zLISTA Culturas Culturas

El Festival Protesta se consolida como espacio creador de pensamiento crítico

Unas 1.700 personas han pasado por el Festival Protesta 2017 en el que los cortos ganadores han sido Box Girls, Frontera invisible y 3 gramos de fe. Bunkers se ha llevado la mención especial del festival
| 30 octubre, 2017 17.10
El Festival Protesta se consolida como espacio creador de pensamiento crítico

El Festival Protesta ha cerrado su quinta edición con una Fiesta de las Artes, que reunió en el escenario artistas de diferentes disciplinas. En el acto, que tuvo lugar en el Teatro Atlántida de Vic, se entregaron los premios de la edición de este año. La final del festival inició con la lectura de un texto de Jon Berguer, sobre desobediencia, y con una cacerolada en directo emulando las muestras espontáneas que durante semanas se han vivido en los balcones y ventanas de toda Catalunya.

Uno de los momentos que más expectación generó la final del festival fue la aparición en el escenario de la Paquita, la abuela octogenaria que protagoniza el spot de esta edición del festival. Con un spray en la mano pintó el dibujo construido con cajas de cartón en un gesto de denuncia hacia la censura en el mundo del arte, temática entorno a la que se han centrado algunas de las actividades paralelas del festival.

Los filmes ganadores

Los ganadores de la edición de este año se entregaron en el ecuador del acto final del festival. El premio al mejor documental fue para “Box Girls”, de Jaime Murciego, ambientada en Kariobangi, Kenia, explica cómo la escuela “Boxgirls Kenia” intenta dar herramientas a las chicas para mejorar su situación en un entorno de pobreza, crimen, drogas, violaciones y otros abusos. En la categoría de documental de ficción, el ganador fue3 gramos de fe”, de José A. Campos, que hace una dura crítica a los desahucios a través de la historia de María, que al verse entre la espada y la pared toma una decisión insólita para salvar su casa. El documental más valorado por el público fue “Frontera invisible”, de Nicolás Richat. El testimonio de comunidades colombianas que ven como la fiebre del aceite de palma arrasa hábitats naturales y los expulsa de su tierra que acaba concentrada en manos de grandes corporaciones, todo en nombre de la producción de combustible verde. El festival también hizo una mención especial al cortometraje “Bunkers”, de Anne-Claire Adet, una historia sofocante de cómo los y las solicitantes de asilo político a Ginebra alojan en bunkers bajo tierra a la espera de una resolución.

Las y los miembros del jurado de la edición de este año han sido Olga Capdevila, ilustradora; Valentín Oliveras, director de programación del Clam, Festival Internacional de Cinema Social de Catalunya; David Fontseca, realizador de documentales y de programas de televisión; Julia Barceló, actriz; Adrià Bas, periodista y guionista del programa “Preguntes freents” de TV3 y Najat El Hachmi, escritora y mediadora cultural. Todos y todas ellas estuvieron en el escenario del Protesta e hicieron un “speech corner”, con discursos que giraron en torno al arte como forma de protesta.

El arte y la cultura como refugio

El acto final puso de manifiesto la vocación que tiene el Festival Protesta como espacio creador de pensamiento crítico. En cinco años el festival se ha consolidado y ha crecido -en público y en proyecciones-, manteniendo la apuesta hacia el cine como herramienta de transformación social y reivindicando la descentralización y el acceso universal a la cultura.

En un momento en que salas de cine y de teatro de toda Catalunya están notando un descenso importante en cantidad de público, el Festival Protesta ha conseguido mantener una constante de público en la edición más ambiciosa de este festival de cine de crítica social. En total 11 largometrajes, entre los cuales tres estrenos en Catalunya, se proyectaron durante los días del festival. Los filmes que generaron más expectación fueron “Waste land” y “Saving Banksy”, que pusieron sobre la mesa los límites del arte.

Durante nueve días los espacios Protesta se han llenado de personas que buscaban espacios de reflexión y de transformación social. En el momento político actual, el festival se ha erigido como un espacio refugio. Desde el festival ya se ha anunciado una nueva edición para el próximo año.

30 octubre, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR