Movimientos

Lucha social, protestas y propuestas, la reivindicación desde abajo a la izquierda.

Economía

Crisis y resistencias, economía alternativa y solidaria, finanzas éticas, luchas obreras…

Ecología

Medio ambiente, agroecología, salud, defensa del territorio, conflictos del agua…

Culturas

Cultura libre, mediactivismo, nuevas tecnologías, lenguas, arte, saberes…

Altavoz

Opiniones y otras firmas. Espacio abierto al pensamiento disidente.

Home » Destacados, Economía, Especial En Defensa de la Educación Pública

La Consejería de educación ataca a las AMPAS de la pública

Enviado por el 20 enero, 2012

La Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte ha dado orden de desalojar  la sala que FAPAR tenía asignada como archivo y sala de reuniones para concederle su uso a FECAPARAGÓN, representantes de las familias cristianas de los centros concertados, en un claro ataque a la participación de las familias de la Escuela Pública de esta Comunidad y a la Federación que las representa.

Ante esta situación, FAPAR quiere denunciar ante la opinión pública lo siguiente.

1.   Esta Federación tiene asociadas 403 APAs y varias más en trámite, frente a las 72 que tiene FECAPARAGÓN

2.   Esta Federación ha intentado ser escuchada por la Administración, solicitando  varias reuniones, sin éxito hasta la fecha, para hablar de las necesidades de espacio de cada organización, buscando alternativas viables, que existen, para que ambas Federaciones puedan disponer de espacios dignos, que nos permitan a todas, y en particular a nosotros seguir desarrollando nuestro trabajo en función del nivel de representatividad que ostentamos y las necesidades existentes que cada una tenemos.

3.   Esta Federación tiene una historia de más de 30 años trabajando por la Escuela Pública y desde el año 1993, la Administración educativa, nos concedió diferentes espacios, de los que en la actualidad solo disponemos de una sala para oficina y otra para almacén- archivo, empleada esta última desde la remodelación del edificio de Participación “Rosa Arjó”, hace cinco años, también como sala de reuniones, no sólo para nuestra organización, sino para otras que así lo demandan, como por ejemplo, la Plataforma por la Escuela Pública.

4.   Desde su constitución, esta Federación, ha trabajado por y para la Escuela Pública, respetando otras opciones y conviviendo con ellas, por lo que no entendemos esta confrontación, absolutamente innecesaria y gratuita, que se plantea en estos momentos.

5.   La falta de sensibilidad, planificación y el autoritarismo demostrado en la gestión de este tema, plasman el desprecio que esta Administración, en particular la Secretaría General Técnica, siente por la Escuela Pública, por las familias de la Escuela Pública y por FAPAR en particular. De otra manera no se entendería que la Administración haya actuado intentando en primera instancia desalojar a la Junta de Personal de Zaragoza, que tienen la legítima representación del profesorado, y ahora a FAPAR, que representamos a más de 100.000 familias de esta Comunidad, en favor de FECAPARAGÓN

6.   En el proceso seguido, no sólo se ha despreciado a FAPAR sino también la opinión de la Directora Provincial de Educación de Zaragoza, quien entendió que no era necesario que FAPAR prescindiera de sus espacios y que había otras alternativas para FECAPARAGÓN y así lo puso de manifiesto.

7.   Lamentamos profundamente, que habiendo temas trascendentales en el ámbito educativo, se pierda el tiempo y las energías en confrontaciones entre las familias de la escuela pública y la concertada.

8.   No queremos pensar que este ataque hacia FAPAR tenga relación alguna con las diferencias de opinión manifestadas repetidamente entre esta organización y la nueva Administración en diferentes temas educativos, pues en una sociedad democrática, entendemos que la discrepancia es legítima y FAPAR siempre la ha ejercido desde el respeto y diálogo como bases de convivencia imprescindibles, que vamos a seguir desarrollando.

9.   Finalmente, reiterar, ante la opinión pública, que esta Federación no cejará en su empeño de trabajar por la Escuela Pública,  confiando en que la Administración pueda reflexionar sobre su decisión, y sea capaz de reconducir una situación que no va a beneficiar a nadie y de la que FAPAR no se siente responsable, sino víctima

La Junta Directiva de FAPAR

Share