Movimientos

Lucha social, protestas y propuestas, la reivindicación desde abajo a la izquierda.

Economía

Crisis y resistencias, economía alternativa y solidaria, finanzas éticas, luchas obreras…

Ecología

Medio ambiente, agroecología, salud, defensa del territorio, conflictos del agua…

Culturas

Cultura libre, mediactivismo, nuevas tecnologías, lenguas, arte, saberes…

Altavoz

Opiniones y otras firmas. Espacio abierto al pensamiento disidente.

Home » Destacados, Ecología, Especial Artieda No Rebla

Acto contra Yesa para celebrar la asamblea de COAGRET

Enviado por el 26 febrero, 2012

La asamblea de COAGRET celebrada este sábado en Jaca ha finalizado con un acto organizado por la Asociación Río Aragón y COAGRET en la mañana de hoy domingo en las inmediaciones de Artieda para denunciar la inutilidad de las obras del viaducto que conecta la rotonda de la autovía Huesca Pamplona con la carretera de Sos.

El proyecto contempla la reposición de unos 8 km, entre ellos este viaducto de 1 km aproximadamente, para salvar el río Aragón. Es un proyecto que se corresponde con el recrecimiento a cota máxima, sin tener en cuenta el actual proyecto a cota media, y cuyo coste asciende de momento a más de 11 millones de euros.

Este acto viene motivado por las expropiaciones que se prevé llevar a cabo el próximo miércoles 29 de febrero en Artieda.

Con este acto Río Aragón y COAGRET denuncian el disparate en el que se está convirtiendo el recrecimiento de Yesa, en el que se continúan enterrando millones de euros sin ninguna justificación. Sin embargo,mientras tanto hay un tramo que correspondería con las reposiciones de la autovía entre Escó y Tiermas que todavía no está licitado. La obra implica también una alteración importante del Camino de Santiago entre Artieda y Ruesta.

Han mostrado una vez su profunda indignación porque se siga insistiendo con las obras del recrecimiento de Yesa, en el que ya se han gastado más de cien millones de euros, cuando el actual embalse escasamente llega actualmente al 50% de su capacidad. El recrecimiento se corresponde a un modelo de obra pública que derrocha cientos de millones de dinero público, con total ausencia de los más elementales principios de racionalidad en la gestión pública. Con estos primeros cien millones tirados a la basura hubiera podido ser posible construir las suficientes balsas laterales, que constituyen una alternativa mucho más barata y sin los impactos económicos y sociales que provoca el recrecimiento.

Share