Altavoz

Algunas fiestas tradicionales

El 9 de diciembre tendrá lugar el vigésimo tercer “matapuerco” popular consecutivo. En la página web de la Asociación Cultural “Cabezo Alto” así lo anuncian, con ilusión y orgullo. No es el único festejo de este tipo. Pero centrémonos hoy en éste. Un “matapuerco” es una reunión de vecinos para dar a conocer la matanza...
| 1 diciembre, 2017 07.12

El 9 de diciembre tendrá lugar el vigésimo tercer “matapuerco” popular consecutivo. En la página web de la Asociación Cultural “Cabezo Alto” así lo anuncian, con ilusión y orgullo. No es el único festejo de este tipo. Pero centrémonos hoy en éste.

Un “matapuerco” es una reunión de vecinos para dar a conocer la matanza del cerdo en el medio rural de Aragón. En Formiche debe de tratarse de la ocasión del año, a juzgar por la importancia que parece tener esta fiesta. Punto de encuentro y de muerte. Los asistentes son agasajados con alimentos y bebida típicos. El cerdo es agasajado con degüello, desangrado, quema de piel, raspado, lavado, despiece y subasta. Todo muy halagador, desde luego. Dirán que el animal ya no se sacrifica en público. ¡Menos mal! El mensaje sigue siendo el mismo.

Los niños. Sacrificar a un animal es un acto de violencia. Y aunque “ya” no se haga en público delante de los niños, quienes un rato antes habrán estado viendo un episodio de la cerdita más moderna en la televisión, es una muestra de cinismo y una falta de respeto. ¿Estos niños tendrán peluches adorables sobre su cama o fotos de la matacía anterior en las paredes de su habitación? La Secretaria General Adjunta del Consejo de Europa, Maud de Boer-Buquicchio, explicaba en Estrasburgo en agosto de 2006 que “los niños y niñas no son mini-seres humanos con mini-derechos humanos. Pero mientras los adultos continúen considerándolos como tales, la violencia contra los niños y niñas persistirá”. Estas palabras figuran en el informe elaborado por Unicef: “Informe Mundial sobre la violencia contra los niños y niñas”. Unicef es, para las personas que viven ancladas en el pasado más oscuro, una organización internacional  que se dedica a salvaguardar la infancia en todo el mundo.

Los cerdos. Nos dirán que el cerdo protagonista del evento cultural en cuestión ha vivido a cuerpo de rey, nos dirán que ha saltado y jugado, comido y retozado a sus anchas. Aunque así fuera, resulta incomprensible a día de hoy que se sigan sacrificando animales en honor a la historia de un pueblo. No cabe preguntarse si es necesario. Debemos preguntarnos si es ético. No lo es. Dirán los sabios del lugar, de muchos lugares, no solamente Formiche, creyéndose estandarte de las tradiciones que han hecho avanzar a un pueblo entero, que en Aragón la matacía del cerdo es un símbolo de identidad. Replanteémonos entonces qué identidad queremos salvaguardar. Podría proponerse un Aragón de paz y respeto para que no seamos solamente un coto, una granja y un matadero para orgullo y satisfacción de gobernantes y algunos gobernados.

Las jotas. No todo acaba aquí. El día se remata con un concurso de “jotas guarras”,  machistas y soeces. Y no somos unas remilgadas. Somos personas que salen a la calle a reclamar bajo el lema “Ni una más” una sociedad de respeto. Hemos utilizado ya varias veces esta palabra. Por algo será. Somos personas que escuchan una y otra vez, con ocasión de las fiestas más famosas de este país, que los Ayuntamientos se esmeran en evitar la violencia contra las mujeres, para evitar el acoso y la violencia de género. Somos personas preocupadas por los contenidos televisivos en horario infantil. Somos personas. No objetos.

Pedimos celebraciones en las que se ensalce la vida, en la que los más débiles no vean sus derechos vulnerados. Pedimos fiestas sin sangre ni violencia de cualquier tipo. Esperamos que sea posible. Trabajemos por ello.

1 diciembre, 2017

Autor/Autora

Miembro del Partido Animalista PACMA en Zaragoza.


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR