1. NO VISIBLE SOLO ENLAZADA

Alberto Garzón anuncia medidas parlamentarias para esclarecer si Juan Carlos I tenía bienes opacos

El Coordinador Federal de IU ha anunciado que “ultima una batería de iniciativas parlamentarias urgentes para que distintas instancias arrojen luz” sobre el caso. La ministra de Justicia, Dolores Delgado ha afirmado que el exmonarca “tiene aforamiento, pero no inviolabilidad”.
| 12 julio, 2018 13.07
Alberto Garzón anuncia medidas parlamentarias para esclarecer si Juan Carlos I tenía bienes opacos
Alberto Garzón en una imagen de archivo. Foto: Irene Lingua

“No es nada nuevo, había indicios y ahora tenemos pruebas”, ha dicho Alberto Garzón en unas declaraciones en RNE. El Coordinador Federal y portavoz parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso ha añadido que “es la primera vez que tenemos declaraciones de alguien que estaba en primera línea de algo que mucha gente intuíamos y de lo que ahora tenemos pruebas”. El político de izquierdas se refiere a las conversaciones entre el comisario Villarejo y la empresaria Corinna zu Sayn-Wittgenstein que se han hecho públicas este miércoles en el diario El Español, y en las que se deduce que el exmonarca Juan Carlos I tenía bienes opacos en Mónaco y participó en operaciones con comisiones millonarias.

Es por este motivo que el mismo Garzón ha anunciado que “ultima una batería de iniciativas parlamentarias urgentes para que distintas instancias arrojen luz” sobre el caso. Con ello se pretende que los “máximos responsables” políticos “aporten la información de que dispongan en relación a las informaciones desveladas sobre distintas actividades ejecutadas por Juan Carlos de Borbón”.

Asimismo, Garzón quiere se convoque la Diputación Permanente del Congreso para que apruebe la convocatoria de la Comisión de Control de los Créditos Destinados a Gastos Reservados (conocida coloquialmente como comisión de secretos oficiales).

“En primer lugar, para que comparezca en ella el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, para que explique ‘las supuestas amenazas que él mismo habría efectuado en el Hotel Connaught de Londres tanto sobre Corinna zu Sayn-Wittgenstein como de sus hijos, así como las dos posibles operaciones de inteligencia que el CNI habría efectuado tanto en Londres como en Mónaco para sustraer a Sayn-Wittgenstein documentación comprometedora relativa a Juan Carlos de Borbón’”, ha afirmado Alberto Garzón.

En segundo lugar, Garzón ha considerado necesario que, “también acuda ante esta misma instancia del Congreso y por idéntica cuestión la ministra de Defensa, Margarita Robles, que hace poco menos de un mes decidió ratificar, en nombre del Gobierno del PSOE, a Sanz Roldán en su puesto al frente del espionaje nacional”.

Por último, Alberto Garzón ha planteado que “la Diputación Permanente del Congreso apruebe también una reunión extraordinaria de la Comisión de Hacienda para que acuda la titular de esta cartera, María Jesús Montero”, y explique “las acciones que su ministerio va a emprender a la hora de investigar las posibles estructuras opacas al fisco creadas por Juan Carlos de Borbón, que incluirían tanto cuentas en Suiza a nombre de su primo Álvaro de Orleans, como la utilización de testaferros como Corinna zu Sayn-Wittgenstein a la hora de ocultar propiedades y patrimonio en el extranjero”.

El aforamiento Juan Carlos I

A raíz de la aparición de las conversaciones entre Villarejo y Corinna, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha afirmado públicamente, tras ser preguntada sobre la posibilidad legal de enjuiciar a Juan Carlos I, que el exmonarca “tiene aforamiento, pero no inviolabilidad”. Delgado ha añadido que no tenía criterio sobre el tema más allá de esa simple afirmación.

Juan Carlos I perdió la “inviolabilidad” el 19 de junio de 2014 al abdicar. Esta figura contemplada en el artículo 56.3 de la Constitución española determina que el jefe del Estado no está sujeto a responsabilidad penal mientras ostente el cargo. “La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”, afirma la carta magna.

Por otro lado, el aforamiento es el privilegio por el cual, Juan Carlos I, como “rey emérito”, puede ser juzgado por un tribunal jurídicamente superior al ordinario. Dicho de otro modo, sería el Supremo quien llevaría el caso.

12 julio, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR