Movimientos

Adelantar la convocatoria extraordinaria de exámenes de Formación Profesional no se ve positivo por el profesorado

Educación anunció en diciembre el adelanto de la convocatoria extraordinaria de exámenes de Formación Profesional de septiembre a junio con el fin de que el alumnado que suspenda las pruebas ordinarias no tenga que esperar a después del verano para matricularse en un grado
| 9 enero, 2018 18.01
Adelantar la convocatoria extraordinaria de exámenes de Formación Profesional no se ve positivo por el profesorado
Alumnas de Formación Profesional.

El Departamento de Educación, Cultura y Deporte del ejecutivo aragonés defiende que su decisión de adelantar la convocatoria extraordinaria de exámenes de Formación Profesional de septiembre a junio permitirá mejorar  la organización de los centros -al conocerse en julio el número de grupos que habrá a comienzos del próximo curso-, la evaluación del alumnado –al garantizarse que sea el mismo profesor quien lo evalúe- así como las tasas de presentados -al no interrumpirse el ciclo escolar con el periodo vacacional-.

Según Educación el cambio de las pruebas extraordinarias que se aplicará este curso simplificaría el proceso de admisión para el siguiente. Servirá asimismo para mejorar la tasa de presentados y aprobados en las pruebas extraordinarias. En la actualidad, más de la mitad de los alumnos de grado medio y superior que suspenden en junio no se presentan a las pruebas de septiembre. Y de los que lo hacen, solo aprueban un 20,8% en el caso de grado superior y un 12,5% de los de grado medio.

Sin embargo, para la federación de Enseñanza de CCOO Aragón, la adopción y justificación de este cambio implica, sin embargo, matizar algunas de las particularidades que dicha decisión entrañará. Según el sindicato, el Gobierno de Aragón obvia el contexto de oposiciones esperado para el próximo mes de junio, el cual motivará la movilización de una parte del profesorado para la preparación de la convocatoria, reduciéndose así el personal disponible dedicado a la gestión académica ordinaria de los centros. Una circunstancia que no se produciría con carácter excepcional en este curso, sino en todos en lo que haya previsión de oposiciones, puesto que estas se celebran con carácter general en junio.

Recuerdan al ejecutivo aragonés que será necesario prever la finalización de cada evaluación ordinaria en plazo y tiempo suficiente para que la convocatoria extraordinaria se realice y resuelva antes de que termine el curso escolar.

Además, desde CCOO advierten que se deberá prever también que desde la implantación del módulo de Proyecto, los equipos docentes deben constituir tribunales de calificación en junio para valorar los documentos y exposiciones realizados por los alumnos a largo de dicho mes y en último lugar, habrá que determinar si la tasa de aprobados mejorará a través de la implantación de este cambio, una previsión manejada por el Departamento, pero puesta en duda por un número determinado de los departamentos didácticos de los centros consultados, que aducen la más que probable persistencia de una calificación negativa del alumnado cuando se realizan dos evaluaciones tan consecutivas en el tiempo.

CCOO realizó una encuesta entre la afilicación docente, durante el mes de octubre y noviembre, a la que respondieron 323 personas, y, en el caso de FP, 199 personas (61,6%) optaron por mantener los exámenes en septiembre, y sólo 59 (18,3%) optaron por la opción de adelantar las pruebas extraordinarias a junio.

9 enero, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR