Mundo #RepúblicaCAT

50.000 independentistas llenarán las calles de Bruselas el jueves 7 de diciembre

El movimiento Omplim Brussel·las llega a la capital belga para intentar internacionalizar aún más las reivindicaciones del independentismo y reclamar la libertad de los presos políticos y el derecho a decidir de Catalunya
| 6 diciembre, 2017 12.12
50.000 independentistas llenarán las calles de Bruselas el jueves 7 de diciembre
Foto: ANC

El movimiento independentista, sea cual sea su sino será recordado por su esencia performática. Grandes manifestaciones estéticamente alejadas de las que por costumbre se ven en las ciudades del Estado español, han sido llevadas a cabo desde hace siete años por los y las partidarias del derecho a la autodeterminación. Con todo, el grado sumo de esa dinámica de concentraciones, movilizaciones y manifestaciones puede llegar el jueves 7 de diciembre en Bruselas.

El movimiento Omplim Brussel·les (OB), llenemos Bruselas, nació a principios del pasado noviembre cuando Carles Puigdemont, Meritxell Serret, Dolors Ponsatí, Lluís Puig y Toni Comín se exiliaron en Bruselas el 30 de octubre. Surgido desde la Assemblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural, el objetivo de OB es llevar a cabo una gran concentración que consiga externalizar aún más el conflicto de Catalunya con el Estado español. Además, reclamarán la libertad de los presos políticos y el derecho a decidir de Catalunya.

El movimiento se ha vehiculado a través de las redes sociales reuniendo a casi 45.000 personas en plataformas como Telegram o alcanzado los 34.000 seguidores en redes sociales como Twitter. Pese a todo, todavía no se pueden confirmar el número de personas que asistirán a la capital europea, pero según el diario La Libre, la policía belga estima que unas 50.000 personas estarán presentes el día 7 de diciembre en la ciudad.

Se ve, en el uso de las nuevas tecnologías, otro de los elementos centrales del independentismo: el desarrollo de una maquinaria virtual engrasada a la perfección. Si no es de este modo, no se explica que la mañana del 6 de diciembre, a través del canal de Telegram de la ANC, Puigdemont enviara a las personas que han viajado hasta Bruselas nada menos que una nota de voz. En ella el presidente de la Generalitat en el exilio saludaba a quienes estaban viajando a la capital belga y afirmaba que “os esperamos con los brazos abiertos (…) necesitamos vuestro apoyo”. “Nos llenaréis el corazón de alegría, y espero que también de color amarillo, porque debéis tener claro que aquí no está prohibido”, añadía Puigdemont.

Para hacer efectiva la manifestación se ha llevado a cabo una importante tarea logística que incluye vuelos, autocares y lugares en los que pernoctar. Es por ello por lo que el 7 de diciembre todo está dispuesto para que miles de catalanes y catalanas expresen su malestar. La manifestación empezará a las 10.30 horas en el Parc du Cinquantennaire, sin embargo, la marcha no se iniciará hasta las 11.30 horas. A las 11.30 la comitiva llegará a la Place Jean Rey, donde de 12.30 a 14.00 efectuarán un acto político.

Quizás no será la manifestación más numerosa, pero por dos hechos tal vez sí la más importante: pocos movimientos pueden desplazar a 50.000 personas a más de 1.200 kilómetros de sus casas y pocos movimientos pueden hacerlo con la misma capacidad logística.

Todo ello cuando quedan apenas dos semanas para que se produzcan las elecciones del 21 de diciembre, un nuevo plebiscito para el independentismo.

6 diciembre, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR