las manos libres para poder pasar el aspirador, tender, duchar a los demás hijos, lavarles la cabeza, limpiar el culo de los segundos. Es una manera de hacer la crianza más fácil.

Muchas veces dicen que no lo cojas en brazos, que se van a malacostumbrar, pero yo lo que he experimentado con mis dos hijos que han sido porteados es que llega un momento que los niños quieren libertad, no quieren ser atados y llevados con el cuerpo de la mamá, ellos mismos dicen se acabó. Mi hija hace ya un año, con quince meses, que empezó a decir que no quería ser porteada, que ella quería correr y andar.

¿Cómo es el mundo del porteo?

Es un mundo también respetuoso. En la maternidad se crean muchos frentes, las que dan teta frente a las que dan biberón, las que duermen con el bebé y las que no, y este mundo del porteo une mucho a las madres respetando a cada una lo que quiere hacer con su crianza. Aunque es verdad que la mayoría venimos con nuestros hijos porque pensamos que es mejor, al final te das cuenta que determinadas formas de criar hacen que los bebés estén más felices y las mamás más tranquilas.

Luego entramos en el mundo del frikeo. Uno se compra un fular pero luego necesita otro tipo de fular porque es verano, porque el bebé pesa más kilos…, se vuelve un mundo adictivo de consumismo. Cada día salen al mercado nuevas marcas, nuevos fulares, y te lo meten por el Facebook por los ojos y entonces todo es compra y compra. Se genera una ilusión y una evasión, tú compras y te produce una alegría recibir en casa un paquete con un nuevo fular, lo compartes con las amigas del Facebook y es algo muy divertido. Pero también porque hay todo un mundo de segunda mano, tú compras pero luego vendes prácticamente al mismo precio. Entonces los portabebés van pasando de mano en mano. Se puede portear con un solo producto pero hay muchos productos que hacen que el porteo sea mucho más cómodo.

Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

¿Por qué es importante la postura que mantiene un bebé?

Están vendiendo algunos productos como ergonómicos pero no se adaptan perfectamente a la biomecanicidad ni a la fisionomía del bebé. La postura ideal del bebé es siempre la posición C, la misma postura que tenía dentro de nuestro útero. El culo más bajo y las rodillas más altas. Todo el peso cae sobre el culo y ayuda a que las caderas y la espalda se terminen de formar mejor.

Así también estamos colaborando con la exogestación del bebé. El ser humano nace a los nueve meses cuando en realidad debería nacer a los dos años para poder ser un bebé independiente. Los seres humanos somos los más altriciales de los seres vivos porque al nacer necesitamos del cuidado del otro para poder sobrevivir. Nacemos antes de tiempo porque con la bipedestración se nos estrecharon las caderas y el bebé no podría nacer más tarde.

Con el porteo también le ayudas al bebé con los cólicos, y con el movimiento y la posición vertical eliminan aires.

La mujer también al portear se recupera antes, ayuda a que haya menos depresión pos-parto. El útero vuelve antes a su sitio y la espalda se fortalece si porteamos de manera ergonómica. Cuando hablamos de porteo ergonómico tiene que ser tanto para el bebé como para el porteador.

¿Hasta qué punto el porteo de los seres humanos podría tener algo que ver con el de algunos animales?

Para el ser humano el momento que se porteó supuso el aumento de su supervivencia. Cuando estaban en las cuevas y venían a atacarles, si tenían que echarse a correr a los primeros que dejaban eran los bebés y los niños que tenían que cargar con ellos en brazos, entonces el inventar el portabebés ha ayudado a la especie humana a que pueda sobrevivir. De hecho en Siria, que han estado huyendo, se han donado portabebés para estas personas porque han salido con los bebés en brazos, y de una manera u otra tienen que llevarlos. En casos de emergencia el portear ayuda muchísimo. Una diferencia es que nosotros, al no tener pelo como los simios no podemos agarrarnos.

Solemos asociar el porteo a la imagen de una mujer africana pero ¿había tradición de portear también aquí?

Se porteaba a los bebés en la cadera o en la espalda, con cualquier sábana o una pañoleta grande. Hay fotos de mujeres en el campo con los portabebés.

En África portean de manera diferente, acondicionado a su trabajo. Llevan el bebé muy bajo y cuando se agachan a coger el arroz o el algodón no se les cae. Ahora en Europa como lo que buscamos es que el bebé esté muy estimulado, que aprenda y vea el mundo, lo llevamos muy alto.

Si alguien quiere aprender a portear ¿qué tiene que hacer?

Puede venir a los talleres que doy, en grupo o individuales. Otra forma de aprender es vía Internet, hay muchos vídeos. Muchas hemos aprendido de forma autodidacta, aunque yo también me formé en Entrenudos, pero es una ventaja que alguien te diga que lo estás haciendo mal y viene bien que te enseñen.

Y además de las madres ¿los padres también se interesan?

Cada día más. Muchas madres compran el portabebé pensando en el padre y al final acaba porteando más la madre. El papá no portea tanto porque la mamá es la que tiene la teta y es la que calma al bebé gracias a la teta. Pero hoy en día hay una generación nueva de padres muy involucrada en la crianza de los hijos. Y también depende, en mi pueblo conozco muchos padres que dicen que los hijos son para las madres y las abuelas, y están fumando con el tabaco al lado del bebé. En cambio en Zaragoza los padres jóvenes de ahora están muy interesados en la crianza, a favor de la teta, a favor de dormir con el bebé. Yo tengo 42 años y he notado mucho cambio, me junto con padres de treinta años y es mucho cambio de mentalidad, están más involucrados en la crianza, quieren estar cerca de sus bebés.

Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Se le está dando una dimensión colectiva al porteo, hay gente que se reúne para portear juntas.

Es una manera de no estas tan solas las mamás. Vivimos en una sociedad que cuando una mujer se convierte en mamá nos encontramos muy solas, este tipo de crianza no es compartida muchas veces por nuestros familiares y entonces encontrar gente que piensa como tú y juntarnos nos da más seguridad en lo que queremos hacer. El hablar de portabebés es algo muy superficial al final pero te ayuda a quedar con mamás en un bar o en el parque con nuestros bebés.

También gracias al Facebook, a las redes sociales. Ha sido una herramienta muy importante y ha generado amistades. Ahora en Zaragoza se va a organizar un flashmob gracias a este grupo, van a bailar las mamás con los bebés encima.

¿Es un segmento social en concreto el que está interesado especialmente?

Sobre todo son madres con nivel cultural alto. Igual que las madres que dan teta suelen ser madres con estudios. Antes dar la teta estaba visto como algo de pobres y entonces las que son pobres quieren imitar a las ricas y no dar teta sino biberón y utilizando carros. Igual que hay estudios que dicen que las negras en Norteamérica cada vez dan menos teta porque eso está relacionado con ser pobre. O africanas en Las Delicias que cada vez portean menos y llevan más carros.

Pero ahora ya hay muchos estudios, también sobre el porteo ergonómico. Los pediatras por ejemplo lo están recomendando porque ayuda a evitar la luxación de cadera del bebé.

¿Y a ti te han contado cómo te llevaban de pequeña?

En carro. Y me criaron con biberón. Mis padres tenían dieciocho años cuando me tuvieron, y es algo que puede estar relacionado con la edad, aunque ya eran bastante maduros porque hace años eran maduros antes que ahora. Pero lo normal era dar el biberón y el carro, y dejar al niño en una habitación con la puerta cerrada porque aunque llorase no pasaba nada. Se iban a la verbena del pueblo a bailar y nos dejaban durmiendo en el coche a los hijos. Ahora eso no lo hace nadie. Por otro lado tiene muchas ventajas ser padres jóvenes, con cuarenta años nos pillan cansados, todo tiene sus pros y sus contras en la crianza.

Se ha notado mucho cambio, en el 2008 que nació mi primer hijo había madres que a sus hijos de doce meses los castigaban poniéndoles de cara a la pared o les pegaban en el culo. Ahora no veo a ninguna que lo haga. Yo he notado en estos últimos nueve años un cambio de crianza abismal, antes me sentía la bicho raro en Zaragoza y ahora en cambio todas son como yo. Mi tercera hija me ha hecho conectar más, tener más amistades con más madres, me siento una más.

13 junio, 2017

Autor/Autora

Investigador y etnógrafo. @felixarivas


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR