Mundo

2017, un año terrible para Palestina, un año de avances para la ocupación

Al final de 2017 había en las cárceles israelíes 6.500 palestinos y palestinas, 350 son menores de 18 años y 58 mujeres (entre ellas 9 niñas). La Autoridad palestina y las organizaciones destacan asimismo que 700 de las personas presas sufren algún tipo de enfermedad y están en peligro por la negligencia médica que se vive en las prisiones israelíes, que hay 22 periodistas entre rejas y que de los 450 casos de detenciones administrativas, en las que no se presentan cargos ni se realizan juicios, hay menores de edad.
| 3 enero, 2018 07.01
2017, un año terrible para Palestina, un año de avances para la ocupación
Foto: HV

2017 cerró en los territorios palestinos bajo ocupación israelí desde 1967, esto es, la franja de Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este, con 94 palestinos y palestinas asesinadas por las fuerzas israelíes, incluidos 16 niños y dos mujeres. Estos fueron algunos de los datos aportados por el Centro Abdallah Al Hourani de Estudios y Documentación para la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en su labor de monitoreo y documentación de las violaciones de los derechos humanos y acciones de contexto de abuso de poder y uso excesivo de la fuerza.

El informe del centro para la OLP señala que Israel sigue manteniendo los cuerpos de 15 de los palestinos asesinados en “violación flagrante del derecho internacional humanitario”. En cuanto al número de heridos, el mes de julio de 2017, cuando las autoridades israelíes decidieron colocar puertas electrónicas en las entradas de la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén Este y el mes último de diciembre tras el anuncio de Trump declarando Jerusalén como capital israelí, fueron los más convulsos. En total, 8.300 ciudadanos y ciudadanas palestinas fueron heridas, en su mayoría por inhalación de gases lacrimógenos tóxicos usados para dispersar las protestas.

Por su parte, la Autoridad palestina para Asuntos de Prisioneros y Prisioneras, junto a las organizaciones del Club del Prisionero y Prisionera de Palestina, Addameer para la defensa de los Derechos Humanos y del Prisionero y el Centro Al-Mezan de Derechos Humanos informaron que Israel detuvo en 2017 un total de 6.742 personas. Entre estas hubo 1.467 menores, 156 mujeres, 25 periodistas y 14 diputados y diputadas.

Así, al final de 2017 había en las cárceles israelíes 6.500 palestinos y palestinas, 350 son menores de 18 años y 58 mujeres (entre ellas 9 niñas). La Autoridad palestina y las organizaciones destacan asimismo que 700 de las personas presas sufren algún tipo de enfermedad y están en peligro por la negligencia médica que se vive en las prisiones israelíes, que hay 22 periodistas entre rejas y que de los 450 casos de detenciones administrativas, en las que no se presentan cargos ni se realizan juicios, hay menores de edad.

“Israel es el único país en el mundo que procesa y condena entre 500 y 700 niños cada año en tribunales militares.- Advierte Defense for Children International en Palestina.- Estos niños comúnmente denuncian abuso físico y verbal desde el momento de su arresto, y coacción y amenazas durante los interrogatorios”.

Al igual que la detención administrativa, el arresto de figuras políticas se considera en contravención de las convenciones y tratados internacionales. Israel, sin embargo, mantiene a 10 de estas detenidas. Jalida Yarrar, diputada palestina, miembro del Consejo Legislativo palestino y jefa del comité del mismo para asuntos de prisioneros y prisioneras, es una de ellas y ha visto recientemente cómo las autoridades israelíes extendían su detención una vez más.

La colonización de Jerusalén Este y Cisjordania avanza

Si la franja de Gaza agoniza con el que se ha tildado como el peor año del bloqueo israelí, Cisjordania y Jerusalén Este han sido en 2017 escenario del incremento de la violencia de colonos israelíes contra palestinos y de una política feroz de construcción de colonias ilegales.

La OCHA, Oficina de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, registró hasta 150 ataques de colonos, con 48 palestinos y palestinas heridas, y más de 5.600 árboles frutales palestinos vandalizados por colonos. Las cifras del Centro Abdallah Al Horani son mayores y añaden que los ataques de colonos “bajo la protección del Ejército de la ocupación sionista” provocaron la muerte de dos ciudadanos palestinos y dejaron heridas a 96 personas, incluidas cuatro personas disparadas por colonos. Además de los 35 intentos de atropello contra palestinos en Cisjordania y Jerusalén Este, el centro recuerda que en junio de 2017 un grupo de colonos secuestraron a un niño palestino de 8 años cerca de la localidad de Beit Furik, al este de Nablus, y que este sufrió torturas.

Con 16.800 nuevas unidades de viviendas aprobadas en las colonias israelíes, 2017 destaca por ser un año con un aumento significativo en el ritmo de construcción y expansión de asentamientos en los territorios palestinos. Un tercio de la construcción de estas colonias está prevista solo en Jerusalén. Y las intenciones también cuentan. Unas semanas después del anuncio de Trump que declaraba Jerusalén capital de Israel, el Ministro de Construcción y Vivienda de Israel anunció un plan para un “millón” de unidades en Cisjordania y Jerusalén durante los siguientes 20 años, entre un 20 y un 30% en la ciudad de Jerusalén, dentro del llamado Proyecto “Gran Jerusalén”.

El informe del centro Abdallah Al Horani para la OLP entrevé las intenciones israelíes de separar definitivamente Jerusalén de las localidades palestinas del norte, y con la ciudad de Belén. Como precedente “más peligroso” subraya que el ministro israelí de Defensa, Avigdor Lieberman, decidió en 2017 dar a los colonos “el derecho a establecer su propio municipio en Hebrón”, localidad palestina severamente castigada por la presencia de colonias israelíes.

Comenzando 2018

Para comenzar el nuevo año, 2018, el Comité Central del partido Likud del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se adhirió este lunes 1 de enero de forma unánime a una resolución que busca la anexión de todas las colonias israelíes, ilegales ante la ley internacional, en Cisjordania.

El presidente palestino, Mahmud Abbas, dijo en un comunicado que este año 2018 va a tomar “decisiones importantes” con vistas a que Israel “pague por sus violaciones sistemáticas de la ley internacional”. Abbas aseguró que también se van a volver a considerar acuerdos firmados con Israel en un contexto en el que el partido Likud de Netanyahu toma decisiones “que no cabrían sin el apoyo total de la administración estadounidense”.

Abbas apunta a EEUU como responsable por “haber rechazado condenar los asentamientos coloniales, así como los ataques sistemáticos y crímenes de la ocupación israelí contra el pueblo de Palestina”.

“El gobierno Israelí, con el total apoyo de la administración de EEUU, no está interesado en una paz justa y duradera, sino en consolidar un régimen de Apartheid en toda la Palestina histórica.- Denunció el presidente palestino.- Pero los esfuerzos israelíes por matar las oportunidades de paz se encontrarán con más determinación y tenacidad. Ningún pueblo en el mundo ha aceptado vivir como esclavos y el pueblo palestino no va a ser el primero en aceptar eso”.

El año 2018 comenzó y, con él, el 70º aniversario de la Nakba palestina. Un año en el que se esperan actividades enfocadas a resaltar la historia interrumpida del pueblo palestino en sus aspiraciones nacionalistas con el establecimiento del Estado de Israel y la expulsión de sus habitantes originarios.

3 enero, 2018

Autor/Autora

Licenciada en Periodismo. Especializada en Seguridad en Mediterráneo y Oriente Medio. @itxaP


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR