PORTADA Movimientos #Gamonal

Absueltas las cinco personas detenidas tras la manifestación en Zaragoza de apoyo a Gamonal

El Grupo de Derechos Civiles 15M Zaragoza denuncia que las detenciones fueron arbitrarias, algunas de ellas realizadas a mucha distancia de donde se produjeron los disturbios. El Ministerio Fiscal pedía dos años de prisión y multas por daños. Los agentes de Policía presentes ese día no han podido reconocer a las personas imputadas como las autoras de los hechos.
| 24 junio, 2015 14.06

Las cinco personas detenidas tras la concentración en apoyo del barrio burgalés de Gamonal que tuvo lugar en enero de 2014 en Zaragoza han quedado absueltas por no poder demostrarse su implicación en los altercados que se produjeron posteriormente, de las que fueron acusadas por el Ministerio Fiscal. El Grupo de Derechos Civiles 15M Zaragoza denunció en su momento la “brutal represión policial” que se dio ese día y la “arbitrariedad de las detenciones”, que “en algún se caso se produjo a mucha distancia de donde se produjeron los incidentes”, según explican en una nota de prensa.

“No siempre pasa”, afirman en la nota, pero “la Justicia finalmente ha dado la razón a las cinco personas que, arbitrariamente, fueron detenidas el 17 de enero de 2014, día en el que diversos colectivos zaragozanos salieron a la calle para mostrar su apoyo a los vecinos de Gamonal (Burgos)”.

Tras el juicio, celebrado el pasado 18 de junio, Derechos Civiles ha conocido la sentencia en la que se les absuelve de los delitos de desórdenes públicos de los que les acusaba el Ministerio Fiscal. “Se les pedía una pena de dos años de prisión, con accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y multas por daños”, añade la nota.

De las cinco personas, dos de ellas fueron acusadas de supuestamente lanzar una papelera contra el vehículo policial y causar daños en él. Otras dos por haber lanzado supuestamente botellas contra la Policía. Y la quinta persona por haber sido la supuesta autora de la rotura de un cristal de un comercio. La jueza de lo Penal número 5 de Zaragoza, ante la falta de pruebas que hubo sobre estas acusaciones y ante las declaraciones de los Policías que aseguraron no haber visto directamente a ninguna de estas personas romper o lanzar objeto alguno ha decidido absolver a todas ellas. La sentencia asegura que las detenciones se produjeron momentos después de los altercados y que las personas acusadas se encontraban en el lugar donde se había desatado la trifulca y enfrentamiento con la Policía y que fueron detenidas cuando intentaban marcharse del lugar siendo perseguidas por los agentes quienes las detuvieron.

La sentencia dice textualmente que “el resultado de la prueba practicada en el plenario no acredita más que la existencia de los daños y desórdenes públicos que efectivamente se produjeron el 17 de Enero de 2014 con motivo de la concentración que había sido convocada en apoyo del barrio de Gamonal de la ciudad de Burgos por diversos colectivos, y para protestar contra la supuesta represión policial sufrida por las personas que habían sido detenidas en dicha ciudad con ocasión de esas concentraciones. Sin embargo, no ha resultado acreditada la participación de los acusados en las acciones que les imputa el Ministerio Fiscal, y por tanto su autoría en las infracciones penales por las que se ha formulado acusación (…).”

Derechos Civiles define la sentencia como “una pequeña victoria” tras “meses muy duros para estas cinco personas que han servido de chivo expiatorio de la que fue una multitudinaria protesta que terminó con una gran represión policial para desalojar algunas calles del barrio de la Magdalena”. “Un ejemplo ilustrativo de lo que sucedió fue la detención de una de nuestras compañeras. Finalizada la manifestación, ella se dirigía sola hacia su casa cuando fue rodeada por siete antidisturbios. Forman un círculo, la tiraron al suelo y uno de ellos, la emprendió a porrazos, causándole hematomas de 20 centímetros, mientras, le ponía la rodilla en la cara dejándola inmovilizada por completo. En el calabozo se burlaron de ella y la insultaron”, detallan en la nota.

A otro miembro de Derechos Civiles “también lo detuvieron mientras estaba llamando a sus amigos, a los cuales había perdido tras producirse una de las cargas, sin mediar palabra lo tiraron al suelo le redujeron golpeándole varias veces causándole un hematoma en la cara, le pusieron contra la pared y lo trasladaron a calabozos”, continúa el relato del colectivo.

Por último, el Grupo de Derechos Civiles del 15M denuncia “estas prácticas” que consideran “vulneran los derechos humanos”.

24 junio, 2015

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR