Economía #8MHuelgaFeminista

¿Hace falta una huelga feminista? [SPOILER: Sí]

Esta huelga quiere ir más allá, quiere desbordar el concepto de huelga tradicional, reducida al trabajo asalariado. Para ello, además de la huelga laboral, se hará huelga también en el ámbito de cuidados y de consumo.
| 18 enero, 2018 07.01

“Sin nosotras no se produce ni se reproduce nada”, ha expresado Justa Montero tras el segundo encuentro estatal del movimiento feminista. A lo largo de todo el fin de semana del 13 y el 14 de enero, más de 400 mujeres se han reunido para avanzar en la preparación de una movilización en todos los ámbitos y ya es oficial: la huelga feminista ha quedado convocada para el próximo 8 de marzo. Después de meses de organización tanto a nivel estatal como territorial, el lanzamiento se ha realizado en Zaragoza, como culminación del segundo encuentro estatal de preparación de esta huelga.

El objetivo de la huelga es “pararlo todo”, desde el ámbito laboral hasta el estudiantil, pasando por el consumo y el trabajo de cuidados.

En la presentación de este llamamiento a los medios el movimiento feminista han estado acompañado de varias activistas que han participado en experiencias de huelga previas: las trabajadoras de las residencias de Bizkaia, que consiguieron un acuerdo colectivo tras 370 días de lucha, una militante del Movimiento feminista de Zaragoza, que siguió la convocatoria mundial de huelga feminista en 2000 y 2001, una activista italiana del movimiento Non una di meno que convocó una huelga de similares características el 8 de marzo pasado y una activista del colectivo zaragozano Trabajadoras del Hogar.

El movimiento feminista ha emprendido conversaciones con los sindicatos a nivel estatal y de distinto ámbito territorial, y se muestra optimista en que se sumen a la convocatoria apoyándola.

Pero esta huelga quiere ir más allá, busca desbordar el concepto de huelga tradicional, reducida al trabajo asalariado, y poner en el centro el papel de las de las más oprimidas, a menudo relegado a lugares de precariedad e invisibilidad. Para ello, además de la huelga laboral, se hará huelga también en el ámbito de cuidados y de consumo.

El movimiento feminista ha denunciado una sociedad patriarcal y capitalista, racista y cisheteronormativa, y ha puesto sobre la mesa las demandas de la Huelga Feminista: el fin de la violencia machista en todos los ámbitos de la sociedad, el reparto justo del empleo, de los cuidados y de las riquezas.

18 enero, 2018

Autor/Autora

Periodista y videorealizadora en Zero Grados y AraInfo. Integrante del Consello d'AraInfo. @Rocio_Duran_


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR