#MarchasdelaDignidad  Movimientos  Portada

Algunas de las personas detenidas el 22M confirman malos tratos de la policía española

Tras la arbitraria, agresiva e inmotivada actuación de la policía española contra las personas participantes en las Marchas de la Dignidad el pasado sábado, 22M, se confirman las peores informaciones y algunas de las personas que ya han sido puestas en libertad confirman los malos tratos, violencia verbal, y acoso psicológico al que han sido...
| 24 marzo, 2014 08.03

Tras la arbitraria, agresiva e inmotivada actuación de la policía española contra las personas participantes en las Marchas de la Dignidad el pasado sábado, 22M, se confirman las peores informaciones y algunas de las personas que ya han sido puestas en libertad confirman los malos tratos, violencia verbal, y acoso psicológico al que han sido sometidas por la policía española mientras han permanecido retenidas en las instalaciones policiales de Moratalaz.

Una de las detenidas es de Zaragoza, Raquel Tenías, miembro de la Presidencia de IU Aragón y Responsable de Relaciones con los Movimientos Sociales, y también fue una de las personas trasladadas a la comisaría de Moratalaz. Raquel ha sido una de las primeras personas puestas en libertad este lunes. Así, está achencia ha tenido oportunidad de charrar con ella y oír de su boca la amarga experiencia a la que la policía le ha sometido. Raquel confirma que ha sido sometida a mal trato por parte de la policía española en dependencias de la comisaría de Moratalaz. Aunque agotada, Raquel todavía mantiene fuerzas para conversar, y entereza y rasmia suficientes para denunciar el “trato inhumano” recibido en la comisaría de la policía española. “Nos han tenido siete horas de pie, en una habitación de la comisaría de Moratalaz, desde las 22.00 a las 4.30 horas de la madrugada. Sin comer, sin beber. Mirando a la pared. Vigiladas por cuatro policías que hacían turnos para descansar. Una sola silla en la habitación dónde ‘nos permitían’ sentarnos por turnos, aunque no a todas, porque a algunas de las personas detenidas les prohibían usar la silla”.

Conversando con Raquel se percibe su agotamiento. Con una dignidad admirable y sin miedo denuncia malos tratos psicológicos, “no me han ‘tocado’ en ningún momento de la detención” relata a AraInfo, pero “hemos recibido un trato inhumano y vejatorio”. “No giréis la cabeza”, “callaos que estáis detenidos”, “no digáis ni pío”, “yo soy el policía y aquí mando yo”, estas son algunas de las frases lanzadas por la policía española a las personas detenidas durante las siete horas que han permanecido de pie y durante largos ratos obligadas a mantener los brazos en alto de cara a la pared, según nos relata Raquel.

Ya desde de la mañana del sábado 22 el régimen bipartidista del Estado español aplicaba la única respuesta que conoce ante el clamor popular: la intimidación represiva. Mientras la Guardia Civil se encargaba de cerrar los accesos a la capital castellana, centenares de agentes de la policía española, de uniforme y de paisano, se encargaban de patrullar por las calles donde discurriría la gran manifestación de todas las columnas de los Pueblos Dignos.

Horas después, sobre las 20.40 horas, la policía española reventaba el acto final de la manifestación de las Marchas por la Dignidad sin respetar ‘el horario marcado’ previamente por la delegada de gobierno del Estado español en Madrid. Antes de la ‘hora admitida’, Cristina Cifuentes ordenaba a la policía española su intervención contra las personas que se manifestaban y contra quienes intentaban acampar.

Los ‘antidisturbios’ intervenían duramente provocando heridas a varias personas -diferentes fuentes hablan de hasta 27, uno de ellos grave-, y detenían a 24 personas de entre quienes participaban en las Marchas de la Dignidad. Entre las personas heridas se encuentra, según ha informado eldiario.es, un joven que había acudido a las Marchas desde Palencia, quien resultó herido de gravedad el sábado por la noche al recibir en sus genitales el impacto de una bala de goma. Tuvo que ser operado de urgencia en el Hospital Gregorio Marañón, en el que permanece ingresado, y le ha sido extirpado uno de sus testículos.

Durante el domingo se produjeron concentraciones de apoyo a las personas detenidas exigiendo su inmediata puesta en libertad sin cargos, un buen número de personas lo hacía en Zaragoza, también hubo concentración de apoyo en Teruel, y fuera de Aragón, la concentración más numerosa fue, obviamente, en Madrid, en la que al termino de la misma volvieron a sucederse cargas policiales. En la noche del domingo al lunes un grupo de personas decidió ‘acampar’ en la plaza de Sol de la capital castellana para dar continuidad a las reivindicaciones de las Marchas por la Dignidad.

Así, llegamos a la mañana de hoy, lunes 24 de marzo, cuando las personas detenidas comenzaron a pasar a disposición judicial en los Juzgados de la plaza de Castilla de Madrid. Una concentración a las puertas de los juzgados ha acompañado en todo momento a las personas detenidas mientras prestaban declaración mostrando su solidaridad y apoyo. Sobre las 15.00 horas empezaban a poner en libertad a algunas de las personas detenidas tras declarar ante el juez, entre ellas la ya citada Raquel Tenías. A lo largo de la tarde, todas las personas detenidas del 22M han quedado en libertad, excepto uno para el que se ha decretado prisión preventiva.

24 marzo, 2014

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR