Movimientos

El manifiesto contra el feminismo puritano, el patriarcado ataca de nuevo

Hace unos días más de un centener de artistas francesas publicaron un manifiesto en el que defendían la ‘libertad de importunar’ de los hombres y aseguraban que el feminismo actual y campañas como el #metoo colocan a las mujeres en la posición de víctimas eternas
| 11 enero, 2018 20.01
El manifiesto contra el feminismo puritano, el patriarcado ataca de nuevo

En tiempos de guerra, cualquier estrategia vale para atacar un movimiento fuerte y en crecimiento que a cada paso hace temblar las bases del enemigo. En los últimos días hemos podido ver como a la vez que unas 300 actrices teñían de negro la alfombra roja para denunciar las agresiones machistas, al otro lado del charco, otro centenar de personalidades del artisteo francés publicaban un manifiesto contra el “puritanismo” del #metoo y defendían “la libertad de importunar”.

El neoliberalismo es lo que tiene, que tan pronto una es libre de denunciar su agresión como de que tu agresor te “importune” o te “ofenda”. Y es que para personalidades francesas como la actriz Catherine Deneuve o la filósofa Peggy Sastre “La violación es un crimen. Pero el coqueteo insistente o torpe no es un crimen, ni la galantería es una agresión machista”.

En el manifiesto que publicaron en Le Monde explican algo así como que campañas como el #metoo generan un “puritanismo” en el que se coloca a las mujeres en la posición de víctimas eternas, “pobres pequeñas cosas bajo la influencia de demoníacos machistas”, explican. Un argumento que incluso podría llegar a ser tenido en cuenta en la crítica feminista si no fuera porque aparece adornado de una serie de explicaciones que bailan entre el horror y la parodia.

Dedican mucho texto a explicar, por ejemplo, cómo el impulso sexual es “por naturaleza ofensivo y salvaje” y que, por lo tanto, debemos estar alerta y aprender a responder a esta inevitable libertad de los hombres sin caer en “el papel de la presa”. Las víctimas para ellas son aquellos pobres hombres que son “sancionados en el ejercicio de su profesión, obligados a renunciar, etc.; mientras que ellos solo se equivocaron al tocar una rodilla, tratar de robar un beso, hablar sobre cosas íntimas en una cena de negocios, o enviar mensajes sexualmente explícitos a una mujer que no se sintió atraída por el otro”. Y nosotras, las malas feministas, somos unas ingenuas que no conocemos la verdadera naturaleza de los hombres. Resulta irónico que nos llamen puritanas cuando son ellas las que nos responden con un discurso tan esencialista y rancio que cuesta escuchar en estos días de Twitter y Netflix.

“Como mujeres, no nos reconocemos en este feminismo que, más allá de la denuncia de los abusos de poder, toma el rostro del odio hacia los hombres y la sexualidad. Creemos que la libertad de decir no a una propuesta sexual no existe sin la libertad de importunar”, estas mujeres llaman a esto feminismo, pero se parece mucho más al neoliberalismo voraz que nos hace pensar que la libertad es posible con solo pensarla.

A mí me cuesta creer que pueda existir un contexto en el que una pueda expresar su libertad para decir no a una propuesta sexual mientras se encuentra en constante alerta y en tensión por un posible impulso sexual incontrolable. De hecho, diría que ese contexto se parece mucho al actual y que gracias a ese feminismo puritano del que hablan y las redes de apoyo entre oprimidas es posible luchar contra el machismo desde un lugar de resistencia y oposición y, por supuesto, defendiendonos cómo víctimas de un sistema que nos odia.

Simone de Beauvoir acertó de lleno “El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos” pero no nos confundamos, ellas no son el enemigo. Descreditar este discurso es necesario, y ciertamente saludable pero quien es fuerte y cuenta con aliadas es el que se siente impune al tocar esa rodilla equivocada, el que en plena cena de negocios nos pregunta por nuestra vida personal y el que nos envía mensajitos sexuales después de haberle dicho que no.

11 enero, 2018

Autor/Autora

Periodista y videorealizadora en Zero Grados y AraInfo. Integrante del Consello d'AraInfo. @Rocio_Duran_


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR